Matías con todos sus trofeos en su casa de Lanús.
Matías con todos sus trofeos en su casa de Lanús.

Salvando las distancias, la historia de Matías Del Biondo (17) se asemeja en un punto a la que vivió Lionel Messi (31) cuando tenía su misma edad. A Leo, la selección de España le ofrecía un lugar en el equipo si se nacionalizaba. La misma situación es la que vive hoy el joven judoca que se entrena en el club Lanús y que hace una semana, luego de salir campeón en Bariloche (categoría cadete, sub 18 -73 kilos), quedó posicionado como el mejor argentino en su categoría. Como Matías carece de recursos para costearse los viajes y competir en el exterior, está analizando seriamente las ofertas que le plantean para radicarse en el exterior. "Me hablaron de Brasil, Colombia y México. Quieren que me entrene ahí y los represente en Mundiales o en algún Juego Olímpico. Pero voy a intentar hasta el final competir para la Argentina. Siempre soñé con ganar una medalla en un Juego Olímpico y ver en alto la bandera celeste y blanca con nuestro himno de fondo. No quiero que nadie me quite esa ilusión", confiesa Matías.

Sueña con representar al país en los Juegos Olímpicos de Francia 2024
Sueña con representar al país en los Juegos Olímpicos de Francia 2024

GRITO DESESPERADO. Matías compite en un deporte amateur, en la categoría Menores Cadetes. Cuando se dio cuenta de que le es imposible pagarse los traslados a Perú y al Panamericano de Colombia –que le permitirían clasificarse al próximo Mundial, a disputarse en diciembre de este año en sede a designar–, escribió en su cuenta de Instagram @mdelbiondo: "Hace seis años que estoy en la Selección Argentina y hace dos que con mi mamá nos cuesta muchísimo solventar mi participación. Antes de ayer me dieron la oportunidad de entrar en un torneo Panamericano en Lima, Perú, con la Selección Argentina de judo. Se va a hacer desde el 30 de mayo al 3 de junio, pero no tengo el dinero para viajar. Para poder lograrlo se nos ocurrió hacer una rifa que costará 100 pesos. Gracias a todos por ayudarme".

Junto a su mamá Anabella y su papá Cristian, la persona que lo incentivó para que sea judoka
Junto a su mamá Anabella y su papá Cristian, la persona que lo incentivó para que sea judoka

La publicación conmovió tanto que sus compañeros del colegio Juan Manuel Estrada le compraron todos los números y gracias a lo recaudado podrá viajar. El tema será cuando llegue el turno de ir a Colombia.

Matías comenzó con el judo a los cinco años cuando Cristian, su papá, lo llevó por primera vez a practicarlo. Y aunque mucho no le gustaba, enseguida comenzó a ganar títulos. En sus vitrinas atesora más de cien medallas y trofeos. Fue campeón Nacional, Panamericano y Sudamericano, pero a sus diecisiete años no puede obtener una beca de la Secretaría de Deportes. Hoy su actividad se solventa con la ayuda de Anabela, su mamá, que trabaja como empleada administrativa (su padre murió hace dos años), el aporte del club Lanús, que le brinda las instalaciones sin cargo, y la colaboración que hace Pablo, su padrino. Cuando nos vamos, el Messi del judo agradece: "Entreno todos los días mientras termino el secundario. Por eso me resulta imposible buscar un trabajo. Ojalá aparezca algún sponsor, así puedo estar en el Mundial y empezar a soñar con la medalla de oro en París 2024".

Por Sergio Oviedo.