El ministro Alejandro Finocchiaro (Martín Rosenzveig)
El ministro Alejandro Finocchiaro (Martín Rosenzveig)

El ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, Alejandro Finocchiaro se refirió al paro nacional y a la marcha que realizó CTERA la semana pasada. "Fue una marcha llena de clichés, como el acuerdo con el FMI y mentiras como el desfinanciamiento del sistema universitario y la eliminación del Fondo de Incentivo Docente. Con clichés se hacen paros y marchas, pero no se construyen sistemas educativos", señaló.

A su vez, planteó: "Allá por el '60, el Estado consideró que la educación estaba tan bien que se podían dedicar a otra cosa. Ese espacio que dejó el Estado fue ocupado por otros actores, como los gremios. Las políticas públicas educativas deben ser diagramadas por el Estado y esa es la decisión de este Gobierno".

Con respecto a la situación que atraviesa el país, Finocchiaro dijo en Lanata sin filtro por Radio Mitre: "Vivimos en un país pobre que se llama Argentina y estamos atravesando un momento muy difícil. A mí me gustaría hacer muchas otras cosas, pero con los elementos que tenemos, hay que salir para adelante. En los últimos días, hubo tormentas que tiraron todas las olas de frente. El presidente está agarrando el timón bien fuerte y se está encargando de enderezar el barco".

Alejandro Finocchiaro, ministro de Educación (Foto: Nicolás Aboaf)
Alejandro Finocchiaro, ministro de Educación (Foto: Nicolás Aboaf)

Puntualmente, el ministro se refirió a dos temas: la reforma de la secundaria y el conflicto en las universidades. Después de que el gobierno porteño presentara la ampliación de su proyecto de secundaria, dijo: "Cuando nosotros asumimos, lo primero que hicimos fue evaluar. Necesitábamos tener un diagnóstico fino. Nos dimos cuenta de que en donde más estábamos fallando era en la secundaria. Hoy entran 100 chicos a la primaria y solo 50 terminan la secundaria".

Después del diagnóstico, junto a los ministros de Educación de las 24 provincias, comenzaron a trabajar en una reforma. El resultado fue el proyecto de la Secundaria 2030 que, según planteó, "va por áreas de conocimiento, es interdisciplinar, forma por habilidades y prioriza el trabajo por proyectos, siempre mediado por la tecnología".

"A mí la secundaria me aburría. Yo quería leer otras cosas, me apasionaba leer el diario y literatura, pero no encontraba interés en la escuela. Eso no puede pasar. La escuela ha perdido la batalla contra el celular. Entonces usemos esas herramientas para aprender, pongámoslas de nuestro lado. Intentemos que los chicos no repitan. Está demostrado que la repitencia no sirve para nada. Lo único que hace es expulsar al chico del sistema. La inclusión verdadera no es que el chico esté dentro de la escuela. sino que salga habiéndola terminado", agregó.

(Foto: Martín Rosenzveig)
(Foto: Martín Rosenzveig)

Sobre la situación de las universidades, el ministro señaló: "Se confundió voluntariamente el conflicto en la negociación salarial, que era cierto, que un desfinanciamiento de la universidad pública que no es tal. De hecho, es un muy buen presupuesto el que presentamos el lunes".

Además, remarcó la necesidad de "hacer carreras más cortas". "No puede ser que un abogado o ingeniero tarde 7 años en terminar la carrera. Hoy faltan ingenieros en todo el país, pero también en algunas provincias hay necesidades puntuales, como licenciados en Turismo en Jujuy. Necesitamos una universidad más dinámica", sostuvo.

Seguí leyendo: