Los bonos de la deuda no soportaron el pesimismo de los inversores norteamericanos que temen una recesión en EEUU

El mercado teme una nueva suba de tasas de la Reserva Federal y busca refugio en activos más seguros

Foto REUTERS/Regis Duvignau
Foto REUTERS/Regis Duvignau

La ilusión duró un día. Las Bolsas de Estados Unidos se derrumbaron y los inversores buscaron refugio en el oro que subió 0,88% y en los bonos del Tesoro de Estados Unidos que bajaron su rendimiento a 2,76% al subir su precio.

No es casualidad que las acciones se desmoronen y los inversores corran tras activos más seguros. Hay miedo a lo que vendrá porque se avecina una nueva suba de tasas en Estados Unidos y el consumo amenaza con caer más. El mercado, con el comportamiento de ayer, adelanta ese temor.

En la Argentina y los países emergentes esa aversión al riesgo se hizo sentir. El índice EEM de países emergentes cayó 1,7% porque subieron todos los riesgos país de la región. En otras palabras, cayeron los precios de los bonos de la deuda. En Brasil aumentó 5 unidades (+1,54%) a 330 puntos básicos; en Ecuador, 12 unidades (+1,47%) a 827 puntos y en México 3 unidades (+1,23%) a 246 puntos.

En la Argentina las bajas de los títulos públicos con ley extranjera fueron de hasta 1,8% y el riesgo país aumentó 24 unidades (+1,3%) a 1.936 puntos básicos.

Los inversores decidieron cubrirse con los bonos que ajustan por el CER, por eso subieron en casi todas sus versiones. El 2023, el más buscado, creció 0,30% y el precio está mostrando que están adelantados en rendimiento a la inflación.

Por eso se aguarda la licitación de Bonos del Tesoro que no tiene un menú tan atractivo como el de la semana pasada. Es que necesitan recaudar menos de $100 mil millones para saldar los vencimientos del mes. Por eso, la letra más buscada que ajusta por CER (LECER) y vence en 2023, está dentro del programa de Creadores de Mercado del que solo pueden participar agentes de Bolsa y otros inversores institucionales que se hayan anotado en el programa.

En la licitación más amplia hay dos LECER, pero son menos atractivas porque vencen en abril de 2024 y noviembre de 2025, es decir con otra gestión de Gobierno. Pero son tan pocas las inversiones que dan renta, que pueden atraer a algunos interesados. De hechos, los Boncer con vencimiento de 2024 en adelante, ayer subieron más de 0,40% y estrecharon la brecha con los que vencen el año próximo.

La baja de los bonos AL30 y GD30, que se utilizan para operar los dólares financieros, hizo que la cotización del MEP suba $1,14 (+0,5%) a $211,75 y la del contado con liquidación, $1,22 (+0,6%) a $212,54.

En la plaza mayorista, el dólar aumentó 19 centavos a $119,12 y el Banco Central pudo comprar apenas USD 2 millones que elevaron las reservas en 6 millones a USD 41.652 millones. La suba del oro y la caída del dólar frente a las 6 principales monedas del mundo, ayudó a mejorar el nivel de reservas.

La Bolsa, a contramano de lo que sucedió en Estados Unidos tuvo una buena performance. Con escasos negocios por $849 millones el S&P Merval, el índice de las acciones líderes, avanzó 1,02% en pesos y 0,4% en dólares.

Los papeles más destacados fueron los de Banco Macro (+4,96%) por su decisión de pagar los dividendos en efectivo y los de Pampa Energía (+3,95%) por la resolución oficial que los favorece en la liquidación de dólares.

Los ADR’s -certificados de tenencias de acciones que cotizan en las Bolsas de Nueva York- tuvieron una mala rueda. Lo peor pasó por el derrumbe de MercadoLibre (-9,6%) arrastrado por las acciones tecnológicas de Estados Unidos.

El feriado de hoy será un alivio, pero el mercado seguirá con atención lo que sucede en Estados Unidos que actúa a cuenta de una fuerte recesión provocada por la suba de tasas para contener la inflación. Con China y Estados Unidos debilitados, no hay lugar para las inversiones de riesgo.

SEGUIR LEYENDO: