Trabajo informó que todavía en diciembre había 275 mil empleados inactivos por la crisis sanitaria

La cantidad de asalariados en el sector privado sumó 5.795.400 en el último mes de 2020 pero solo 5.520.500 se encontraban en actividad, tras haber caído a 5.070.500 en abril pasado

La cantidad de personas con trabajo registrado en todo el país alcanzó en diciembre pasado a 11,9 millones, lo que representó una caída de 0,2% en términos desestacionalizados en relación con el mes anterior (21 mil puestos menos), y de 1,8% (222,4 mil trabajadores) frente a igual mes de 2019 (Reuters)
La cantidad de personas con trabajo registrado en todo el país alcanzó en diciembre pasado a 11,9 millones, lo que representó una caída de 0,2% en términos desestacionalizados en relación con el mes anterior (21 mil puestos menos), y de 1,8% (222,4 mil trabajadores) frente a igual mes de 2019 (Reuters)

Según el informe de Situación y evolución del trabajo registrado del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, en diciembre había 275.000 empleados inactivos por la crisis sanitaria, aunque el número es considerablemente menor si se tiene en cuenta que en abril, pico de la crisis producto de las restricciones para circular que estableció el Gobierno, los trabajadores inactivos totalizaron 833.700 personas.

Se trata de trabajadores de empresas que todavía no volvieron a la normalidad como sucede en el sector hotelero, turístico y parte del gastronómico, entre otras ramas de la actividad. Y también porque aún está vigente la restricción del uso del transporte público par actividades no esenciales. Si bien no están despedidos, se ausentan de forma involuntaria por la dificultad para circular.

El nivel de trabajadores activos de diciembre último implicó una caída de poco más de 800 mil respecto de los que estaban en actividad en el último pico de empleo asalariado privado registrado por el SIPA, en marzo de 2018, al comienzo del actual ciclo recesivo

El nivel de trabajadores activos de diciembre último implicó una caída de poco más de 800 mil respecto de los que estaban en actividad en el último pico de empleo asalariado privado registrado que el Sistema Integrado Previsional Argentino anotó en marzo de 2018, al inicio del actual ciclo recesivo.

Fuente: Ministerio de Trabajo de la Nación
Fuente: Ministerio de Trabajo de la Nación

En tanto, la cantidad de personas con trabajo registrado en todo el país alcanzó en diciembre pasado a 11,941 millones, lo que representó una caída de 0,2% en términos desestacionalizados en relación con el mes anterior (21 mil puestos menos), y una baja de 1,8% (222,4 mil trabajadores) frente a igual mes de 2019.

Así, luego de tres meses de fuerte contracción del trabajo registrado por la pandemia -en especial en marzo, abril y mayo-, cuatro meses consecutivos con variaciones positivas y octubre y noviembre estables, en diciembre se observó una leve caída respecto al período previo, indicó el trabajo publicado por la cartera laboral.

En tanto, se contabilizan 9,566 millones de personas asalariadas registradas (incluyendo al sector privado, sector público y el trabajo en casas particulares) y 2,376 millones de trabajadores independientes (monotributistas y autónomos).

Por un lado, en el conjunto de los asalariados registrados hubo 4,5 mil trabajadores menos; mientras que la cantidad de asalariados en el sector público se mantuvo estable (300 trabajadores), en el sector privado y en casas particulares se redujo 0,1% en ambos casos (4.400 y 400, respectivamente).

Por otro lado, el trabajo independiente presentó una caída de 0,7% (-16,4 mil trabajadores) en relación con noviembre debido a la dinámica del régimen de monotributo, que registró una merma de 0,8% en la cantidad de aportantes (-12,9 mil personas).

Entre junio y octubre de 2020 la cantidad de aportantes monotributistas mostró cinco meses consecutivos de fuerte crecimiento mensual, y superó el nivel de empleo previo al inicio de la pandemia, resaltó el informe de la cartera que conduce Claudio Moroni.

Sin embargo, en noviembre y diciembre se registraron caídas; y también se redujo la cantidad de autónomos (0,8%, unas 2.900 personas) y los inscriptos en el monotributo social (-0,2%, 600 personas).

En la comparación interanual, el total de personas asalariadas se contrajo 2,1% (-202,1 mil trabajadores), con retrocesos de 3,4% en el sector privado (-202,1 mil) y 3,9% en el trabajo en casas particulares (-19,2 mil), mientras que el sector público presentó una suba de 0,6% (+19,3 mil trabajadores).

Asimismo, el trabajo independiente en conjunto presenta una caída de 0,9% frente a diciembre de 2019 (-20,4 mil) por sector autónomos, que durante el último año redujo su cantidad 7,5% (-30,3 mil aportantes).

También se registró una merma en la cantidad de monotributistas sociales (-1,5%, -5,3 mil personas); a diferencia de la cantidad de aportantes al régimen de monotributo, que presentó un crecimiento durante los últimos doce meses (+0,9%, +15,3 mil).

El empleo registrado subió en enero de la mano de la industria y la construcción

El nivel de empleo privado registrado en empresas de más de 10 personas ocupadas creció 0,3% en enero pasado, con relación a diciembre; mientras que en términos interanuales se contrajo 2,7%, según la Encuesta de Indicadores Laborales del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social.

“Como en los meses previos, el conjunto de los aglomerados del interior del país presentó una mejor performance que el Gran Buenos Aires”, destacó el trabajo, que precisó que mientras que en el interior el empleo privado registrado aumentó 0,6% respecto del mes anterior, en el aglomerado del GBA lo hizo sólo 0,1 por ciento.

Todos los sectores de actividad, a excepción de los servicios sociales y personales, aumentaron sus dotaciones, pero se destaca la construcción con un repunte de 1,7 por ciento.

Así, tanto la industria como la construcción “recuperan el comportamiento expansivo que venían mostrando en los últimos meses de 2020, interrumpido en diciembre; mientras que el comercio evidencia su tercer mes consecutivo con valores positivos”, consignó.

Todos los sectores de actividad, a excepción de los servicios sociales y personales, aumentaron sus dotaciones en enero, pero se destaca la construcción con un repunte de 1,7 por ciento. EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
Todos los sectores de actividad, a excepción de los servicios sociales y personales, aumentaron sus dotaciones en enero, pero se destaca la construcción con un repunte de 1,7 por ciento. EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo

En enero la expansión en el nivel de empleo se explica por el aumento de las contrataciones de personal y la caída de las desvinculaciones, comportamiento que se replica tanto en la industria manufacturera como en la construcción.

Al igual que el mes pasado, las expectativas netas de las empresas en relación a la contratación de personal en los próximos tres meses, resultaron negativas (-0,4%), luego de haberse registrado dos meses de expectativas positivas.

Por último, en enero de 2021 las desvinculaciones se mantuvieron en un nivel históricamente bajo y la modalidad que cayó más fueron los despidos sin causa (-0,2 puntos porcentuales).

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS
Información provista porInvertir Online