Inflación: las consultoras ya prevén un 4% para diciembre y advierten por el descongelamiento de las tarifas

Proyectan que el año cerrará con un porcentaje de entre 36% y 37%. La aceleración de los últimos meses deja una base alta para el próximo año, en el que se espera el fin del congelamiento de muchos precios de la economía

Una mujer hace compras en un supermercado de Buenos Aires (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
Una mujer hace compras en un supermercado de Buenos Aires (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo

Luego de conocerse el dato de inflación de noviembre, las consultoras privadas ya estiman que en el último mes del año, el indicador seguirá en alza y se ubicará cerca del 4%. Así, el año cerrará con un porcentaje de entre 36% y 37%. Con todo, la aceleración de los últimos meses —a medida que se fue recuperando la actividad luego de la cuarentena— deja una base alta para el próximo año, donde impactarán varios “descongelamientos” ya previstos.

Desde la consultora Econviews proyectan para diciembre una inflación mensual de 4%, que se acelera con respecto al registro del mes pasado. “Esto se da la mano de subas ya anunciadas en algunos servicios y principalmente en alimentos. Además, el tipo de cambio oficial está comenzando a moverse más rápido y la inflación mayorista del último mes comenzará a trasladarse a los precios minoristas”, estimó la economista Lorena Giorgio.

La flexibilización de la cuarentena, el mayor consumo propio de fin de año, varios gremios que ya están cerrando paritarias y la suba anunciada de jubilaciones, recalentarán la inflación del último mes del año. Diciembre cerrará con una inflación acumulada entre 36% y 37%, con una economía que caerá por encima de los 10 puntos, tarifas de servicios públicos congeladas, precios de alimentos regulados y salarios reales en caída”, agregó.

Por eso, los economistas advierten que las mayores presiones vendrán en el primer trimestre de 2021, cuando se empiecen a descongelar las tarifas de los servicios públicos, la economía recupere un poco más de dinamismo y el dólar se mueva más en línea con los precios.

Por su parte, en la consultora ACM también estiman que la inflación de diciembre se acerque al alrededor de 4% y un 37% aproximadamente para el cierre del año. “En diciembre presiona la carne, prepagas, una posible suba de naftas y la suba de productos estacionales. Vemos un verano con una inflación en torno al 4% por aumentos en servicios bancarios, peajes, ajustes en combustibles y también transporte en febrero o marzo. Luego, a partir de abril, se daría el descongelamiento de tarifas de servicios públicos”, detalló el economista Jorge Neyro.

Los aumentos en los precios de los combustibles también impactan en la inflación
Los aumentos en los precios de los combustibles también impactan en la inflación

Los aumentos ya previstos le ponen un piso alto a la inflación del primer semestre, a la inercia por los aumentos en precios de los alimentos se suman los nuevos precios en sectores que reactivan como, por ejemplo, el turismo.

El frente cambiario está un poco más tranquilo desde fines de octubre 2020 pero hasta que el Banco Central no empiece a acumular reservas y la brecha no perfore el 50%, la situación sigue siendo muy inestable

La consultora Orlando Ferreres & Asociados también espera una inflación mensual que ronde el 4% para diciembre. “Diciembre suele ser un mes donde la inflación se acelera en alguna medida. No obstante, el Gobierno autorizó un aumento de las prepagas de 10% y probablemente se anuncie una suba de naftas, por lo que los incrementos de estos componentes le pongan un piso más alto al último dato de inflación del año. De oscilar en un 4% mensual, la inflación de 2020 terminará en torno al 36% anual. Si tenemos en cuenta que nuestra economía sufrió una de las peores caídas después de la crisis del 2001 producto de la cuarentena, cepo cambiario y congelamiento de tarifas, sin dudas el dato de inflación de este año está lejos de ser positivo”, indicó el economista Santiago Taboada.

Proyecciones para 2021

En el último tiempo, se fueron confirmando para 2021 aumentos en las tarifas de servicios públicos —como transporte, electricidad y gas—, y también en prepagas y colegios privados. Además, se acercan las fechas de “descongelamiento” para los precios de los alquileres y los productos incluidos en el programa de Precios Máximos, que fue prorrogado hasta el 31 de enero.

Las proyecciones de Ecolatina para el próximo año estiman un piso de 40% para la inflación, pero que podría superar el 50% si se produce un salto cambiario. “El frente cambiario está un poco más tranquilo desde fines de octubre 2020 pero hasta que el Banco Central no empiece a acumular reservas y la brecha no perfore el 50%, la situación sigue siendo muy inestable. Esto significa que no se puede descartar un salto cambiario que acelere la inflación en los meses sucesivos”, indicó Lorenzo Sigaut Gravina, director de la consultora.

En la consultora Analytica proyectan para el año que viene la aceleración de la inflación en unos 10 puntos porcentuales (del 37% actual a un 47% a fin de diciembre 2021). “Básicamente, por la combinación de algo más de actividad, liberación de tarifas y combustibles, ajuste de precios al salto de brecha y recomposición en el margen del salario real. Asumimos que no hay saltos disruptivos en el tipo de cambio y que la brecha se estabiliza entre 40% y 50%”, observó Ricardo Delgado, socio y director de la consultora.

“Vemos una aceleración hasta mitad de año y desinflando algo hacia las elecciones. Esa debería ser la lógica de la política económica. No veo desbordes salariales, si cierta recuperación después de tres años de caída”, agregó el economista. Según su visión, el mayor riesgo para la macroeconomía, y para la inflación, es que no se pueda llevar la brecha a un porcentaje de entre 30% y 40 por ciento.

Seguí leyendo


Últimas Noticias

MAS NOTICIAS
Información provista porInvertir Online