Nicolás Dujovne, ministro de Hacienda (Maximiliano Luna)
Nicolás Dujovne, ministro de Hacienda (Maximiliano Luna)

En la última licitación de Letes y Lecaps, el Gobierno obtuvo un adhesión en línea con sus objetivos, pero ambos implicaron un costoso nivel de tasas de interés. Cumplir con las metas del programa financiero tiene su costo, pero el Gobierno se mostró decisivo a la hora de captar la mayor cantidad de fondos posibles.

A través de las Letras Capitalizables en Pesos (Lecaps), el Ministerio de Hacienda recaudó $26.956 millones a cambio de convalidar una tasa del 59,34% anual para un vencimiento en febrero del próximo año.

Por otro lado, en la reapertura de Letes en dólares se adjudicaron el equivalente a USD 654 millones, a una tasa anual del 6%. De cara al vencimiento de la próxima semana, por USD 1.040 millones, esto representa una refinanciación del 60 por ciento.

Santiago Bausili, secretario de Finanzas (Adrián Escandar)
Santiago Bausili, secretario de Finanzas (Adrián Escandar)

En un encuentro con periodistas este martes, el secretario de Finanzas Santiago Bausili repitió el supuesto base del programa financiero del Gobierno para los próximos años en el que una refinanciación de la masa de Letes por arriba del 50% da un margen de error para futuras necesidades.

Las tasas altas de las letras no son novedad. En las Letes en dólares, ya se había llegado a convalidar una tasa récord del 7% anual. Pero en el caso de las Lecaps, la tasa cerca del 60% que se pagará en febrero de 2019 es un diferencial importante respecto de licitaciones anteriores, donde los niveles estaban cerca del 50 por ciento.

Analistas del sector privado notan que sostener a lo largo del tiempo las obligaciones que implican este nivel de tasas es un factor de riesgo para el programa financiero. Sobre todo cuando el desarme de Lebcas está siendo atacado a través de licitaciones de instrumentos en pesos en los que Hacienda, no el Banco Central, asume la obligación de pago.

La distinción es importante, porque en el peor de los casos la autoridad monetaria puede emitir para pagar, opción que ka cartera de Dujovne no tiene a mano.

Seguí leyendo: