5 historias muy poco conocidas de Mercado Libre, la empresa argentina que vale USD 100.000 millones

Las pasiones de Marcos Galperin, el copy cat de eBay, qué fue lo primero que se vendió en la plataforma, la “batalla” del boliche El Divino y un IPO muy austero

Galperin en la primera oficina de Mercado Libre que recrearon en el mismo lugar original para la celebración de las dos décadas de la empresa
Galperin en la primera oficina de Mercado Libre que recrearon en el mismo lugar original para la celebración de las dos décadas de la empresa

Mercado Libre tocó hoy los USD 100.000 millones de valor de mercado. Según destacó Infobae esta mañana, eso es igual a más de un cuarto del PBI de Argentina y más que doble de la capitalización bursátil sumada de todas las otras empresas locales que cotizan en Wall Street. Todas juntas no llega ni a la mitad.

Para la jerga emprendedora, la empresa que fundaron Marcos Galperin y Hernán Kazah en 1999 hace rato que dejó de ser un “unicornio”, como se denomina a las startups que valen en la Bolsa más de USD 1.000 millones. Meli, tal la sigla con la que cotiza en Wall Street, vale 100 veces que una cifra que ya es mítica por lo que les cuesta a las empresas alcanzarla.

Galperin jura que no lo desvela la cotización ni el tamaño de su empresa, que prefiere innovar, sumar empleados, tener cada vez mejor servicio y democratizar el comercio electrónico y las finanzas en la región. ¿Será? Resulta poco probable que no haya cruzado al menos algún chat desde Uruguay –país al que se fue a vivir a fines de 2019– con su mesa chica, el puñado de vicepresidentes de mayor confianza, muchos de los cuales trabajan con él desde el día uno

A continuación, cinco hitos poco conocidos de la historia de la mayor plataforma de ecommerce de la región –la empresa latina más valiosa, además– y Galperin, su alma mater.

1 - Galperin, un nerd entre el rugby y la tecnología

Marcos Eduardo Galperin Lebach nació en 31 de octubre de 1971 en Buenos Aires y vivió toda su vida en San Isidro. Tiene cinco hermanos varones y él mismo define al niño que fue como un “hipernerd” amante de las matemáticas, las computadoras y la programación y el ajedrez (Bobby Fischer era su ídolo). Con todo, a los 9 el rugby pudo más. Miguel, el segundo de los Galperin, jugó en la primera de Belgrano Athletic y en los Pumas y sin dudas lo influenció.

“Por un lado, me hizo bien dejar un poco las ciencias duras, pero lamento haber dejado de programar. A veces me siento frustrado porque le pido a algún grupo de ingenieros que haga algo y cuando me dice que va tardar tres meses nunca sé si es verdad, o si eso mismo se podría hacer en tres semanas”, dijo Marcos en el libro Los nuevos reyes argentinos (Paidós).

Galperin y cuatro de los primeros ejecutivos de la compañía
Galperin y cuatro de los primeros ejecutivos de la compañía

Miguel, el segundo hermano jugó en la primera de Belgrano Athletic y en los Pumas. Marcos llegó a Los Pumitas, pero otra vez dio un golpe de timón y a los 18 se fue a estudiar Finanzas a Wharton, la escuela de negocios de la Universidad de Pensilvania, en Filadelfia.

“Lamento haber dejado ese aspecto de lado, pero lo que aprendí compitiendo al rugby es muy valioso. Tan simple como saber ganar y perder, algo que muchos empresarios no saben hacer. Poder liderar equipos en una cancha es una cosa que me sirvió mucho para mi vida posterior, para conducir MercadoLibre. Igual, se pueden hacer las dos cosas”, asegura Galperin, quien mientras regresó a la Argentina, entre 2015 y 2019, entrenó al equipo de su hijo menor.

2 - ¿Se copió de eBay?

Si, sin dudas: Mercado Libre fue, en sus comienzos, una copia de eBay. Galperin vio el nacimiento de esa empresa en EEUU y muy rápido trabajó para adaptar esa idea a la región. No fue fácil, pero lo logró y ahora hasta tiene flotas de aviones en Brasil y México para entregar sus productos. El resultado positivo de esa ejecución y adaptación tiene su correlato hoy en una empresa que vale USD 100.000 millones, mientras eBay, luego de varios traspiés, tiene un market cap de “apenas” USD 40.000 millones.

El modelo copycat se usa y se reivindica en el mundo tech con la noción que suele cruzar los ecosistemas emprendedores de que ”las ideas son fáciles, lo que importa es la ejecución”. Es un esquema que buscan quienes invierten en startups: modelos ya validados.

No es una buena fórmula estar tirado en la cama pensando qué hacer, aunque sí puede funcionar. Hay empresas que se crean así, pensando e incubando ideas. En el caso mío fue al revés: te apasionás con una idea, con una tecnología, y vas para delante más allá de los problemas y las complejidades, hasta que aparece la ruta. Yo usaba mucho eBay y nuevas aplicaciones digitales y no podía creer que no hubiera nada así en la región. Es más, estaba muy frustrado pensando que tenía que volver a la Argentina y casi lo único que se podía hacer en Internet acá era leer los diarios. La idea del marketplace surgió pensando en eBay y en las complejidades de ventas, por condiciones geográficas y otras, de la región. eBay arrancó en 1998, justo en medio de mi MBA. O sea, ellos estaban comenzando también, no era aún un modelo que había explotado”, resumió Galperin.

La primera "home" de Mercado Libre
La primera "home" de Mercado Libre

3 – ¿Qué fue lo primero que se vendió en la plataforma?. Galperin no duda, lo recuerda como si hubiese pasado ayer: ciervos cordobeses: “Arrancamos con cinco mil productos en la base de datos. Lo primero que vendimos ni bien estuvimos en el aire fueron ciervos vivos. Un criador de Córdoba vendió diez. Obtuvo 200 pesos por cada ciervo. Eso generó mucha expectativa en todo el equipo”.

4 – El Divino y la guerra con DeRemate. En sus orígenes, Mercado Libre tuvo un duro competidor local: DeRemate, la empresa que fundó Alec Oxenford. Se odiaban, literalmente. Pero Galperin, más austero y enfocado en el producto, ganó la batalla: varios años después terminó comprando lo que quedaba de su competidor.

Cuenta la leyenda que ambas empresas hicieron su evento de lanzamiento con un día de diferencia, en el mismo lugar: El Divino, un boliche de moda de Puerto Madero.

Galperin y su equipo eligieron el lugar y la fecha: 21 de agosto de 1999. Cuando fueron a pagar la reserva les dijeron que ya estaba abonado y les mostraron un cheque de DeRemate. Alec y Marcos se reunieron. Ya lo había hecho meses antes para ver si unían sus negocioso, pero no hubo arreglo: ninguno estaba dispuesto a dejar de ser el “número uno”, ninguno quería recibir órdenes del otro.

Alec Oxenford (Adrián Escandar)
Alec Oxenford (Adrián Escandar)

“Nos encontramos en el Open Plaza [otro bar de moda por entonces, ubicado en Barrio Norte]. Me dijo que me llamaba por lo de El Divino. ‘Me gustaría que cambiaras la fecha, posponé tu lanzamiento’”, relató en su momento Galperin. Le dijo que lo iba a pensar, pero no: “Nos reunimos con los chicos y triunfó la idea de hacerlo un día antes. No queríamos ceder nada”. Años después, Oxenford sigue pensando que no pudo haber tantas coincidencias.

Oxenford y Galperin se conocen desde siempre: ambos fueron a San Andrés, tienen amigos en común y Alec fue compañero de uno de los hermanos de Marcos.

5 – Un IPO austero: “El lunes, todos a la oficina”

“El día que comenzamos a cotizar en Nasdaq, una de las bolsas de Nueva York, no salimos en ningún medio. El único diario que lo publicó fue El Cronista y puso ‘MercadoLibre suspende su salida a la bolsa’”, recuerda siempre Galperin.

Meli comenzó a cotizar en Wall Street en 2007: años antes se había frustrado el último de varios intentos de venderle el negocio a eBay.

El proceso de comenzar a cotizar es arduo y tedioso porque hay que poner la compañía en orden por completo. En el caso de Meli, de eso se ocupó toda la cúpula, con Nicolás Szekasy, el CFO a la cabeza. Pero todo pasó en el comienzo de la crisis subprime en EEUU. Todo se puso en duda y el roadshow fue durísimo, con inversores muy nerviosos por el contexto.

“El 9 de agosto, cuando salimos, el Dow Jones cayó 400 puntos; y los bancos centrales de Estados Unidos, Europa y Japón salieron a intervenir porque se caía todo. Igual, la salida fue excelente, tuvimos veinte veces más interesados en nuestras acciones de lo que necesitábamos. Muchos de los que querían comprarnos eran fondos muy grandes, por lo que ni locos dábamos un paso atrás. Todo esto fue producto de mucho esfuerzo, tiempo y dinero, de luchar contra adversidades; de nuevo, te digo que lo logramos por perseverar”, dijo Galperin en Los nuevo reyes argentinos.

Las nuevas oficinas de la empresa en el barrio porteño de Saavedra (Adrian Escandar)
Las nuevas oficinas de la empresa en el barrio porteño de Saavedra (Adrian Escandar)

Las autoridades del Nasdaq les dieron la bienvenida con un corto discurso, habló un muy nervioso Galperin (el evento se transmitió a todas las oficinas de la empresa), cerró el mercado, sacaron fotos (muchas de ellas están colgadas en la sala de directorio de la empresa), y listo. Todo muy austero. Marcos llevó a sus padres al evento: en el video oficial, desde un costado del atril se ve a Ernesto y Julia mirar y aplaudir emocionados a su cuarto hijo.

“Estábamos agotados. Trabajás hasta la noche anterior y es una mezcla de efervescencia, emoción y agotamiento. Ese día estuvimos en el banco con Marcos a las 8:30 para seguir la evolución de la acción. Después, a la tarde, fuimos a Nasdaq, a Times Square. Estaba la gente del banco, los padres de Marcos y no muchos más. Pocos, en realidad. Tendría que haber habido más gente. Hoy me da un poco de pena que no estuvieran más integrantes del equipo de management, pero es parte de la cultura de la empresa. Era solo un paso más. Importante, sí, pero un proceso: los que hicimos el roadshow lo cerramos y el resto estaba en su lugar, trabajando. El 10 de agosto de 2007 fue viernes. Nos quedamos un rato tomando algo y esa misma noche me volví. Creo que Marcos se quedó el fin de semana. El lunes volvimos todos a la oficina”, resumió Szekasy.

Para los que hacen las cosas bien, el IPO no es más que un hito, algo que te indica que venís bien. La mayoría de los emprendedores lo ven como la llegada, como la meta, y en un punto está bien, pero después te das cuenta de que no es más que un hito en el camino y que luego del IPO no sos mejor”, repite Galperin cada vez que puede.

Seguí leyendo:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS