Marcos Bulgheroni, CEO de Pan American Energy, y Alejandro Bulgheroni, Chairman de Pan American Energy Group
Marcos Bulgheroni, CEO de Pan American Energy, y Alejandro Bulgheroni, Chairman de Pan American Energy Group

Pan American Energy (PAE), la petrolera de la familia Bulgheroni, obtuvo un préstamo por USD 500 millones de la Corporación Financiera Internacional (IFC, en inglés), el brazo inversor privado de Banco Mundial. Según detalló la compañía en un comunicado, los fondos se utilizarán "para financiar las inversiones destinadas a la expansión y modernización de su refinería en Campana".

Se trata de obra que demandará una inversión de capital total de USD 1.500 millones y la compañía la define como "el mayor proyecto de refinación en la Argentina de los últimos 30 años". La ampliación, aseguran,  incrementará en un 60% la producción de combustibles y permitirá reducir las emisiones y mejorar aún más la calidad de la nafta y el gasoil.

PAE tiene más de 630 estaciones de servicio Axion Energy
PAE tiene más de 630 estaciones de servicio Axion Energy

"Estamos muy satisfechos de haber construido una relación duradera con IFC. Esta transacción nos permitirá completar la expansión de nuestra refinería en Campana, lo que representa un gran paso para Argentina hacia la producción de combustibles más limpios. Creemos que el interés de IFC en la responsabilidad ambiental y social nos ayudará a fortalecer nuestra posición de liderazgo en la industria", dijo Marcos Bulgheroni, CEO de PAE, la primera compañía privada integrada de energía de Argentina cuyos accionistas son Bridas Corp. y BP.

El desembolso constará de un aporte de USD 135 millones de IFC a un plazo de 8 años y USD 315 millones aportados por un conjunto de bancos a de 5 y 6 años. El paquete también incluye USD 50 millones "del Programa de Gestión de Financiación Conjunto, una plataforma que permite a los inversores institucionales la oportunidad de participar en la futura cartera de préstamos de la entidad", según se detalló.

El desembolso constará de un aporte de USD 135 millones de IFC a un plazo de 8 años y USD 315 millones aportados por un conjunto de bancos a de 5 y 6 años

"Confiamos en que este préstamo desempeñará un papel importante para ayudar a Argentina a satisfacer sus crecientes demandas de energía y, al mismo tiempo, realizar la transición a tipos de combustibles más limpios", dijo David Tinel, gerente regional de IFC para Argentina y el Cono Sur. "En un contexto de disponibilidad limitada de capital a largo plazo, apoyar al sector privado de Argentina es más crítico que nunca, especialmente para proyectos que ayudan a reducir las importaciones y contribuyen al valor agregado nacional", afirmó.

Seguí leyendo: