¿Por qué aumenta tanto la ropa?: la industria textil salió a defenderse de subas de casi 70% en el último año

Los precios de la indumentaria y el calzado se incrementaron un 10,9% mensual en marzo. Y más de 67% si se mide los últimos 12 meses. La Fundación Pro Tejer enumeró los factores que impulsaron el salto

Los precios de la indumentaria y el calzado registraron un alza de 10,9% el mes pasado (EFE).
Los precios de la indumentaria y el calzado registraron un alza de 10,9% el mes pasado (EFE).

El incremento de precios internacionales récord en dólares y la estacionalidad por el lanzamiento de la temporada otoño-invierno son los principales argumentos que explicarían el aumento de 10,9% que registró la indumentaria, según un informe de la Fundación Pro Tejer que se dio a conocer luego del anuncio de la cifra inflacionaria del mes de marzo.

En la comparación anual la suba supera el 67 por ciento.

Según destacaron desde la Fundación, los precios se fijan al comienzo de cada temporada (dos veces por año) y marzo es el mes de lanzamiento de nuevos productos de la temporada otoño-invierno. Las prendas de abrigo son más complejas, utilizan mayor cantidad y otro tipo de tela que las de verano lo que eleva su costo, afirmaron.

Asimismo, el análisis sostuvo que contribuye la “inercia inflacionaria, donde juegan factores que profundizan la dinámica (puja distributiva, tipo de cambio, costos, estructura productiva, presión impositiva, tasa de interés”.

Según indicó la Fundación Pro Tejer marzo es el mes de lanzamiento de nuevos productos de la temporada otoño-invierno.
Según indicó la Fundación Pro Tejer marzo es el mes de lanzamiento de nuevos productos de la temporada otoño-invierno.

“Cuando comparamos con otros bienes, los aumentos de precio de la indumentaria y calzado se encuentran por debajo. A nivel regional podemos ver una mayor apertura al interior de las categorías. Así, podemos aislar a los bienes del efecto de los precios regulados de servicios, que presiona a la baja el promedio general del IPC”, aseguraron.

De acuerdo con la perspectiva empresaria, “se juzga al sector” por los aumentos de precios del último año sin tener en cuenta que se acumularon cinco años seguidos de índices de precios inferiores a la inflación promedio.

“Sólo considerando el factor precios (es decir, sin tener en cuenta la caída del volumen de ventas), se perdieron ingresos equivalentes a cinco meses de facturación en el período diciembre 2016 a marzo 2022″, manifestaron, al tiempo que remarcaron que “Esto es lo mismo que tener una pérdida promedio de facturación del 8% por cada mes desde diciembre 2016 a marzo 2022″.

Suba en los precios de la ropa

En lo que se refiere al Índice de Precios al Consumidor (IPC) de marzo de 2022, la indumentaria y el calzado tuvo un aumento de 10,9%. La inflación interanual en ese sector fue de 67,3% mientras que en el acumulado del año fue de 17,4%.

El IPC de marzo pasado.
El IPC de marzo pasado.

Commodities y estacionalidad

A continuación, una por una, las razones expresadas en el informe a fin de defender la evolución de los precios de la indumentaria y el calzado:

- Aumento de precios internacionales récords en dólares: commodities, energía, materias primas e insumos textiles más el efecto suba del tipo de cambio.

- Cinco años de precios de indumentaria aumentando por debajo de la inflación promedio (de diciembre 2016 a marzo 2022).

- Estacionalidad de precios en marzo: lanzamiento temporada otoño-invierno.

“Cuando comparamos con otros bienes, los aumentos de precio de la indumentaria y calzado se encuentran por debajo” (Fundación Pro Tejer)

- Aumentos similares a otros bienes, aislando efecto precios regulados de servicios.

- Las importaciones de indumentaria están creciendo, en un contexto de importaciones textiles que fueron récord en 2021.

- La metodología IPC-INDEC pondera más a los shoppings que a los nuevos canales comerciales, ya que considera cómo consumían las familias hace más de 18 años.

- Actualmente, una prenda de marca premium es más cara en Estados Unidos que en Argentina.

Según la Fundación Pro Tejer, “se juzga” al sector por la suba de precios del último año sin tener en cuenta diversos factores.
Según la Fundación Pro Tejer, “se juzga” al sector por la suba de precios del último año sin tener en cuenta diversos factores.

Tras enumerar los motivos por los cuales aumentó la ropa, la Fundación Pro-Tejer opinó que “Es incorrecto atribuirle a la industria nacional el aumento de los precios de indumentaria” ya que “el IPC registra un mercado con alta incidencia de ropa importada”.

Además, señaló que las importaciones de prendas de vestir aumentaron 81% en el primer trimestre de 2022 comparado con el mismo período de 2021 y 57% si se compara con el 2015. Y sumado a esto, resaltó que “el tipo de cambio se incrementó un 20% en el último año encareciendo aún más la ropa importada”.

SEGUIR LEYENDO: