Trufas, langosta o sopa de canguro: los menúes más exóticos y lujosos servidos a bordo de un avión

Un recorrido por las comidas más exclusivas ofrecidas por las aerolíneas a lo largo de la historia en sus servicios de súper lujo

En las décadas pasadas se podían comer los platos más lujosos y beber las bebidas más exclusivas a bordo de un avión
En las décadas pasadas se podían comer los platos más lujosos y beber las bebidas más exclusivas a bordo de un avión

Cualquier persona que haya viajado en un avión de larga distancia en clase económica sabe bien que a la hora de la cena o el almuerzo las opciones son acotadas. La célebre pregunta “¿pasta o pollo?” se ha escuchado en boca de las azafatas de incontables aerolíneas del mundo a lo largo de los años.

En general las ofertas para comer son un plato de pastas (con alguna salsa básica) o un plato a base de carne, en general pollo pero en ocasiones también se ofrece carne vacuna. Es verdad que la mayoría de las aerolíneas han incorporado opciones vegetarianas en los últimos años, pero los menús no suelen ir más allá de estas tres opciones.

La historia de la comida en el avión se remonta a 1919, en ese año, la compañía Handley Page Transport Company fue la primera en ofrecer bocadillos y frutas a los pasajeros a bordo. A partir de allí, las demás empresas aéreas comenzaron a ofrecer diferentes alimentos hasta el punto en que los pasajeros podían elegir productos tan lujosos como caviar beluga o langosta.

(Getty Images)
(Getty Images)

Canastas de picnic y el primer servicio de lujo en el aire

En la década de 1920 las comidas en el avión eran mayormente frías, ya que las aeronaves no estaban equipadas para poder calentar o cocinar alimentos como lo están hoy. Por ello, en empresas como Imperial Airways -antecesora de British Airways- se les ofrecía a los pasajeros canastas de mimbre que incluían platos como ensaladas, sándwiches, quesos, foie gras y más alimentos propios de un picnic en el parque.

A su vez, esta empresa fue la primera en ofrecer un catering de súper lujo en los cielos. En 1927 Imperial Airways lanzó el servicio “Silver Wing” que estaba destinado a la primera clase y que era llevado a cabo por mayordomos vestidos con traje blanco, moño y boina. Además, los platos eran de porcelana fina, las copas de cristal y los cubiertos de plata y las mesas prolijas con manteles de lino.

Publicidad gráfica de Imperial Airways. (San Diego Air & Space Museum Archives/Wikimedia Commons)
Publicidad gráfica de Imperial Airways. (San Diego Air & Space Museum Archives/Wikimedia Commons)

Roast Beef asado en pleno vuelo

Los años 30 fueron espectaculares para viajar a bordo de los aviones Clippers de Pan Am, en ellos se ofrecía roast beef que no era calentado sino que se asaba a bordo del avión. Además, los pasajeros podrían disfrutar de un salón comedor al cual podían acudir en grupos para disfrutar del buffet y comer en mesas con manteles blancos.

En algunos vuelos de Pan Am se ofrecía Roast Beef que era asado a bordo. (Getty Images)
En algunos vuelos de Pan Am se ofrecía Roast Beef que era asado a bordo. (Getty Images)

Sopa de canguro, ostras, vino y más

Quienes hayan viajado en primera clase desde Sydney hasta Londres con Qantas Airways durante la década de 1930 fueron los afortunados en recibir uno de los servicios de comida más exóticos que se hayan servido en un avión. Los viajeros podían disfrutar de langosta fresca, ostras, camarones, champagne, vino, cigarrillos e incluso sopa de canguro. Sí, la aerolínea australiana ofrecía una sopa hecha con la cola de los característicos marsupiales del país.

Una mujer disfruta de su comida a bordo de un avión de Qantas Airways
Una mujer disfruta de su comida a bordo de un avión de Qantas Airways

Elegancia francesa

A bordo de los aviones de Air France durante la década de 1950 todo era exageradamente elegante, sobre todo las comidas. Las opciones incluían caviar beluga, ensalada de endivias, medallones de langosta y más. También se ofrecía champagne, vino y todo tipo de licores.

Por supuesto que no había nada de plástico, ni mucho menos bandejas recubiertas con papel aluminio: las bebidas se servían en la mejor cristalería y las comidas en platos de porcelana.

Fotografía en la cabina de primera clase de Air France durante la década de 1950. (Air France Collection)
Fotografía en la cabina de primera clase de Air France durante la década de 1950. (Air France Collection)

Sorpresa de cumpleaños a más de 10.000 metros de altura

En la ya desaparecida aerolínea estadounidense TWA (Trans World Airlines) un pasajero podía recibir una torta por su cumpleaños sin previo aviso a mitad del vuelo. La aerolínea se encargaba de revisar todos los pasaportes de sus pasajeros en busca de algún cumpleañero para poder agasajarlo mientras el avión surcaba los cielos. Además la empresa ofrecía platos como salmón ahumado, solomillo, lenguado y langosta fresca.

Los pasajeros cumpleañeros podían ser sorprendidos con una torta en pleno vuelo. (Getty Images)
Los pasajeros cumpleañeros podían ser sorprendidos con una torta en pleno vuelo. (Getty Images)

Thanksgiving como en casa

La aparición de las comidas congeladas en los aviones se produjo durante la segunda guerra mundial cuando el ejército estadounidense se dio cuenta de que sus soldados llegaban en una condición física insatisfactoria a Europa. Entonces, se comenzó a volar con platos congelados que eran calentados en el avión para que los soldados puedan nutrirse durante el viaje.

Este desarrollo ayudó a que empresas como Pan Am puedan preparar los clásicos estadounidenses en el aire. Por ejemplo, en Acción de gracias (Thanksgiving, en inglés), la aerolínea servía una cena de pavo completa sin importar dónde y entre qué países volaba. El pavo era servido con papas y la típica salsa de arándanos.

Antigua publicidad gráfica de la ya desaparecida Pan Am. (Bradford Timeline/Flickr)
Antigua publicidad gráfica de la ya desaparecida Pan Am. (Bradford Timeline/Flickr)

Cerveza alemana directa desde el barril

Durante la década del 60, la aerolínea alemana Lufthansa hacía circular a sus azafatas por los pasillos de sus aviones con un auténtico barril de cerveza alemana que era ofrecida y servida directamente en los vasos de los pasajeros.

Publicidad de Lufthansa promocionando viajes hacia Alemania durante el Oktoberfest. (Classic Film/Flickr)
Publicidad de Lufthansa promocionando viajes hacia Alemania durante el Oktoberfest. (Classic Film/Flickr)

Grandes cuchillos y jamones

Hoy es imposible imaginar a una persona con un cuchillo metálico en un avión, mucho menos pensar en una azafata que se pasea por las butacas con un filo de casi 30 centímetros ofreciendo fetas de jamón cortadas en el momento. Sin embargo, antes de la época de ultra vigilancia aeroportuaria, Scandinavian Airlines ofrecía a sus pasajeros un buffet que incluía piernas de jamón cortado en los pasillos, ensaladas, salmón y otras comidas que eran servidas por mayordomos propiamente vestidos.

Un mayordomo sirve fetas de jamón crudo directamente desde la pata entera en un vuelo de Scandinavian Airlines. (Scandinavian Airlines/Wikimedia Commons)
Un mayordomo sirve fetas de jamón crudo directamente desde la pata entera en un vuelo de Scandinavian Airlines. (Scandinavian Airlines/Wikimedia Commons)

Cigarros cubanos en pleno vuelo

Otra cosa que es impensable hoy en día es fumar en un avión. Antes no sólo era una práctica habitual sino que hasta las propias aerolíneas ofrecían cigarrillos a sus pasajeros. En la década de 1976, la empresa British Airways llegó a ofrecer un menú para primera clase compuesto por canapés de caviar y salmón ahumado como entrada, una pechuga de pollo fría con foie gras y espárragos, y una naranja escalfada en Grand Marnier -licor francés que se fabrica a partir del cognac y esencia de naranja- de postre, y un cigarro cubano para finalizar.

(Getty Images)
(Getty Images)

Pero este era uno de los menús que podían darte en primera clase de British Airways, en otros vuelos ofrecían salmón con huevos revueltos, bife de carne vacuna hecho al vino tinto, papas fritas, hojas de espinaca, fletán escalfado con salsa de langosta, pastel de manzanas, tablas de quesos y todo tipo de frutas.

El primer restaurante chino volador

China Airlines se autodenominó como “El primer restaurante chino volador del mundo” en la década del 70′. Centró gran parte de sus publicidades de la época en promocionar la comida de sus vuelos, en las cuales se servía todo tipo de platos tradicionales chinos.

Los pasajeros podían disfrutar de arrolladitos primavera “sacados del horno en el momento preciso”, cerdo agridulce “sobre el que se podría escribir un soneto” y pollo mandarín “condimentado a la perfección, servido con relucientes fideos dorados”.

China Airlines ofrecía todo tipo de delicias de la cocina tradicional china. (Getty Images)
China Airlines ofrecía todo tipo de delicias de la cocina tradicional china. (Getty Images)

La primer aerolínea en servir “nouvelle cuisine”

Philippine Airlines no fue sólo la primera empresa aérea asiática en ofrecer comida a bordo sino que además fue la primera de todas en contar con un menú de la nouvelle cuisine (nueva cocina). Este nombre hace referencia a un acercamiento a la cocina y a la presentación de los alimentos que contrasta y se aleja de la “cocina clásica”.

Los canapés de primera clase incluían pumpernickel -pan de cereales alemán- con mousse de trucha ahumada y ensalada de perca marina en hojas de parra. Los postres presentaban elaboraciones muy complicadas como el milhojas Strasbourgeoise.

Promoción gráfica de la nouvelle cuisine de Philippine Airlines. (Philippine Airlines)
Promoción gráfica de la nouvelle cuisine de Philippine Airlines. (Philippine Airlines)

Alta cocina parisina sobrevolando el océano atlántico

Cuando la compañía Virgin Atlantic comenzó a volar entre Londres y Nueva York en 1984 se asoció al célebre restaurante parisino Maxim’s. El mismo fue fundado en 1893 y es uno de los más reconocidos de la “ciudad de la luz”.

Las comidas eran servidas por mayordomos e incluían platos clásicos de alta cocina como caviar beluga sobre hielo, jamón de parma con maní en rodajas, filete de lenguado de Dover con mousse de langosta y codorniz deshuesada con hongos silvestres. Por supuesto que al tratarse de una asociación con un restaurante francés, los vinos no se quedaban atrás y eran botellas que subían al avión directamente desde la bodega de Maxim’s.

Pancarta que anunciaba la asociación entre la aerolínea y el célebre restaurante parisino. (Virgin Atlantic)
Pancarta que anunciaba la asociación entre la aerolínea y el célebre restaurante parisino. (Virgin Atlantic)

Décadas de 1990 y 2000, lujos cada vez más exclusivos

Ya en la década del 90′ la comida de los aviones se comenzó a parecer más y más a lo que conocemos hoy en día. Con la mayoría de los pasajeros en clase económica, las porciones se achicaron y los platos pasaron a ser más mundanos. Sin embargo, los pasajeros que querían lujo podían pagar primera clase y aún encontrar menús de alta calidad.

En 1992, en un vuelo de Air France operado por un avión Concorde todavía se podía comer caviar fresco, ensalada de langosta con trufas y gallina de Guinea cocida en salsa de champagne.

El caviar, el champagne y otros alimentos lujosos quedaron excluidos a las pocas personas que pueden pagar un boleto en primera clase. (Getty Images)
El caviar, el champagne y otros alimentos lujosos quedaron excluidos a las pocas personas que pueden pagar un boleto en primera clase. (Getty Images)

Cuando el mundo comenzó el nuevo milenio todo cambió. Tras los ataques del 11 de septiembre de 2001 se abandonaron por completo los cubiertos metálicos y se los reemplazó por plástico, se dejó de ofrecer comida en vuelos cortos y los platos que no son los básicos “pasta o pollo” quedaron reducidos para los pocos que pueden pagar la primera clase.

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

El Gobierno lanzó un plan para aumentar la superficie agrícola bajo riego en 12 provincias

El mismo contempla la ejecución de 21 proyectos que generarán más de 52 mil empleos y se estima un aumento de las exportaciones de USD 1.180 millones anuales a partir del segundo año

Para agilizar la entrega de 8.000 tarjetas Previaje, un banco abrirá las puertas de 461 sucursales durante el fin de semana

El Banco Nación abrirá el próximo sábado y domingo para colaborar con la entrega de los plásticos que contienen el crédito para usar a partir de febrero

Más de 3.000 camiones parados: la UIA, transportistas y exportadores reclamaron por el conflicto con Chile y Moyano amenazó con cortar la ruta

A más de una semana de iniciado el conflicto por los nuevos requisitos sanitarios del gobierno del país trasandino que ocasionaron dificultades en el cruce del Paso Internacional Cristo Redentor-Libertadores

Deuda: qué significa no pagarle al FMI y qué impacto tendría en el Estado y en las empresas

A dos días del vencimiento con el Fondo Monetario, el Gobierno no informó aún si pagará los 712 millones de dólares y se endurece la negociación con el staff del organismo. El sector privado, en alerta ante un posible incumplimiento

El récord de todos los días: el dólar libre llegó a $221 en medio de versiones y dudas sobre la negociación con el FMI

La brecha respecto del tipo de cambio oficial llegó a 111 por ciento. El BCRA vendió USD 50 millones para abastecer la demanda privada. El riesgo país quedó debajo de los 1.900 puntos
MAS NOTICIAS
Información provista porInvertir Online