Con menos coparticipación, el gobierno porteño presentó un Presupuesto 2021 de contingencia y sin obras

La Ciudad de Buenos Aires impulsa recortes y suspensión de obras previstas, revisión de grandes contratos y la aplicación del impuesto a los sellos para las tarjetas de crédito

xcasas@infobae.com
Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno porteño, en una conferencia luego del recorte en la coparticipación
Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno porteño, en una conferencia luego del recorte en la coparticipación

“De contingencia” y con “medidas transitorias”. Así definen desde el Gobierno porteño al proyecto de presupuesto 2021 que presentaron este mediodía en la Legislatura porteña y que incluye nuevos impuestos, una actualización del ABL al ritmo de la inflación y una fuerte reducción del gasto público.

Estas medidas son una respuesta frente al impacto del recorte de 1,18% de la coparticipación que recibe la ciudad de Buenos Aires, que fue implementado desde septiembre pasado por el Gobierno nacional y que representa una reducción de $52.000 millones en las arcas de la ciudad para el año próximo.

A partir de 2021, los porteños tendrán que pagar un nuevo tributo: el impuesto a los sellos para las tarjetas de crédito, que representará un 1,2% sobre el el total del resumen de los gastos realizados

El presupuesto prevé tres modificaciones impositivas. A partir de 2021, los porteños tendrán que pagar un nuevo tributo: el impuesto a los sellos para las tarjetas de crédito, que representará un 1,2% sobre el total del resumen de los gastos realizados con ese medio de pago. Se aplicará a las tarjetas que hayan sido emitidas en la ciudad de Buenos Aires. Una medida que ya fue implementada en las provincias de Buenos Aires, Tucumán, Córdoba, Mendoza, Tucumán, Chaco, San Luis y Tierra del Fuego.

Además, el Gobierno porteño planteó a la Legislatura la eliminación de la exención al Impuesto sobre los Ingresos Brutos a las Leliqs y a las operaciones de pases. “Estas dos medidas impactan en el sector financiero de la ciudad, que fue uno de los sectores menos afectados por la pandemia”, explicaron desde el Gobierno porteño.

Este año, el impuesto inmobiliario ABL también se actualizará de acuerdo a la inflación
Este año, el impuesto inmobiliario ABL también se actualizará de acuerdo a la inflación

Con estas tres medidas, la ciudad estima recaudar unos $19.700 millones durante el próximo año. Unos $7.700 millones por el impuesto a los sellos para las tarjetas de crédito; otros $10.608 millones por ingresos brutos a las Leliqs y $1.392 millones por ingresos brutos a las operaciones de pases. “Se decidió no ir por el lado del ABL o del impuesto a las patentes porque por ese lado el impacto iba a ser mucho mayor”, señaló a Infobae Martín Mura, ministro de Hacienda y Finanzas porteño.

Y advirtió que están a la expectativa del fallo de la Corte Suprema de Justicia, que debe resolver sobre la inconstitucionalidad de la decisión del Gobierno nacional de reducir el coeficiente de la coparticipación de impuestos de la ciudad de Buenos Aires: “Si el fallo es favorable y los ingresos por la coparticipación vuelven a la situación previa al 9 de septiembre, todas estas medidas serán eliminadas. Es un presupuesto de contingencia y hay un compromiso de retrotraerlas si la Corte falla a favor y la situación vuelve a ser la de antes”, señaló el ministro. Sin embargo, destacó que se sostienen las partidas destinadas a cuatro áreas esenciales: educación, salud, desarrollo social y seguridad.

Los incrementos previstos para ABL y Patentes

Según el presupuesto porteño, durante 2021 la actualización del impuesto inmobiliario ABL se realizará en línea con la inflación, con la misma metodología aplicada este año. Para la primera cuota, correspondiente a enero de 2021, el aumento será de 2,4%, ya que se tomará la inflación de agosto de 2020 en CABA. El esquema se repetirá en los meses siguientes: el aumento para febrero será de 2,2% (por la inflación de septiembre 2020) y en marzo de 2,5% (por la inflación de octubre de 2020).

Para el Impuesto sobre las Patentes, la valuación de los automotores se calcula anualmente de acuerdo a los valores asignados por la cámara de la actividad aseguradora automotriz, compañías aseguradoras, publicaciones especializadas y la cámara de concesionarios oficiales. Hay cuatro categorías según el valor de los automóviles y desde el Gobierno porteño adelantaron que se subirán un 70% los rangos para evitar que el aumento del valor del auto no genere un salto. El rango quedaría con 3,2% para automóviles hasta $1,6 millones; 4% hasta $2,2 millones; 4,5% hasta $3,2 millones y 5% para más de $3,2 millones.

Martín Mura, ministro de Hacienda y Finanzas del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires
Martín Mura, ministro de Hacienda y Finanzas del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires

Este año, la mora en el pago de impuestos en la ciudad fue récord, y alcanzó un 50% para el ABL y un 60% para el pago del impuesto sobre las patentes. “Históricamente la morosidad del ABL llegó a 20% y este año más que se duplicó. Emitimos 1,8 millones de partidas y estimamos que en promedio unos 900.000 no pagaron”, detalló Mura.

Por eso, a partir del 1º de enero se pondrá en marcha una moratoria para contribuyentes con deudas de hasta $500.000 y que hayan tenido problemas para afrontar el pago de ABL y Patentes durante la pandemia. Tendrán dos opciones de pago: hasta 6 cuotas sin intereses resarcitorios (se paga solo la deuda) y 12 cuotas, con la condonación del 50% de los intereses. Es para deudas correspondientes a todo 2019 y hasta octubre de 2020.

A partir del 1º de enero se pondrá en marcha una moratoria para contribuyentes con deudas de hasta $500.000 y que hayan tenido problemas para afrontar el pago de ABL y Patentes durante la pandemia

Con todo, los contribuyentes tendrán algunos beneficios. En el caso del impuesto inmobiliario ABL, si se realiza el pago anticipado por el monto anual, se abonará un incremento del 15% en relación al año anterior. Y para los que hayan pagado todas las cuotas de 2020 a término, habrá una bonificación del 10%. También se ofrecerá no pagar la última cuota a los que se adhieran al débito automático antes del 30 de junio de 2021.

En el caso de Patentes, se ofrecerá un descuento del 10% por el pago anticipado. Y un 10% de bonificación por “buen cumplimiento” en 2020, que se aplicará sobre cada una de las cuotas mensuales del año próximo. Por último, una bonificación del 50% de la última cuota bimestral a quienes se hayan adherido al débito automático antes del 30 de junio.

Fuente: Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires
Fuente: Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires

Paritarias para empleados públicos

En el presupuesto, se prevé que los salarios de los empleados públicos tengan un aumento de 27% en promedio durante el próximo año. Según explicó el ministro porteño, tomaron las mismas variables macroeconómicas que figuran en el proyecto de Ley de Presupuesto del Gobierno nacional: variación de la actividad económica del 5,5%, tipo de cambio de $102,4 hacia fin de año e inflación del 29%.

“Buscaremos garantizar que los salarios más bajos no pierdan contra la inflación. Pero sí la tendrán en los niveles más altos, que van a sentir el impacto en las paritarias por el golpe del recorte de la coparticipación del Gobierno nacional”, señaló Mura.

Recorte del gasto público

Para compensar el recorte de los fondos de la coparticipación, además de los nuevos impuestos, el Gobierno de la Ciudad realizará un ajuste de otros $32.300 millones en su gasto. Esto implica la suspensión de obras previstas, la revisión de todos los contratos de servicios y un recorte en gastos administrativos.

Entre las obras previstas, que no se llevarán a cabo en 2021 o se demorarán, están:

- La adquisición de equipamiento policial (8.388 cámaras, 731 patrulleros y 200 motos);

- Obras para el subte en las líneas A, B, C, D y E, como reacondicionamiento de coches, pruebas de potencia, revisiones generales y obras en vías.

- Construcción de 95 kilómetros de ciclovías.

- El traslado de la cárcel de Devoto.

- El traslado del Mercado de Hacienda.

- 52 kilómetros de túneles del Plan Hidráulico.

En tanto, entre la revisión de los contratos vigentes generará una “pérdida de calidad en los servicios”, según indicaron desde el Gobierno porteño, y afectará a la recolección de residuos y al CEAMSE, el mantenimiento hospitalario, los mantenimientos del espacio público y de los espacios verdes y el servicio de vigilancia privada.

En cuanto a la administración, se prevé reducir el gasto en alquiler de oficinas, en el mantenimiento de edificios gubernamentales y en el pago de servicios como luz, agua y gas. Además, se fomentará el trabajo remoto.

“Con el escenario de los efectos de la pandemia aún vigentes, la Ciudad decidió continuar priorizando la inversión en áreas sociales, ya que lo destinado para Salud, Educación y Desarrollo Social, entre otros servicios, alcanzará al 51,4% del total del presupuesto. Además, se mantendrá la inversión en el gasto en seguridad (una de las mayores preocupaciones de los vecinos), con el 16% del total del presupuesto”, detallaron desde el Gobierno porteño.

Las estimaciones para el próximo año presentan un total de gastos estimado en $612.643,5 millones y un total de recursos por $587.568,9 millones, lo que proyecta un resultado financiero deficitario en $25.074,6 millones. Esto representa un 64% menos que al cierre del 2020, explicaron. Y señalaron que esperan alcanzar equilibrio presupuestario para el ejercicio 2022.

Seguí leyendo:

Cajas de seguridad: cuánto cuestan en cada uno de los principales bancos y cuánto van a aumentar en 2021

Duro diagnóstico de la calificadora Moody’s sobre el impuesto a la riqueza, la inflación, el dólar y la deuda de la Argentina

Se completó el cupo mensual para los créditos para comprar motos: cómo hay que hacer para acceder en diciembre

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS