Domingo Cavallo: “El gobierno puede evitar un Rodrigazo, pero lo que no va a evitar es una alta inflación”

Dijo que Guzmán quiere ajustar, pero no es seguro que pueda hacerlo. Pronosticó una inflación de 50% o más en 2021. Recordó a Kirchner como pragmático, calificó de “ideológica” a Cristina y estimó que el gobierno podría cambiar de rumbo solo si pierde la elección legislativa

Según Cavallo, la "heterogeneidad" de visiones y objetivos del gobierno "hace que no se pueda ver con claridad lo que va a ocurrir en el futuro”.
 NA DANIEL VIDES pl zzzz
Según Cavallo, la "heterogeneidad" de visiones y objetivos del gobierno "hace que no se pueda ver con claridad lo que va a ocurrir en el futuro”. NA DANIEL VIDES pl zzzz

El exministro de Economía Domingo Cavallo advirtió que el gobierno está a tiempo de evitar un “rodrigazo” y si bien dijo que efectivamente cree que tomará medidas para evitarlo, no podrá impedir una alta inflación el año próximo.

En el programa “Dato sobre dato”, en FM Milenium, Cavallo reconoció que “en economía es muy difícil hacer predicciones” y apuntó a la diferencia de visiones al interior de la coalición oficial. “Todo lo que vengo diciendo apunta a que el gobierno advierta los desajustes que tiene que resolver o corregir y lamentablemente su discurso general, incluso el hecho de que aparecen enfrentados distintos integrantes del gobierno, en particular el presidente y la vicepresidenta, pero también el presidente de la Cámara de Diputados, esta heterogeneidad de visiones y objetivos hace que no se pueda ver con claridad lo que va a ocurrir en el futuro”.

El rodrigazo fue una explosión inflacionaria a partir de junio de 1975, cuando el recién asumido ministro de Economía, Celestino Rodrigo, intentó corregir abruptamente una serie de presiones y desajustes acumulados desde 1973 por los gobiernos de Cámpora, Perón e Isabel Perón con una fuerte devaluación de la moneda y aumentos de tarifas públicas que llevaron a que la inflación superara ese año el 180 por ciento.

Según Cavallo, “ahora el Ministro Guzmán claramente quiere implementar ajustes, no lo llaman así pero la verdad que las cosas que está diciendo significan hacer ajustes, que son necesarios, políticamente costosos y van en contra de lo que habían sido los anuncios preelectorales, pero en seguida salen opiniones que desmienten lo que dice el ministro”.

“Todo eso crea mucha incertidumbre”, prosiguió Cavallo. “Yo creo, de todas maneras, que pueden evitar un rodrigazo, pero lo que no van a evitar es una alta inflación. Tal como van las cosas, sostengo que la inflación del año próximo no va a ser inferior al 50%”.

Recuperación

El exministro dijo que “obviamente” después de una caída del PBI como la de este año, en 2021 habrá una recuperación de la actividad económica, “pero en una mucho menor proporción de la que se va a observar en otros países que tienen una economía más ordenada. No son buenos los pronósticos pero tampoco son catastróficos”.

Cavallo fue crítico del impuesto a la riqueza, sancionado este viernes por el Congreso. “Me parece una muy mala modificación del sistema tributario; no va a resolver ningún problema y va a acentuar la sensación de que Argentina espanta a los inversores y a los que toman riesgo en nuestro país. Es un impuesto de carácter demagógico y que además va a producir malos efectos económicos y no va a recaudar una cifra que cambie el panorama fiscal”, señaló.

La preferencia de la población por el dólar, dijo en otro pasaje de la entrevista, “tiene que ver con que el argentino es una persona inteligente que aprendió de la experiencia de muchos años de alta inflación que la forma de proteger su ahorro cuando tiene excedentes financieros, cuando ahorra, es mantenerlos en dólares, porque de esa forma evita que la inflación y los golpes de todo tipo y las intervenciones del gobierno se los quiten”.

Al respecto, descartó algunas interpretaciones, como la de Cristina Kirchner. “Si a eso le quieren llamar una cuestión cultural, sin duda es cultural pero es una cultura que se ha ido desarrollando porque la gente busca proteger su ahorro. Es lo mismo que la indexación. ¿Por qué los trabajadores y los jubilados siempre cuando se fijan su salario en pesos han querido que periódicamente haya reajustes por inflación? Aprendieron que la inflación le reduce el valor del fruto de su trabajo o el valor de sus pensiones. Tiene que ver con la experiencia y lleva a que la gente se comporte de la forma que más le conviene, dada la experiencia histórica.”

Néstor vs Cristina

Según Cavallo, Cristina sí experimentó un cambio ideológico muy fuerte debido a la influencia de Kicillof. "Ellos creen que el estado debe dirigir todo", señaló.
(Nicolás Aboaf)
Según Cavallo, Cristina sí experimentó un cambio ideológico muy fuerte debido a la influencia de Kicillof. "Ellos creen que el estado debe dirigir todo", señaló. (Nicolás Aboaf)

Cavallo, que como ministro en el gobierno de Menem trató con frecuencia al entonces gobernador santacruceño Néstor Kirchner, dijo que el difundo presidente “le daba poca importancia a la ideología, era un hombre pragmático y apoyó a la convertibilidad porque vio que daba buenos resultados. A mí me consta que él no estaba de acuerdo con la pesificación que decretó Duhalde en 2002, por eso no aceptó ser jefe de gabinete, en ese momento hablaba conmigo y advertía que la pesificación iba a provocar una devaluación tremenda, pero después cuando se estaba produciendo el boom de las commodities y él era candidato a presidente y necesitaba el apoyo de Duhalde, se montó sobre lo que había sido el reajuste a lo carnicero que había hecho Duhalde y trató de sacar provecho”.

Como ejemplo del pragmatismo de Kirchner, Cavallo mencionó el aumento de retenciones para “hacer más caja” que podía manejar discrecionalmente “porque no eran recursos coparticipables”. Según el exministro, “todo eso era un enfoque pragmático de una persona que persigue ciertos objetivos y no tiene muchos escrúpulos”.

Distinto fue el análisis que hizo de Cristina Kirchner. “Creo que Cristina sí experimentó un cambio ideológico muy fuerte y me parece que eso fue fruto de sus contactos con personas como Kicillof. Ellos creen que el estado debe dirigir todo, no solo las funciones esenciales, sino que debe intervenir en todos los mercados y en toda la economía. Es una visión que abreva en lo que fue el marxismo y el comunismo, pero luego del fracaso de la Unión Soviética y la transformación de China, trata de plantearse como una especie de anti neoliberalismo

Visión arcaica

Según Cavallo, ese mix conforma “una visión muy arcaica de la sociedad; han armado toda una narrativa, incluso hacen una reinterpretación de la historia para concluir que esto que ellos piensan, esta ideología de Cristina y La Cámpora, es una especie de ideología apropiada para este momento y yo creo que es todo lo contrario. Es la misma ideología que ha llevado al desastre de Venezuela, de la cual no pueden salirse Cuba ni Nicaragua. Son enfoques totalmente anacrónicos que no conducen al progreso de las naciones. Me parece que Cristina ahora comparte esa ideología.”

Sobre el final de la entrevista, el exministro insistió en una constante de sus análisis. “La que hoy tenemos no es una buena organización económica y requiere de un régimen monetario con régimen de convertibilidad, no necesariamente de tipo de cambio fijo, pero que se pueda usar legalmente el dólar como alternativa al peso. Es un sistema bimonetario, pero no bimonetario con una segunda moneda ilegal como sería el dólar actualmente en la Argentina, sino legalizando el uso del dólar, reconociéndole a los argentinos que si se sienten bien con el dólar, pueden ahorrar en dólares, pero que esos dólares se canalicen hacia el financiamiento de las empresas y de la inversión, no capitales que van al exterior”.

“Todo eso requiere un programa de reformas económicas muy integral como fue el de los 90, que no fue solo la convertibilidad, sino muchas otras reformas que ayudaron a que hubiera mucha inversión y se produjera una modernización de la economía”, observó el exministro, que lo consideró improbable. “Eso es lo que se necesita hacia el futuro, pero no está claro que el gobierno tenga la intención de moverse en esa dirección. La oportunidad se va a volver a presentar a partir del 2023 una vez que se elija un nuevo gobierno. Puede que si este gobierno pierde la elección del 2021 se decida a una reorganización de cómo funciona y ponga en marcha un buen programa de reformas económicas”.

Seguí leyendo:


Últimas Noticias

MAS NOTICIAS
Información provista porInvertir Online