Diego Torres, Lali Espósito, Wisin (Foto Alejandro Carra/GENTE
Diego Torres, Lali Espósito, Wisin (Foto Alejandro Carra/GENTE

Aunque es la primera vez que trabajan juntos, la química entre ellos fluye como si se conocieran de toda la vida. Faltan pocos días para que se estrene Talento FOX; los cantantes argentinos Lali Espósito (26) y Diego Torres (47) y el ícono puertorriqueño de la música latina urbana Wisin (en rigor, Juan Luis Morera Luna, 39) ensayan una versión del tema Iguales, que será la cortina del programa. Lo que se ve arriba del escenario es una pequeña muestra de camaradería y complicidad. "Me llevo muy bien con Lali, pero con Diego lamentablemente no hay feeling… ¿Qué puedo hacer?", bromea Wisin.

Diego Torres, Lali Espósito, Wisin ensayando el tema de apertura del Talento Fox (Foto GENTE
Diego Torres, Lali Espósito, Wisin ensayando el tema de apertura del Talento Fox (Foto GENTE

Pasadas las risas, explica: "Siempre que uno se junta con gente talentosa, cosas buenas pasan. Lo nuestro ha sido muy orgánico", comenta en referencia a la dinámica que encontraron en los estudios Kuarzo.

Lali lo mira con admiración y, fiel a su frescura, acota: "A mí me da mucho orgullo poder trabajar con artistas como Diego y Wisin. No lo digo de chupamedias. ¿Quién no admira a Wisin? Es un artista súper influyente. ¿Y a Diego? Tiene una carrera increíble y unos temazos. Es realmente un lujo. Siento que voy a aprender un montón de las devoluciones que les hagan a los participantes".

Diego sonríe y agrega: "Logramos una buena conexión, y eso no siempre pasa. Si bien el programa es un pretexto de un show de voces, en el fondo lo que queremos es transformar la vida de la gente que va a pasar por acá", redondea.

Diego Torres, Lali Espósito, Wisin (Foto Alejandro Carra/ GENTE
Diego Torres, Lali Espósito, Wisin (Foto Alejandro Carra/ GENTE

–¿Desde qué lado les harán sus aportes a los participantes?

Wisin: Desde la verdad. Uno está acostumbrado a que, cuando tiene éxito o es talentoso, los demás lo adulen. Eso está chévere, pero nosotros vamos a intentar ser honestos, porque el mundo al que se van a enfrentar estos jóvenes está lleno de crueldad y necesitan encontrarse preparados.
Lali: Hay una característica que nos une: los tres tenemos conciencia del otro ser. Presentarte a un casting no es fácil, y que te digan que "no", tampoco. Por eso, nuestra prioridad es pensar: "¿Cómo le vamos a hablar a un joven con sueños?". Siento que lo haremos desde un lugar muy humano, con amor. Wisin puede aportar su visión como productor, Diego sabe mucho de técnica vocal y sobre la tarea de componer, y yo intentaré trasladarles mis varios años de trabajo desde pequeña. Porque no se trata solamente de cantar. Es estar frente a una cámara, aguantar la presión, desenvolverse frente al público… Son un montón de factores que los participantes tendrán que sortear, además del trauma, el miedo o el conflicto que los trajo a Talento Fox, que son el diferencial del programa.

Diego Torres, Lali Espósito, Wisin en pleno ensayo de Talengo Fox (Foto Alejandro Carra/ GENTE
Diego Torres, Lali Espósito, Wisin en pleno ensayo de Talengo Fox (Foto Alejandro Carra/ GENTE

–Hablan de miedos… ¿Se acuerdan cuáles los abordaron al comienzo de sus carreras?

W: Cuando arranqué con esto, hace ya muchos años, me bullearon ("me hicieron bullying"). Nadie creía en mi género. Todo el mundo me decía: "Es pasajero". Si me hubiera dejado llevar por aquellos comentarios, hoy no estaría aquí. Para hacer grandes cosas necesitas sentirte emocionalmente bien. No hablo sólo de la música, sino de cualquier profesión.
L: Cuando grabé mi primer disco solista, que fue de manera independiente, no paraban de decirme que estaba loca, que ese tipo de pop no era para Sudamérica, y un montón de cosas que me asustaban y me hacían dudar. Pero aprendí que cuando lográs trascender esas situaciones y vas por lo tuyo, no te para nadie.
Diego: (Piensa)… Uno va cambiando, y con eso, sus miedos. En algún punto, esta profesión se parece a la medicina: siempre tenés que estar actualizándote, porque todo va evolucionando. Hay que reinventarse. Mi música no es la misma desde que empecé. Uno se va abriendo, rompiendo barreras y prejuicios.

–El programa se llama Talento FOX. ¿Se puede triunfar sin talento?

D: Un artista no es solamente talento (dice mientras extiende la palma de la mano izquierda y cierra el puño de la derecha). Garra (mano izquierda) se come al talento (puño cerrado). El camino se hace con trabajo.
L: Totalmente de acuerdo. La técnica se mejora. Si naciste con un don para cantar y no sabés cómo desarrollarlo, eso lo laburás. Lo que no se trabaja es la calidad humana, ya que viene con cada uno. No se compra: se tiene o no. Mi mamá suele repetirme: "A mí me encanta que me digan 'qué bien canta tu hija', pero mucho más me gusta cuando escucho '¡qué educada!' o '¡qué buena persona es!'". Hay personas con mucho talento que carecen de esa cualidad.
W: Varios talentosos terminan estrellados en la música. Son vocalmente gigantes, quieren darle al público lo mejor de sí, y eso no está mal. Sin embargo, hay gente no tan talentosa que decide enfocarse en darles a millones de personas lo que quieren escuchar. Esa es una gran diferencia. A veces nos encerramos en el talento, en el "yo soy grande", y no entendemos que estamos viviendo en un mundo cambiante, donde el público quiere y necesita ver cosas cada vez más imponentes.

–Después de tantos años de trabajo, ¿cómo hacen para no marearse con el éxito?

D: A mí me encanta Lali, porque empezó trabajando de muy chiquita y capitalizó todo eso: tiene oficio, picardía, es profesional… Muchos condimentos lindos. Por otro lado, tanto para Wisin como para mí, que desde hace tantos años nos dedicamos a esto, es como aburrido creérsela. Para nosotros resulta mucho más natural ser como somos. La pasamos mejor así.
W: Estamos viviendo en un mundo donde lamentablemente no respetamos a los artistas hasta que no tienen éxito. Eso es un error. Cuando uno lleva mucho tiempo en la música quiere un Grammy, un Billboard… y eso me parece increíble. No obstante, yo creo que el mejor premio es ser la herramienta para que otra persona crezca. Ello al margen de entender, además, que todavía falta mucho por hacer, que no hiciste todo.
L: ¡Sos lo más, Wisin!

Diego Torres, Lali Espósito, Wisin se divierten trabajando (Foto Alejandro Carra/GENTE
Diego Torres, Lali Espósito, Wisin se divierten trabajando (Foto Alejandro Carra/GENTE

–¿Qué significa la música para ustedes?

L:Yo ni siquiera me animo a esbozar algo referido a cómo sería el mundo si no existiera la música. Es tan sanadora… Esa es una buena palabra para definirla.
W: Para mí es un bálsamo. Desde mi rol de productor, he aprendido que en la música hay cabida para todo el mundo. Ella nos da la libertad de poder disfrutar, mezclar sonidos y géneros, y ahí está la magia. En el fondo, mezclando música estás mezclando culturas.
D: ¡Qué loco lo que dice él! Viste que en nuestro país es muy común la postura "¿de qué lado estás?". Me parece que debemos empezar a coser las heridas. Parecería que en lugar de intentar suturarlas, nos encontramos más preocupados por profundizarlas y avanzar rumbo a la división, a buscar más dolor, a entrar en el juego de quienes se propusieron dividirnos para reinar.
W:O entrar en el juego de quién tiene más éxito o quién lo está haciendo mejor. No debe ser así. Podemos disfrutar de la música y tener éxito de a dos o de a muchos.
L: La música es unión.
W: En la unión está la fuerza.

Por Flor Illbele.
Fotos: Alejandro Carra y gentileza de FOX.