Bajo perfil en Washington: el Gobierno cerró su visita técnica al FMI en un clima de incertidumbre de los inversores hacia el país

La misión que encabeza el secretario de Finanzas, Diego Bastourre, finalizó sus reuniones con el staff del organismo y con ejecutivos del sector privado; en Wall Street esperan que suban los precios de los bonos locales para liquidar sus posiciones

Diego Bastourre, secretario de Finanzas, con Sergio Chodos, reunidos en la embajada argentina en Washington con el FMI
Diego Bastourre, secretario de Finanzas, con Sergio Chodos, reunidos en la embajada argentina en Washington con el FMI

El equipo de la Secretaría de Finanzas cerró hoy sus negociaciones de bajo perfil con el staff del Fondo Monetario Internacional (FMI) y se contactó con inversores privados, en medio de un fuerte escepticismo en Wall Street en torno del rumbo económico del país.

Fuentes oficiales indicaron a Infobae que el equipo que lidera el secretario de Finanzas Diego Bastourre siguió en la capital norteamericana en reuniones del staff que lideran Julie Kozack y Luis Cubeddu. El ministro Martín Guzmán confirmó que espera que haya un acuerdo para fines del primer trimestre del 2021 que permita postergar el pago del crédito de USD 44.000 millones contraído por el gobierno de Mauricio Macri.

Desde Economía hablaron de “encuentros técnicos fluidos y constructivos, donde profundizaron el diálogo concordando en la relevancia de potenciar el desarrollo del mercado de capitales argentino”. Además, se destacó que “las partes coincidieron en que se trata de una herramienta fundamental para el desarrollo económico del país, permitiendo mejores condiciones de acceso al financiamiento para provincias, empresas y personas.

También se mencionó que los avances de la deuda en pesos son un pilar sobre el que se construye “comprensión mutua y entendimiento duradero con el organismo”. El programa financiero 2021 “en un marco de coincidencias” fue otro de los temas tratados.

En tanto, desde el organismo afirmaron que las reuniones técnicas fueron “productivas”, precisaron que se “trató del programa de financiamiento del gobierno así como de temas de inclusión financiera y reformas para potenciar el desarrollo del mercado financiero argentino” y anticiparon que “el diálogo continuará en las próximas semanas”.

¿Panorama tranquilo?

Aunque los funcionarios de Finanzas pueden presentar estos días un panorama más tranquilo que hace un mes, la duda del FMI y del mercado gira en torno de la reducción del déficit fiscal y del ordenamiento de la política monetaria y cambiaria, más allá de esta coyuntura.

Las fuentes oficiales, además, confirmaron que está previsto que los funcionarios se reúnan con inversores, pese a que no se trasladaron a Nueva York. Al respecto, tres ejecutivos de Wall Street indicaron a Infobae que el humor de los mercados hacia la Argentina no mejoró, pese a que el Gobierno logró una mayor calma en el plano cambiario en las últimas semanas.

Si bien el Gobierno logró cerrar en agosto un canje muy exitoso cuando se acercó a la oferta pretendida por los bonistas, los bonos se derrumbaron posteriormente tanto por la falta de confianza en la política económica local como por la venta de los títulos por parte de organismos oficiales para frenar al dólar no oficial.

Preocupación del Itaú por la caída de las reservas del BCRA que preside Miguel Pesce
Preocupación del Itaú por la caída de las reservas del BCRA que preside Miguel Pesce

“El mercado de Argentina ha perdido mucha liquidez y no se puede vender una posición grande de golpe. Así que todo el mundo está obligado a administrarla y a convivir con ella. Aprovechan cuando aumenta la demanda para reducir algo”, indicó el socio de un fondo de inversión de Manhattan. El cambio puede ocurrir si aparece alguna noticia que motive a los inversores, “en cuyo caso venden menos y así continúan”.

Tampoco están apurados por vender, ya que este ha sido un buen año para muchos y se te perdona tener un activo que ha tenido un rendimiento menor que el esperado. Por otro lado, rinde más de 16 por ciento, así que más de uno prefiere esperar a ver cómo viene la mano el próximo año”, detalló.

Otro ejecutivo de un fondo de cobertura indicó que “hay mucha gente larga todavía con la Argentina”. “El mercado está entusiasmado con los países emergentes y Argentina está con precios muy bajos. Dudo que haya venta; se está esperando que salga el acuerdo con el FMI. Si se firma, el mercado sube y ahí salen los que están esperando”, expresó, tajante.

Los ejecutivos financieros indicaron que, si se firmara un acuerdo con el FMI y subiera el precio de los bonos, muchos inversores aprovecharían para venderlos

El tercero, Alberto Bernal de XP Securities, fue el más optimista e indicó que “Argentina va a tener un buen 2021”, de la mano de mejores perspectivas para los países emergentes.

“En el caso de Argentina, vemos que el PBI caerá 10% anual en 2020, pero repuntará 6,5% anual en 2021. Vemos una posibilidad de que la Argentina y el FMI puedan llegar a un acuerdo para firmar un acuerdo de Facilidades Extendidas en el primer trimestre del año próximo”, indicó XP en un informe regional.

El secretario de Finanzas Diego Bastourre, enviado a la capital de EEUU
El secretario de Finanzas Diego Bastourre, enviado a la capital de EEUU

En este sentido, un informe del Itaú, el mayor banco privado brasileño, estimó que la recesión será del 11% este año y el rebote del 4,5% el próximo, frente al 5,5% calculado por el Gobierno en el presupuesto 2021. Los analistas del Itaú subrayaron que la clave sigue girando en torno de la reducción del déficit fiscal y de una política monetaria más activa.

El Congreso acaba de aprobar un impuesto sobre las grandes fortunas, que puede producir ingresos adicionales de alrededor del 1% del PBI, a costa de una menor confianza. Mientras tanto, se vislumbra algún ajuste de la política monetaria, pero las tasas de interés siguen siendo negativas en términos reales”, expresó el equipo del economista Juan Carlos Barboza.

El Itaú subrayó que las tasas de interés siguen en el terreno negativo y advirtió que la inflación llegaría al 50% en 2021

Por otro lado, advirtieron que, “a pesar de los controles de los tipos de cambio y las importaciones, el superávit de la balanza comercial se redujo a más de la mitad en septiembre y octubre sobre una base interanual, debido a la disminución de las exportaciones y el aumento de las importaciones, lo que refleja en parte la sobrevaluación del tipo de cambio oficial”. Al respecto, precisaron que el superávit comercial de los últimos 12 meses disminuyó a 16.900 millones de dólares en octubre, frente a los 19.200 millones de dólares de hace dos meses.

En este contexto, “el drenaje de las reservas internacionales continúa, aunque a un ritmo más lento debido a los controles de capital más estrictos; las reservas internacionales disminuyeron en 1.200 millones de dólares en noviembre hasta 38.700 millones de dólares, arrastrando las reservas internacionales netas hasta 4.800 millones de dólares (1,3% del PBI)”, subrayó el Itaú, frente al optimismo estacional de estos primeros días de diciembre.

En cuanto a la suba de los precios, sostuvo que “a medida que el Gobierno avanza en el ajuste de las tarifas públicas y en el levantamiento de los topes de precios de algunos artículos de consumo en un contexto de alta liquidez en pesos, esperamos que la inflación se acelere hasta el 50% en 2021”, frente al 29% proyectado por el Palacio de Hacienda.

Seguí leyendo:

Últimas Noticias

Información provista porInvertir Online