La Fiscalía pide una orden de alejamiento para el hombre que agredió sexualmente en directo a una reportera

El detenido se acercó en repetidas ocasiones a la periodista Isa Balado, que cubría una noticia a pie de calle, para tocarle la cabeza y el trasero

Compartir
Compartir articulo
Captura de la agresión sexual en directo a una reportera de 'En Boca de todos'. (Mediaset España)
Captura de la agresión sexual en directo a una reportera de 'En Boca de todos'. (Mediaset España)

La Fiscalía ha solicitado este miércoles al juez una orden de alejamiento para el hombre acusado de agredir sexualmente durante una conexión en directo a una reportera. El individuo, que ha sido detenido, no podrá acercarse a más de 300 metros ni tampoco comunicarse por cualquier medio con la víctima.

El varón, un joven de nacionalidad rumana de 25 años, ha sido detenido este martes y ha pasado a disposición judicial como presunto autor de un delito de agresión sexual. La detención tuvo lugar en las inmediaciones de la plaza de Tirso de Molina, justo en el centro de Madrid, donde se han producido los hechos.

La propia periodista, Isa Balado, ha sido la encargada de denunciar inmediatamente la agresión. El detenido se acercó mientras ella cubría una noticia a pie de calle y le espetó una palmada en el trasero, tal y como se pudo ver en directo en el programa de Cuatro En boca de todos. Al mismo tiempo, el hombre le preguntó para qué canal de televisión trabajaba.

Lejos de abandonar la zona, el presunto agresor continuó al lado de la reportera y cuando esta le reprochó su actitud, negó cualquier tipo de contacto físico. Más tarde, antes de distanciarse unos metros, le tocó de nuevo la cabeza.

El vídeo, que se ha vuelto viral en la red social X (antes Twitter), ha generado indignación y son muchos los compañeros de profesión de la periodista que le han transmitido su apoyo. Además, políticos como Yolanda Díaz o la ministra de Igualdad, Irene Montero, también se han pronunciado al respecto. Esta última ha aprovechado para recordar que los tocamientos no consentidos son violencia sexual.

Texto elaborado por EFE