Pesos y dólares (Adrián Escandar)
Pesos y dólares (Adrián Escandar)

La esperada licitación de Letras del Tesoro tuvo un resultado positivo para el gobierno: no una oferta masiva de pesos que fueron a comprar Letes pese a que se las ofreció a un dólar preferencial (y diferido) de $28,03. Frente a un mercado que pagó hasta hoy una paridad cercana a $29. Al menos Hacienda no informó el detalle de las ofertas.

El Ministerio de Hacienda informó esta tarde que se adjudicaron USD 422 millones de las Letras del Tesoro en dólares a 379 días (con vencimiento el 26 de julio de 2019). "El precio de corte fue de USD 945,97 por cada USD 1.000, lo cual representa una tasa nominal anual de 5,50%. Se recibieron órdenes por USD 481 millones de los cuales USD 127 millones solicitaron suscripción en efectivo y USD 354 millones en especie Lebacs".

No hubo ofertas destacadas de compra en pesos, uno de los test del mercado para medir la tendencia a una mayor dolarización de la economía

De los USD 422 millones adjudicados, 127 millones solicitaron suscripción en efectivo y el equivalentes USD 295 millones en Lebacs (con diferentes vencimientos). O sea, no hubo ofertas destacadas de compra en pesos, uno de los test del mercado para medir la tendencia a una mayor dolarización de la economía.

Es la primera vez que las letras del Central son aceptadas como medio de pago. Así, el Gobierno intenta desarman lo que ellos mismos definieron como una "bola de nieve de Lebacs".

Contexto licitatorio

En su búsqueda de fondos en el mercado interno para financiar el déficil fiscal, la licitación de Letes hoy apuntaba a reducir la presión cambiaria sobre el dólar y reducir la masa de Lebacs que todavía mantiene un nivel alto. Se logró el objetivo.

Nicolás Dujovne (Gustavo Gavotti)
Nicolás Dujovne (Gustavo Gavotti)

Las Letras del Tesoro pueden suscribirse a un tipo de cambio menor que el minorista (que se cobraría recién en un año) sumado a una tasa de interés que pagarían, resultado de las ofertas que se efectúen hoy. Según la curva de los bonos en dólares, es probable que se ubique en niveles cercanos al 5% anual.

El intercambio de Lebacs por Letes, mientras tanto, es la única de las opciones que tiene un beneficio secundario inmediato para el Gobierno. La baja de la masa de Lebacs, que aún está levemente por arriba del billón de pesos.

El frente de financiamiento también, una vez que eventualmente se transite la turbulencia, es uno de los principales focos en las licitaciones del sector público. Las necesidades del año próximo alcanzarían USD 8.000 millones, de acuerdo a Hacienda, los cuales serán buscados en el mercado interno.

Seguí leyendo: