El ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, participó esta mañana del acto de conmemoración del Centenario de la Reforma Universitaria en la Universidad Nacional de Córdoba
El ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, participó esta mañana del acto de conmemoración del Centenario de la Reforma Universitaria en la Universidad Nacional de Córdoba

"Hombres de una república libre, acabamos de romper la última cadena que en pleno siglo XX nos ataba a la antigua dominación monárquica y monástica. Hemos resuelto llamar a todas las cosas por el nombre que tienen. Córdoba se redime. Desde hoy contamos para el país una vergüenza menos y una libertad más. Los dolores que nos quedan son las libertades que nos faltan. Creemos no equivocarnos, las resonancias del corazón nos lo advierten: estamos pisando sobre una revolución, estamos viviendo una hora americana".

Las primeras palabras del Manifiesto de la Federación Universitaria de Córdoba de 1918 son contundentes. Los jóvenes estudiantes que veían en la Universidad de Córdoba dinámicas más aferradas a una idea de educación colonial germinaron una revolución que culminó con la Reforma Universitaria de 1918. Manifestaciones y huelgas de estudiantes lograron su propósito. "La juventud de Córdoba a los hombres libres de Sudamérica", escribieron. Se logró la incorporación de una modalidad de docencia libre y la participación del cuerpo estudiantil en el gobierno universitario. De a poco, estos cambios se trasladaron al resto de las universidades nacionales y se contagiaron a otras instituciones de la región.

"Todos sabemos que hay algún momento de la historia que, por su profundo significado y porque nos ha marcado en la identidad, suele ser evocado solo por el año en el que ocurrió. Cuando se habla de 1918 se habla de un profundo corte en la universidad argentina. Tan profundo que cuando decimos 18, hablamos de la Reforma Universitaria de la República Argentina", remarcó el ministro de Educación de la Nación Alejandro Finocchiaro durante el acto central de los festejos por el centenario de la Reforma llevados a cabo en la Universidad Nacional de Córdoba, que, por haber sido precisamente el epicentro de su gestación, también fue durante esta semana la sede de la Conferencia Regional de Educación Superior de América Latina y el Caribe 2018 (CRES 2018), el evento más importante del Sistema de Educación Superior de América Latina y el Caribe.

“Los líderes de la Reforma no querían que ésta se confinara a las aulas de esta universidad, sino que los principios y valores se esparcieran de Córdoba a la Argentina y al mundo”, destacó el ministro Finocchiaro
“Los líderes de la Reforma no querían que ésta se confinara a las aulas de esta universidad, sino que los principios y valores se esparcieran de Córdoba a la Argentina y al mundo”, destacó el ministro Finocchiaro

"Y eso es así porque en 1918 la universidad argentina rompió las cadenas de la dominación monárquica y monástica que todavía la sujetaban a la vergüenza. En 1918 la universidad argentina se hizo plural y democrática y llevó esos valores a la sociedad argentina toda y al continente americano", aseguró el ministro.

"La reforma universitaria fue el primer movimiento moderno de estudiantes universitarios. Todos conocemos sus logros, lo que tenemos que preguntarnos es para quiénes se hizo", indagó Finocchiaro.

"Deodoro Roca y otros reformistas ya se habían graduado, ya estaban disfrutando del sistema. Lo hicieron para los hijos de la Ley 1.420, para que los hijos de italianos, españoles, judíos, galeses que bajaban de los barcos accedieran a la igualdad de oportunidades. La hicieron para los graduados, para que sepamos que la universidad nos hizo grabar a fuego en nuestra conciencia un alto compromiso ético y moral con la sociedad que con su esfuerzo sostiene la universidad pública y gratuita en la República Argentina".

A sala llena. En la apertura de la conmemoración estuvieron presentes el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti; el intendente de la Ciudad, Ramón Mestre; el rector de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), Hugo Juri; y el rector de la Universidad de Buenos Aires, Alberto Barbieri; entre otras autoridades
A sala llena. En la apertura de la conmemoración estuvieron presentes el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti; el intendente de la Ciudad, Ramón Mestre; el rector de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), Hugo Juri; y el rector de la Universidad de Buenos Aires, Alberto Barbieri; entre otras autoridades

En ese sentido, resaltó que "las universidades hacían más grande la Patria. Aquí en esta casa de estudios durante 100 años se forjaron libertades, se ampliaron derechos y en los momentos más trágicos del siglo pasado, allí donde hubo autoritarismo, autocracia y dictadura, en las aulas más pequeñas y subterráneas de nuestras universidades las voces críticas se siguieron escuchando, se resistió y se mantuvo viva la llama de la República y de la democracia".

Luego remarcó que en el 1954 se eliminó el arancelamiento, y eso hizo que más argentinos pudiesen ingresar a la universidad. En 1994, además, se estableció con rango constitucional la autonomía de las universidades públicas "para que ningún poder, estatal o no, pudiera interferir con lo que los universitarios estudiamos y difundimos".

Para el ministro Finocchiaro aún quedan desafíos pendientes en el ámbito universitario: “Tenemos que trabajarlos para cada argentino y para cada argentina”, precisó
Para el ministro Finocchiaro aún quedan desafíos pendientes en el ámbito universitario: “Tenemos que trabajarlos para cada argentino y para cada argentina”, precisó

"Hoy, algún conformista podría decir que está todo dicho y hecho. Sin embargo, sinceramente nadie que está aquí cree que eso pueda ser verdad. Todavía nos quedan dolores, y esos dolores ya no son las libertades que nos faltan, sino que son los desafíos que tenemos pendientes, y allí volvemos a preguntarnos para quiénes trabajamos estos desafíos", instó.

"Para que ningún argentino, haya nacido en el lugar geográfico o estrato social que haya nacido, pueda ver truncados sus esfuerzos, sus sueños y su vocación por no poder sostener económicamente sus estudios. Ese es un desafío que tenemos que asumir".

Hacia los sueños colectivos 

En ese sentido Finocchiaro destacó la importancia de las becas Progresar, y el énfasis de su gestión en las carreras de vacancias: "Si nosotros abrimos el abanico de posibilidades, si les damos a nuestros jóvenes más posibilidades para que puedan estudiar,  y no solamente hacemos que cumplan su sueño individual sino que cumplimos nuestro sueño colectivo, para que se desarrollen económicamente, productivamente, social y culturalmente nuestros pueblos, provincias, regiones y ciudades".

"Tenemos que seguir trabajando -el Estado y las universidades- en más proyectos formativos, para que nuestros jóvenes si se tienen que cambiar de universidad o tengan que pasar de una carrera a otra no pierdan años de su vida; tenemos que seguir trabajando para hacer carreras universitarias más flexibles y más cortas para que un joven argentino no tarde 8, 9 o 10 años en empezar a transitar sus sueños y sus proyectos de vida", reforzó.

"Son desafíos grandes pero no imposibles. Nosotros tenemos que asumir estos desafíos como universitarios, como reformistas y como argentinos. Y un desafío más grande es el de los valientes, el de dejar de pensar en todo lo que nos divide en el pasado para comenzar a pensar en todo aquello que nos une hacia el futuro. Porque el futuro no es algo que debamos esperar con miedo, el futuro es lo que tenemos que empezar a crear, el futuro lo tenemos que inventar nosotros, y la universidad argentina, la universidad pública, de todos, tiene que levantar la cabeza, mirar hacia el horizonte y saber que es parte fundamental de la construcción de todos los argentinos", concluyó.

El rector de la Universidad de Buenos Aires Alberto Barbieri remarcó: “La universidad pública es un bien público social que debe llegar a todo el pueblo, no solo a algunos”
El rector de la Universidad de Buenos Aires Alberto Barbieri remarcó: “La universidad pública es un bien público social que debe llegar a todo el pueblo, no solo a algunos”

Durante el acto también estuvieron presentes Ramón Javier Mestre, intendente de la ciudad de Córdoba, Juan Schiaretti, gobernador de Córdoba, el rector de la UNC Hugo Juri y el rector de la Universidad de Buenos Aires Alberto Barbieri.

Barbieri resaltó el valor de la Universidad de Córdoba, "una casa hermana y cuna de la Reforma", acontecimiento clave que destacó por la reivindicación estudiantil y autonomía universitaria. A su vez, aseguró que entre los objetivos próximos deberá concentrarse también en la inclusión de minorías e igualdad de género. Por su parte, el rector de la UNC afirmó que "el Manifiesto inspiró acontecimientos que sobrepasaron barreras, y que hoy sus principios están vigentes".