Un amor clandestino y un vestido que la hacía parecer desnuda: la noche que Marilyn soñó con enamorar a Kennedy para siempre

El presidente de los Estados Unidos y la actriz más deseada del mundo habían comenzado su romance oculto solo tres meses antes. Ella deseaba seducirlo para siempre a pesar de que él le había dicho que jamás sería la Primera Dama Por eso, quería brillar y deslumbrarlo en el Madison Square Garden. El vestido, cosido sobre su cuerpo, hizo aullar a la multitud mientras cantó el “Happy Birthday Mr. President”. La reacción de Kennedy, la gala cargada de erotismo y el final de una prenda icónica

TE PUEDE INTERESAR