Minicongelamiento de la carne vacuna: prevén poca oferta y aumento de precios al mostrador de aquí a fin de año

Los datos de faena marcan caídas de dos dígitos en las principales provincias. El Gobierno quiere evitar que el aumento de la Hacienda se refleje en góndolas y mostradores

El gobierno negoció con supermercados un congelamiento para el fin de semana largo y volver a conversar a partir del martes 
(Ionics)
El gobierno negoció con supermercados un congelamiento para el fin de semana largo y volver a conversar a partir del martes (Ionics)

La insólita decisión del gobierno nacional de congelar los precios de la carne vacuna en supermercados durante el fin de semana largo no cambiará el panorama ni afectará la tendencia alcista de los precios, dijeron fuentes del mercado.

Dardo Chiesa, coordinador de la “Mesa Nacional de Carnes” del sector privado, dijo no entender la medida. El anuncio, señaló, solo busca “calmar los ánimos”, pero no tiene sustento como para realmente incidir en el mercado. Además, fuentes de diversos sectores que integran la cadena de ganados y carnes expresaron a este medio el temor a que el gobierno imponga más medidas restrictivas a las exportaciones.

Hasta el momento se desconoce si funcionarios nacionales convocarán a los sectores de la producción, la exportación y la industria frigorífica, para analizar la problemática. En los últimos días la Mesa de Enlace elevó un reclamo de audiencia al ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, para restablecer el diálogo tras los comicios legislativos. Un reclamo que llevarán los dirigentes será el de la liberación toral de las exportaciones de carne.

El Gobierno y varias cadenas acordaron un mini-congelamiento ante la dificultad de avanzar en negociaciones que garanticen que el aumento del valor de la hacienda no llegue a los mostradores de las carnicerías y las góndolas de los supermercados.

En el mercado de Liniers, el precio promedio del novillo escaló de $ 186,87 por kilo a principios de noviembre a $221,57 (+ 18,2%) al cierre de este viernes, mientras el precio del kilo de novillito pasó de $198,89 a $247,19 y el kilo de vaquillonas de $190,74 a $237,13 por kilo, aumentando en ambos casos 24,3 por ciento. Hubo una fuerte presión en toda la semana que ejercieron los diferentes sectores compradores que necesitaron de hacerse de mercadería.

Ayer en la plaza ganadera de Liniers, los precios registraron bajas moderadas en todas las categorías de la mano de una mejor oferta que alcanzó las 9.175 cabezas. El Índice General del mercado cayó un 1,88%, al pasar de 201,034 a 197,250 pesos por kilo, y el Índice Novillo bajó casi un 1,40%. Ahora si se analiza todo lo sucedido durante la semana, el primero de los índices subió un 7,82% y el segundo un 5,99%.

En las últimas horas también circularon versiones sobre posibles llamados que habrían existido de parte de funcionarios del Gobierno a operadores del Mercado para que no se disparen los precios. Algo que hizo recordar a la época del exsecretario de Comercio Interior en el kirchmerismo, Guillermo Moreno, con su lista de precios sugeridos para controlar los valores en Liniers. “Estábamos sentados sobre una olla a presión, algo que iba a durar hasta las elecciones. Luego se complicó todo”, comentaba ayer a este medio un integrante del sector ganadero. También algunos especialistas sostienen la suba del dólar blue en la previa de los comicios legislativos derivó en mayores precios en el Mercado.

En este escenario, el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, acordó con Coto, Changomás, Cencosud (Jumbo, Disco y Vea) Carrefour, La Anónima y Día%, entre otras cadenas, el compromiso de que los precios no varíen este fin de semana, en el que se espera un fuerte movimiento turístico. El martes seguirán las conversaciones en busca de una solución consensuada que garantice la estabilidad del precio de las carnes y evite sobresaltos a fin de año, un período de alto consumo, por las fiestas.

En noviembre, los precios de la hacienda subieron todo lo que no lo habían hecho en los cuatro meses previos
(NA)
En noviembre, los precios de la hacienda subieron todo lo que no lo habían hecho en los cuatro meses previos (NA)

Chiesa, sin embargo, comentó que la venta de carne en supermercados no supera el 30% de la venta de carne vacuna en todo el país y pesa aún menos en el interior. Lo que se acuerde para un fin de semana, señaló, “no tiene significancia”.

Nicolás Torre, analista del Ieral de la Fundación Mediterránea, señaló en un informe que “la suba de la hacienda en noviembre augura una mayor retención de vientres en los meses venideros, con efectos positivos para la oferta de carne bovina durante 2022-2023″. Antes, claro, habrá un período de poca oferta y relativa escasez cárnica.

Menos faena

Durante el quinto bimestre del año (septiembre-octubre) la industria frigorífica redujo en 11,6% el nivel de faena en relación a igual bimestre del año pasado, según datos de la Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario.

“En una mirada regional, considerando la faena acumulada para 2021, se observa una desmejora relativa significativa de la actividad para la industria frigorífica ubicada en el interior del país: La Pampa, Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe y Cuyo”, puntualizó Torre. De resultas, desde finales de 2020 el precio de la Hacienda en Pie en dólares/kilo vivo aumentó “significativamente” y llevó a una baja del porcentaje de hembras en faena (promedió 43,4% entre Junio-Octubre)”.

De los datos oficiales surge que Buenos Aires, líder con el 51,1% de la faena nacional, faenó en los primeros diez meses del año 7,1% cabezas menos que en igual período de 2020. Santa Fe, segunda provincia en importancia; faenó 9% menos, Córdoba, tercera, 11% menos, Entre Ríos, cuarta, 10,2% menos y La Pampa, quinta faenadora nacional, 11,2% menos.

Los datos de faena de los primeros diez meses del año
Los datos de faena de los primeros diez meses del año

Por eso Torre augura “una mayor retención de vientres en los meses venideros”, que ampliarán la oferta de carne en 2022 y 2023, pero la achicarán en los próximos meses.

La suba del precio de la hacienda, a pesar del “cepo” a la exportación de carne que permitió durante 4 meses una baja del precio de la carne en los mostradores, podría llevar a una suba del 20% en el precio al consumidor de aquí a fin de año, dijeron a Infobae expertos del mercado.

El secretario de la Cámara de Matarifes y Abastecedores (CAMYA), Adriel Suelves, precisó que todas las categorías de animales subieron un promedio del 20% desde principio de noviembre, subiendo en 15 días todo lo que no habían subido en los 4 meses anteriores, en los que el valor del kilo vivo se mantuvo sin grandes variaciones.

Se trata de un escenario que el Gobierno quiere impedir, retomando negociaciones el próximo martes. De cumplirse, el congelamiento del fin de semana largo podría tener un efecto adverso a las intenciones oficiales: el sobrestockeo, en previsión de futuros aumentos. Si eso sucede, a Feletti le será más difícil aún evitar que los precios suban de aquí a fin de año, período de alta sensibilidad socioeconómica y política.

En las últimas horas surgieron versiones sobre cruces internos en el Gobierno sobre posibles medidas a adoptar para bajar los precios de la carne en el mostrador. Hasta el momento implementar restricciones a las exportaciones, a la administración de Alberto Fernández no le ha permitido cumplir con el objetivo central de la medida, más allá que en los últimos 4 meses se registraron caídas en los precios, pero las mismas no fueron significativas.

Mientras tanto, en el sector de la producción recordaron que en el inicio de las restricciones a la exportación, en mayo pasado, el sector había advertido sobre una menor oferta que se iba a registrar por los efectos de la medida y que se eso iba a derivar en una suba de precio. Todo eso está sucediendo en estos momentos, con una inflación que sigue provocando efectos negativos y una caída en el poder adquisitivo de la población. La problemática, dicen los dirigentes del campo, no se soluciona con controles de precios, sino con un plan económico que genere previsibilidad y ordene la macroeconomía.

SEGUIR LEYENDO:


Últimas Noticias

En medio del conflicto por los subsidios al transporte, el Gobierno otorgará $16.000 millones al sector

Así lo confirmó a través de la Resolución 401/2022, publicada este lunes en el Boletín Oficial. Es para compensar las pérdidas de las empresas que operan en el interior del país

Dónde colocar los pesos que escapan a la caída de los bonos del Tesoro ajustables por CER

La estrategia de invertir en títulos indexados y fondos comunes que operan con ellos pasó a ser de riesgo. Cuáles son los refugios que recomiendan los asesores

¿Hay demasiadas billeteras electrónicas en Argentina?: algunas se reconvierten para crecer y otras van a desaparecer

Hay más de 30 apps financieras pero pocas son rentables. Las dificultades para llegar al punto de equilibrio. El impactante anuncio sobre Ank, en la que Itaú Unibanco dejará de invertir

Bomba de pesos: la deuda del Banco Central devengará intereses por $4 billones al cabo de un año

El stock de Leliq, Pases y Nobac alcanzó un récord de más de $6 billones. Solo por la renovación de los vencimientos y suba de tasas el monto crecerá más de 66% anual. Objetivos y derivaciones

Nuevas metas con el FMI: el Gobierno podrá gastar $ 308.000 millones más y se redujo la exigencia de acumulación de reservas

La revisión que hizo el directorio habilitó un recálculo de objetivos intermedios. El tope de déficit fiscal pasó de $566.000 a $874.000 mil millones, mientras que el acopio de divisas en el Banco Central será 700 millones de dólares más bajo que en el acuerdo original
MAS NOTICIAS