Sofi Jiménez posa junto a Facundo Salomón, su marido de ficción, en el set de la comedia romántica Badur Hogar. La película –que dirige Rodrigo Moscoso y protagonizan Bárbara Lombardo y Javier Flores– ganó, por la región NOA (Noroeste Argentino), una convocatoria del INCAA y fue declarada de interés por el Ministerio de Cultura, Turismo y Deportes de la Provincia de Salta.
Sofi Jiménez posa junto a Facundo Salomón, su marido de ficción, en el set de la comedia romántica Badur Hogar. La película –que dirige Rodrigo Moscoso y protagonizan Bárbara Lombardo y Javier Flores– ganó, por la región NOA (Noroeste Argentino), una convocatoria del INCAA y fue declarada de interés por el Ministerio de Cultura, Turismo y Deportes de la Provincia de Salta.

"Actuar fue una experiencia hermosa e increíble. Si bien hice tele, nunca había estado en un set de filmación. Ver el gran despliegue técnico de profesionales de la hostia, ser parte del rodaje… Después de lo que experimenté en las últimas semanas, puedo asegurarte que mis objetivos en 2018 van a ser empezar clases de teatro y de inglés, porque uno nunca sabe –y yo lo vengo sintiendo en los últimos tiempos– hacia dónde te pueden llevar las vueltas de la vida…", dice Sofía Jiménez (27) con esa clase de sonrisa plena que atestigua un momento de asombro.

Y sí, porque tras separarse del Pelado Guillermo López (47) a fines del año pasado y co-condujo con Mariano Martínez Primera cita, el programa de entretenimientos de Telefe, la jujeña no sólo compró su primer departamento –un sueño en el que "aún no cae"–, sino que además se fue de vacaciones durante un mes ¡antes de que la llamaran para debutar en cine! Situaciones que no dejan de asombrarla…

Sofía Jiménez en sus vacaciones de soltera.
Sofía Jiménez en sus vacaciones de soltera.

–Tu vida actual parece repleta de novedades y emociones. Pero arranquemos por lo que te tiene tan bronceada: ¿cómo fueron tus vacaciones?

–¡Bárbaras! Me fui diez días sola a San Francisco y recorrí toda la Costa Oeste por la Ruta 1, parando en distintos pueblitos hasta llegar a Los Angeles. Después me tomé un avión a Hawaii y ahí me encontré con Valen, una amiga odontóloga que está en la misma que yo, porque también se separó hace poco.

Sofía Jiménez en Hollywood.
Sofía Jiménez en Hollywood.

–Dos solteras recientes sueltas en Hawaii. ¿Se divirtieron?

–¡Imaginate! ¡Vos no sabés lo que era eso…! El viaje nos vino increíble y tuvo un montón de momentos: lloramos, reímos, nos divertimos… ¡de todo hicimos! Y vivimos cosas increíbles, como ver un volcán en erupción en el Parque Nacional de los Volcanes de Hawaii –eso fue un flash–, o pasarla bomba en Bahía, un pueblito hippie de la isla de Maui, donde alquilamos una casa. A diario nos levantábamos, tomábamos clases de yoga, hacíamos compras en el super e íbamos a la playa… ¡incluso a una nudista!

Sofía JImenez toma mate en Hawai
Sofía JImenez toma mate en Hawai

–¿Hiciste topless?

–Nunca había hecho en mi vida, ¡pero me animé! Estábamos ahí, andaban todos desnudos y, bah, me dije: "Bueno, probemos cómo se siente". Fue divertido; me gustó. Pero lo importante es lo que fui descubriendo de mí por dentro estando de viaje. La idea un poco era ésa: volver a conectar conmigo. Cuando uno pasa mucho tiempo en una relación, medio se termina mimetizando con la otra persona, al punto de decirte de repente: "Pará, pero yo no sé si pienso así". Y la verdad, estuvo bueno enfocarme en cómo pienso yo, en mis modos de ver la vida… Me conecté mucho con el Universo, con la Tierra y con el aquí…

Sofía Jiménez en pleno rodaje.
Sofía Jiménez en pleno rodaje.

–¿Y con alguien del sexo masculino?

–¡Cero! Juro que no. Fue un viaje para reencontrarme y disfrutar de estar sola.

–El final del recorrido te llevó a Los Angeles. ¿Cómo fue conocer esa ciudad?

–Un súper sueño, porque es el lugar de la gente que trabaja en los medios y de las estrellas de Hollywood. Me provocaba mucha intriga…

–¿Pensaste en buscar algún representante allá?

–Claro, porque automáticamente se te pone la alfombra roja en la cabeza y te preguntás: "¿Algún día estaré acá?". Primero debería tomar clases de teatro, algo que haré pronto. Reconozco que estar en los últimos días en un set de grabación despertó en mí un bichito lindo e interesante relacionado con la actuación.

Sofi Jiménez y Facundo Salomón en sus respectivos personajes.
Sofi Jiménez y Facundo Salomón en sus respectivos personajes.

–Lo que nos lleva a tu debut actoral… ¿Te trajo suerte Hollywood?

–¡Totalmente! Durante el viaje me llamaron para hacer una participación en la película salteña Badur Hogar… ¡Como jujeña estoy súper feliz de sumarme a este proyecto norteño! Aparezco un ratito, pero es importante, porque los protagonistas (Bárbara Lombardo y Javier Flores) se conocen en la boda en la que yo soy la novia. ¡Así que re bien!

–¿Qué te hizo sentir ponerte el vestido blanco?

–Ya me había vestido varias veces de novia para desfiles, pero nunca tuve puesto un anillo de casamiento o de compromiso. ¡Y eso fue especial! Teniéndolo en mi mano pensé "¿Llegará el día en que me case? ¿Con quién? ¿Cómo será mi fiesta?". Tuve un momento lindo, de imaginarme y soñar mi boda. Creo mucho en el amor y soy de las que desean verse entrando a una iglesia y todo eso… Cuando tenga que llegar, llegará. No me desespera. Por lo pronto fue divertido sentirme una novia saludando a los invitados, bailando y demás.

Por Kari Araujo.

Fotos: Fernando Aramayo y Matías Maiztegui (para Shooting Salta) y álbum personal de S.J.