Un conflicto sindical mantiene paralizado a uno de los puertos de Rosario

Es en el puerto General San Martín, en San Lorenzo. La medida de fuerza empezó ayer, iniciada por trabajadores despedidos de la ex Aceitera Buyatti y podría extenderse. Afecta a las plantas de Bunge y ADM

Sigue el conflicto en la ex Aceitera Buyatti, en Rosario.
Sigue el conflicto en la ex Aceitera Buyatti, en Rosario.

En las últimas horas, trabajadores de la ex Aceitera Buyatti decidieron bloquear nuevamente el ingreso a los puertos de General San Martín, en el Departamento de San Lorenzo, por incumplimiento en el pago de las indemnizaciones y la vigencia de la prepaga. La interrupción del tránsito afecta a las Plantas de Bunge y ADM; de no llegar a una solución, el paro podría extenderse.

En enero pasado, la Aceitera Buyatti puso en venta la planta procesadora de soja en el Puerto General San Martín y mientras aparecían posibles compradores del complejo, envió 84 telegramas de despido a empleados asociados al Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (Soea).

El establecimiento ya venía trabajando por debajo de su nivel habitual en los últimos meses. A fines de 2020, operó al 60% de su capacidad, hasta que paralizó la operación a mediados de noviembre, a la espera de una definición para evaluar la continuidad de su actividad.

“Desde que se generaron los despidos tuvimos un par de reuniones con el Ministerio de Trabajo de la Nación, la última fue presencial, donde el Ministerio intimó a Buyatti a que pague la indemnización como corresponde”, dijo a Infobae Pablo Reguera, secretario general de Soea.

“De los 84 despedidos, solo 11 pudieron cobrar lo que arreglaron y los otros 73 son a los que todavía se les debe lo acordado”, agregó. Los despidos se hicieron el 1° de marzo, luego de que la empresa anunció el cierre de la planta y comenzaron a liquidar a todos los trabajadores. “Ahí intervino el sindicato por todos los que están en conflicto con la empresa, lo que se está pidiendo es el procedimiento de crisis: la indemnización, que es calculada con el mejor sueldo del año y ellos estaban siendo liquidados por sobre un 70%”, apuntó Reguera.

De acuerdo con los trascendidos, la Aceitera había decidido solo reducir la plantilla y conservar a un grupo de empleados a modo de hacer las tareas de mantenimiento y seguridad hasta la cosecha de soja, pero finalmente decidieron centrar la producción en el norte. Ante esta decisión, el grupo de empleados insiste en que la medida los afecta porque deberán cobrar su indemnización a 500 kilómetros de su lugar de origen.

“El pedido que tenemos y que estamos haciendo es que se les pague el 100% del sueldo en la región. Ahora, lo que está quedando pendiente es la forma de pago y las condiciones, porque pueden cerrar la fábrica definitivamente. Son 500 kilómetros los que tendrían que hacer y también está el miedo a que no se le abone. La preocupación de los compañeros es básicamente esa”, añadió.

Por otra parte, la preocupación de los 73 trabajadores es que al no tener fábricas, la empresa quiere pagar las indemnizaciones en cuotas y por eso “los trabajadores están instalados en la entrada hasta que se solucione el conflicto”.

Reunión

Hoy, las partes involucradas mantendrán una reunión con las autoridades nacionales para definir la situación. En ese sentido, los empleados que impiden el ingreso de camiones a las exportadoras decidirán si siguen con el bloqueo o no.

El reclamo frente a la planta aceitera impide que los camiones cargados que llegan al puerto de las dos empresas cerealeras puedan acceder y descargar. Este martes, ambas empresas estaban sin poder operar y ya reportaban una cola de camiones que se tornaba cada vez más larga con el transcurrir de las horas.

En tanto, los gremialistas adelantaron que en caso de no suscribir un acuerdo, la CGT San Lorenzo convocará a un paro con alcance regional que podría durar días. Esto podría suceder si no se completa y acuerda el pago completo de indemnizaciones y cobertura médica para los ex trabajadores de la empresa aceitera que todavía están a la espera de una solución, por lo que podría terminar en un paro general de actividades en el puerto.

SEGUIR LEYENDO:

Información provista porInvertir Online