Madden NFL 21: El FIFA perfecto es de fútbol americano

El nuevo título de la legendaria franquicia de EA Sports ofrece múltiples modos para que los amantes del deporte más importante de Estados Unidos puedan disfrutar cada aspecto del juego.

(Foto: EA Sports)
(Foto: EA Sports)

A la hora de hablar de videojuegos deportivos, la referencia inmediata (saliendo de nuestras fronteras) es la saga Madden. Y es que el título con licencia oficial de la NFL fue el primero de una larga lista que más tarde le daría lugar a juegos de basquet, fútbol, hockey, golf y más.

Desde el John Madden Football editado en 1988 para Commodore 64 y Apple II hasta este Madden NFL 21, la franquicia lanzada por EA Sports siempre se ha destacado por tratar de innovar dentro de un deporte complicado para la jugabilidad como lo es el fútbol americano. Desde ya, cabe mencionar que aquellos que no entiendan los fundamentos del deporte, si bien no quedan del todo marginados en esta edición gracias a un pequeño tutorial, no son el público al que apunta este juego.

En esta ocasión, el Madden 21 está destinado a los más entusiastas fanáticos de la NFL y, de hecho, profundiza aspectos interesantes respecto al modo Ultimate Team (el mismo que fue incorporado luego por los títulos de FIFA) apuntando a los esports. Incluso se acaba de anunciar el formato de la EA SPORTS Madden NFL 21 Championship Series (MCS21), organizada también dentro del marco oficial de la NFL y que repartirá una bolsa de 1.4 millones de dólares en premios.

(Foto: Captura)
(Foto: Captura)

El Madden Ultimate Team (MUT) ofrece una muy buena puerta de entrada al juego. Se comienza con un roster básico, de jugadores con pocas habilidades y valor en cada una de las posiciones, pero al cumplir cada uno de los retos, el juego va ofreciendo recompensas. Desde potenciadores de habilidades hasta monedas que se pueden utilizar para comprar jugadores en el “mercado de pases”.

La jugabilidad es un aspecto que se empieza a descubrir en este modo ya que siempre están visibles las opciones disponibles en el joystick para: repasar cuáles van a ser las rutas de los receptores, hacia donde van a bloquear o para qué lado debería correr el RB, o incluso qué botón debería presionar el jugador para que el QB haga el pase a la opción desmarcada.

El gameplay es uno de los grandes puntos de mejora en este título. Se ha incorporado la posibilidad de realizar combos, tanto en ataque como en defensa, que se asemejan mucho más a lo que hacen los jugadores a la hora de correr, sacarse un rival de encima o también para tacklear en defensa. También se ha mejorado mucho la inteligencia de la CPU. Como en la vida real, habrá que ser inteligente a la hora de mezclar jugadas para que la defensa no esté esperando un pase o una corrida. Si uno repite demasiado la tendencia, se puede encontrar con que los rivales ya están listos para eso.

(Foto: Captura)
(Foto: Captura)

El MUT es, sencillamente, adictivo. Hay todo tipo de retos que ofrecen también “jugadores franquicia” que se pueden convertir en capitanes del equipo y, a medida que uno accede a ellos, los siguientes desafíos que se deben afrontar se hacen un poco más accesibles al contar con mejor material en el equipo. También uno puede elegir entre tres niveles para superar los desafíos y acceder a las recompensas.

Poco a poco, el modo se va poniendo cada vez más desafiante para ir construyendo el equipo que luego se puede llevar al modo competitivo. Se puede acceder tanto a jugadores actuales de la liga (rookies, no tan buenos, buenos y superestrellas) pero también hay Leyendas del Salón de la Fama a los que se puede acceder de manera bastante más fácil que, por ejemplo, en el FIFA.

Cuando el jugador lo desee, puede probar su equipo en las temporadas competitivas en H2H Seasons, MUT Draft y MUT Squads. Allí se accede a otras recompensas. Desde monedas hasta potenciadores de habilidades y entrenamientos. Aquí también existe la chance para los jugadores amantes de la estrategia de personalizar hasta el mínimo detalle la manera en la que el equipo se desempeña dentro de la cancha.

(Foto: Captura)
(Foto: Captura)

El modo Carrera dentro del Madden 21 es “Face of the Franchise” y también ha añadido más capas a la historia. El jugador puede optar por personalizar al protagonista hasta el más mínimo detalle. Incluso se puede elegir entre 3 opciones de voz. Como punto débil, cabe destacar que es muy notoria la mala calidad gráfica del personaje creado por el jugador, respecto a los protagonistas del modo que van apareciendo a medida que se avanza.

La carrera está planteada a modo de flashback. El jugador regresará al colegio secundario para una entrevista y a partir de allí se irá recorriendo todo lo que ocurrió en la vida del protagonista. Además de jugar los partidos clave en cada una de las instancias, son muy importantes las decisiones que va tomando el jugador respecto a las respuestas en las entrevistas (para determinar qué tipo de líder será en el campo) y también se puede decidir entre diez universidades: Michigan State, Oklahoma, Nebraska, Clemson, Oregon, Miami, LSU, Texas, USC y Florida. Sin pretender spoilear demasiado la historia, sólo vale la pena mencionar que en algún momento se podrá elegir si uno quiere continuar su carrera como quarterback o pasarse a otras posiciones como las de corredor o receptor.

La historia es atrapante, pero no se puede salvar en cualquier momento. Así, por ejemplo, cuando uno está jugando el campeonato nacional de la secundaria o está dando sus primeros pasos en los juegos colegiales, hay que terminarlos para poder salvar el progreso. Algo que se hace realmente molesto.

(Foto: Captura)
(Foto: Captura)

Un modo innovador y muy divertido para esta edición es The Yard (se podría presentar como un VOLTA mejorado). Se enfrentan dos equipos, de seis jugadores cada uno, en una suerte de mini fútbol americano. Se puede jugar hasta con tres amigos en el equipo, cada uno de ellos lo hace con su propio avatar, nombre, apellido y habilidades. Habrá que elegir dos posiciones en las cuales jugar (una ofensiva y otra defensiva) lo cual hace realmente muy divertido -aunque bastante complicado- el modo.

El aspecto que más llamará la atención en este modo es la enorme cantidad de opciones para personalizar al jugador. Desde los colores de los cascos, pasando por los visores e incluso el tipo de máscara que se le puede colocar. Pero también las camisetas, pantalones, zapatillas, etc. Hay una enorme variedad que se puede comprar en la tienda con dinero virtual que se va consiguiendo a medida que se compite.

En el lanzamiento del juego se puede elegir entre 4 estadios (F.O.B Nico, Miami Port, Brandenburg Football Festival y Lambeau Tailgate), pero a medida que se vaya avanzando en este modo, y con nuevas actualizaciones, prometen que agregarán otras locaciones de todo el mundo.

(Foto: Captura)
(Foto: Captura)

Los otros modos disponibles son SUPERSTAR KO y FRANCHISE. El primero de ellos continúa lo que se mostró en el Madden NFL 20 y es un modo co-op de eliminación en el que hay que superar a los rivales en partidos de cinco minutos. En el caso de FRANCHISE (junto a Playbooks 2.0) es la experiencia más cercana a lo que ocurrirá en la temporada real, ya que las jugadas de los equipos profesionales que disputen los partidos de la NFL se actualizarán en el juego, al igual que las habilidades de los jugadores estrella, reflejando así lo que ocurra en los verdaderos campos de juego.

Algunos de los aspectos del juego que no se han podido testear son los de la nueva lógica mejorada respecto a los intercambios de jugadores. Algo muy pedido por los fanáticos de la franquicia que exigían que, para conseguir un jugador importante, haya que poner en juego otros del mismo calibre. Madden NFL 21 promete que esto funcionará mejor y que, además, se estará actualizando periódicamente durante toda la campaña.

El lanzamiento de este título es el 28 de agosto y desde EA Sports aclaran que quienes compren Madden NFL 21 para PlayStation 4 o Xbox One podrán actualizar su copia una vez que tengan la consola de la próxima generación correspondiente (sin costo adicional).


MAS NOTICIAS