"Hubo avances en el diálogo", aseguró este martes por la tarde el ministro Nicolás Dujovne en Washington luego de reunirse con Christine Lagarde, la directora gerente del FMI. El funcionario definió el encuentro como "muy positivo".

El FMI, en tanto, emitió un comunicado en el que Lagarde asevera: "Hemos hecho avances durante nuestra reunión y trabajaremos juntos para fortalecer aún más el programa de las autoridades argentinas respaldado por el FMI".

Muchos de los problemas que mira el mercado los ve con el espejo retrovisor, Argentina hoy da progresos muy fuertes en materia fiscal y en adaptarse al nuevo contexto de financiamiento externo

"No puedo dar tiempos, pretendemos que sea votado en el board del Fondo en la segunda mitad de septiembre, pero para eso tiene que haber acuerdo técnico. Hay entendimiento, pero falta el acuerdo formal", dijo Dujovne. "No puedo dar cifras", agregó también y destacó el "fenomenal apoyo", sobre todo "la excelente relación bilateral con EEUU".

Dujovne y Lagarde, hoy en Washington
Dujovne y Lagarde, hoy en Washington

Sobre la evolución de los mercados, el ministro aseguró que fue una jornada "muy mala para los mercados emergentes en general".

"Estamos confiados en que marchamos a una posición fiscal mejor que la que teníamos. Vemos fuertes mejoras en los indicadores de solvencia externa y reducimos fuertemente el déficit de la cuenta corriente del balance de pagos. Muchos de los problemas que mira el mercado los ve son con el espejo retrovisor, Argentina hoy da progresos muy fuertes en materia fiscal y en adaptarse al nuevo contexto de financiamiento externo. Hay que tener paciencia porque esto va a tardar en reflejarse en los indicadores financieros", afirmó el ministro.

Dujovne no quiso dar más detalles sobre desembolsos y otras cuestiones del acuerdo que se discute. "Miramos para adelante, como hacemos para convertir este fenomenal apoyo que hemos tenido para la Argentina, para que eso impacte en la vida de los argentinos", cerró el funcionario argentino.

Del encuentro a puertas cerradas, que duró más de una hora, participaron también el equipo de Lagarde: David Lipton, el segundo del organismo, y los técnicos Roberto Cardarelli y Alejandro Werner. Dujovne estuvo acompañado por los dos representantes del Banco Central, Gustavo Cañonero y Pablo Quirno.

Dujovne regresa mañana al país, pero los demás funcionarios se quedan y tendrán "más reuniones", como el propio ministro destacó. 

El comunicado del Fondo

Luego de la reunión, el FMI emitió un comunicado:

La Sra. Christine Lagarde, Directora Gerente del Fondo Monetario Internacional, hizo hoy la siguiente declaración luego de reunirse con el Ministro de Economía de Argentina, Nicolás Dujovne y el Vicepresidente del Banco Central de Argentina, Gustavo Cañonero.

"El Ministro Dujovne, el Vicepresidente del Banco Central Cañonero y yo nos reunimos hoy para iniciar conversaciones sobre cómo el Fondo puede brindar un mejor apoyo a la Argentina frente a la renovada volatilidad financiera y un entorno económico desafiante.

"Hemos hecho avances durante nuestra reunión y trabajaremos juntos para fortalecer aún más el programa de las autoridades argentinas respaldado por el FMI. Nuestro diálogo continuará ahora a nivel técnico y, como mencioné antes, nuestro objetivo común es llegar a una conclusión rápida para presentar una propuesta al Directorio Ejecutivo del FMI".

Viaje después de los anuncios

Dujovne llegó a Washington esta mañana a primera hora, en medio de temperaturas sofocantes en esta capital. Con él viajó parte de su equipo económico, Santiago Bausili, Rodrigo Pena y Guido Sandleris. El presidente del Banco Central, Luis Caputo, finalmente no fue de la partida.

Hubo foto y apretón de manos, algunos chistes y Lagarde saludó a todo el equipo argentino en el piso 7 de las oficinas de la calle 19

La agenda del ministro en la capital norteamericana arrancó casi de inmediato. A media mañana obtuvo un espaldarazo en el Departamento del Tesoro, donde se entrevistó con el secretario Steven Mnuchin y con David Malpass, subsecretario para Asuntos Internacionales del Tesoro. De ambos escuchó, palabras más, palabras menos, un mensaje de apoyo firme similar al que el presidente Macri recibió de Donald Trump en el diálogo telefónico que mantuvieron poco antes.

Dujovne, Lagarde y los equipos de ambos
Dujovne, Lagarde y los equipos de ambos

Por la tarde, Dujovne acudió a la sede del FMI, donde Lagarde lo recibió cerca de las 17 locales (las 18 en la Argentina). Hubo foto y apretón de manos, algunos chistes y Lagarde saludó a todo el equipo argentino en el piso 7 de las oficinas de la calle 19. Recién al finalizar ese encuentro el ministro accedió a hablar con los medios, entre ellos Infobae.

Dujovne le presenta a Lagarde a Gustavo Cañonero, vice del BCRA que nombró Caputo
Dujovne le presenta a Lagarde a Gustavo Cañonero, vice del BCRA que nombró Caputo

El viaje de Dujovne fue decidido en los últimos días, cuando la suba del dólar parecía no encontrar techo y con el peso se desmoronaba también la confianza del mercado en la capacidad del Gobierno para timonear la crisis cambiaria. El dólar saltó a 41 pesos la semana pasada antes de retroceder apenas por debajo de los 40. En ese valor cerró hoy.

A media mañana obtuvo un espaldarazo en el Departamento del Tesoro, donde se entrevistó con el secretario Steven Mnuchin y con David Malpass, subsecretario para Asuntos Internacionales del Tesoro

La Casa Rosada tomó nota de estos temores del mercado y decidió avanzar con un paquete de recortes drásticos, que sepultaron definitivamente el gradualismo con que Macri intentó reencauzar la economía sin pagar los costos sociales y políticos del ajuste que le reclamaban los sectores más ortodoxos de Cambiemos.

Esa estrategia quedó atrás y el Gobierno enfrenta ahora lo que en su último mensaje el Presidente calificó como una situación de "emergencia".

Fondo Monetario Internacional
Fondo Monetario Internacional

Dujovne vino a explicarle a Lagarde en la sede del FMI ese paquete de medidas, orientadas a alcanzar el equilibrio fiscal tan pronto como el año que viene, con la esperanza de que la titular del Fondo, los técnicos y el directorio del organismo bendigan su plan y acepten adelantar el reloj de los desembolsos acordados hace casi tres meses, cuando la Argentina obtuvo del FMI un crédito stand by por 50.000 millones de dólares en tres años.

La bendición de Lagarde y su equipo llegaría en los próximos días. Falta todavía la aprobación técnica y política por parte del directorio del Fondo, que quiere avanzar rápidamente en el nuevo acuerdo

El ministro de Economía pretende que el Fondo adelante a 2019 giros de 2020 y 2021. En total serían unos 29.000 millones de dólares, suficientes para ahuyentar temores de incapacidad de pago. Trajo como prenda de cambio la promesa del déficit cero para el año que viene, una meta que pone muy alta la vara del ajuste pero que el Gobierno cree poder alcanzar mediante fuertes recortes en los gastos (inversiones en obra pública y subsidios, principalmente) y mayores ingresos por la vía de las retenciones al campo y la industria, entre otras.

La bendición de Lagarde y su equipo llegaría en los próximos días. Falta todavía la aprobación técnica y política por parte del directorio del Fondo, que quiere avanzar rápidamente en el nuevo acuerdo. La número uno del Fondo difundió a la prensa la semana pasada un comunicado en el que reiteró su pleno apoyo al gobierno de Macri y la disposición del organismo a revisar el cronograma financiero del acuerdo firmado con la Argentina.

Seguí leyendo: