La bolsa de Nueva York
La bolsa de Nueva York

La guerra de tasas se desató en el mundo y la Argentina se beneficia colateralmente. Por caso, la fuerte baja del dólar en Brasil de 1% ayudó a que la divisa caiga en Buenos Aires después de la suba del viernes. La región vive un mejor clima. El peso mexicano (+0,80%) y el peso chileno (+0,60%) se fortalecieron frente al dólar, al tiempo que están mejorando los precios de los productos que exporta la argentina. Hay subas en la soja, el trigo y el maíz. El petróleo perdió 1,22% pero esta es una noticia que tiene un costado negativo (las inversiones en Vaca Muerta) y otro positivo (aleja la posibilidad de una suba de combustibles).

El día amaneció con la noticia de que el Banco Central Europeo (BCE) anunció  que está pensando en bajar las tasas de interés. Donald Trump reaccionó porque la noticia debilita al euro y fortalece al dólar lo que dificulta el comercio exterior.

Al mismo tiempo, el presidente de Estados Unidos anunció que las negociaciones con China estaban mejor encaminadas y se enojó con la Reserva Federal, el Banco Central estadounidense, instándola a que siga el
ejemplo de Europa porque no puede ser que las monedas se revalúen frente al dólar.

El DXY, mostró que el dólar aumentó 0,22% frente a las seis principales monedas del mundo entre las que se encuentra el euro, aunque perdió frente a las divisas de países emergentes cuyos países en gran medida bajaron sus tasas con antelación.

La Reserva Federal pareció ignorar el llamado de atención presidencial. Está reunida desde el martes y el miércoles dará un comunicado donde probablemente anunciará que no bajará las tasas. A los inversores les interesa el comunicado para ver que señales envía sobre lo que hará en julio, cuando 80% de las consultoras apuestan a que recortará los tipos de interés.

Por supuesto, Wall Street reaccionó al alza y la suba del Dow Jones marcó el mejor inicio de la bolsa desde junio desde 1940 al acumular ganancias por 6,40%.

Al mismo tiempo, subieron los bonos del Tesoro de Estados Unidos, porque el mercado está partido entre cautos y los que toman riesgos. La suba de los bonos implica una baja de los rendimientos. Hoy un bono norteamericano a 10 años paga una tasa de 2,06%. La situación no perjudicó a la Argentina porque sus títulos  también subieron y el riesgo país bajó 2,12% a 832 puntos. Se repuso de la suba del viernes cuando llegó a 855 puntos básicos.

El dólar en el mercado mayorista tuvo un exceso de oferta debido al feriado del lunes. Los exportadores fueron los principales actores del mercado y sus ventas dificultaron la colocación de los USD 60 millones del Tesoro que diariamente licita el Banco Central. De hecho, en la primera de las 2 licitaciones colocó 14 millones y en la segunda vuelta tuvo que bajar considerablemente el precio para poder vender los 36 millones restantes.

De esta manera, con negocios por USD 681 millones, un monto escaso donde se ve que los únicos actores fueron los exportadores, el dólar mayorista bajó a $43,49 (-1,22%) un valor que es 54 centavos menor al del viernes. En bancos y casas de cambio, la divisa cedió 46 centavos a $44,71. La sonrisa volvió al Gobierno porque mira a estos valores con más atención que a las encuestas. Después del apagón del fin de semana y el resultado de las elecciones, no esperaban que el mercado reaccionara de esta manera. Pero el cambio de humor en EEUU y la suba de las bolsas del mundo por los anuncios de Europa, hicieron que la divisa se debilite ante casi todas las monedas de emergentes.

El mundo ya se está adelantando al movimiento y casi todos los países emergentes recortaron sus tasas y pronto lo hará Brasil. La Argentina también lo está haciendo, pero están en niveles tan altos que sus
bajas son inocuas. En la licitación de Letras de Liquidez (Leliq) donde colocó $210.660 millones y liberó para el día siguiente $ 24 mil millones, pagó una tasa de 66,10% anual a 7 días. Esta tasa es 0,56 puntos menor a la del viernes. La Reserva Federal con una baja de 0,50 puntos en el año provocaría una revolución del consumo en Estados Unidos. Pero allá la tasa está en 2,75% anual.

La Bolsa no tuvo un día como el que se esperaba. El índice S&P Merval de las acciones líderes, subió tan solo 0,49% con negocios por $ 958 millones. No hubo grandes subas ni grandes bajas. Pero lo que calmó al mercado fue que papeles que podían haber sido castigados por el apagón, salieron indemnes.

De hecho, Pampa Energía bajó apenas 0,97% y Edenor 1,06%. Transener subió 0,45%. La energética más afectada fue Central Puerto con una caída de 2,46%.

Fuente: Rava
Fuente: Rava

Los ADR's argentinos -certificados de tenencia de acciones que cotizan en Wall Street- tuvieron una mejor rueda que la bolsa local. Banco Macro (+4,03%), YPF (+2,43%) y Corporación América (+2,39%), fueron lo mejor del día.

Los mercados seguirán atentos a esta benéfica guerra de tasas que se desató en el mundo y que está afectando al precio del dólar. Para la Argentina, cualquier baja de tasas la beneficia para disminuir su riesgo país y acercarlo al mercado de créditos internacional sin depender del FMI y alejarla del default. Pero para que eso ocurra su riesgo país debe ceder al menos 300 puntos.

La otra sombra que se ve en el horizonte es que los precios mayoristas de mayo cerraron muy elevados (4,9%) y van a presionar sobre los precios minoristas de junio.

Seguí leyendo: