El stock de depósitos a plazo fijo creció a casi el doble en nueve meses y llegó a los 2 billones de pesos

La suba de tasas impulsada por el BCRA y un mercado de cambios restringido apuntalaron a estas colocaciones frente a la expansión monetaria récord. Auge por bonos en pesos

jgasalla@infobae.com
El excedente de pesos encuentra en los plazos fijos una oferta de tasa real positiva. (Reuters)
El excedente de pesos encuentra en los plazos fijos una oferta de tasa real positiva. (Reuters)

Por las medidas de asistencia económica y social que lleva adelante el Gobierno, para atenuar los efectos del contagio de coronavirus sobre la actividad, se advierte un exceso de liquidez en la plaza financiera, que en parte se canaliza dentro del sistema financiero.

En poco más de nueve meses, desde al ajuste del control de cambios posterior a las elecciones presidenciales, cerca de un billón de esos pesos fueron tomados por los bancos de manos de sus depositantes en colocaciones a plazo fijo y luego reabsorbidos por el Banco Central a través de la colocación de sus Letras de Liquidez (Leliq) a las mismas entidades financieras.

En poco más de nueve meses, las colocaciones aplazo fijo crecieron más de $900.000 millones, un 82%

El BCRA informó que el 6 de agosto pasado, los plazos fijos del sector privado no ajustables por CER/UVA alcanzaron los $1.974.178 millones ($1,97 billón), mientras los ajustables por CER/UVA -aunque en retroceso- sumaron los $36.230 millones.

Así, las colocaciones a plazo del sector privado alcanzaron los 2 billones de pesos, frente a una Base Monetaria de 2,34 billones de pesos. El crecimiento de estas colocaciones a plazo fue de 82% o unos $910.000 millones desde el 28 de octubre.

Al día siguiente de las elecciones que consagraron presidente a Alberto Fernández, el Gobierno de Mauricio Macri dispuso la limitación a USD 200 mensuales para la demanda privada vía homebanking, mientras que para las compras en efectivo el límite se fijo en USD 100 por mes.

Desde entonces, al excedente de pesos por la emisión del BCRA -en torno a $1,8 billón- y un mercado de cambios restringido se les sumó la oferta de tasas de retorno positivas en términos reales para el ahorrista.

El sobrante de pesos que no puede ir al dólar permite renovar los vencimientos del Tesoro y hacer crecer los plazos fijos

El BCRA decidió elevar a partir de agosto el piso a la tasa de interés que deben pagar las entidades financieras por los depósitos a plazo en pesos por hasta un millón de pesos, desde el 79% al 87% de la tasa de política monetaria, hoy en el 38% anual.

Así, el rendimiento nominal anual pasó del 30% al 33% (rendimiento directo del 2,4% en 30 días), que se hace efectivo a un 38% anual si se renuevan los plazos fijos mes a mes durante un año. Estos retornos vienen compitiendo y hasta superando a la inflación en los últimos meses.

Leandro Ziccarelli, jefe del Departamento de Research de ICB Argentina, dijo a Infobae que “el Gobierno está aprovechando esa circunstancia en que sobran pesos, porque la emisión es grande para financiar al Tesoro, algo natural en esta coyuntura. Y dado esa gran emisión hay un sobrante de pesos que por regulación no puede ir al dólar y queda latente y permite renovar los vencimientos, obtener financiamiento neto y hacer crecer los plazos fijos”.

“Hubo que darles un impulso, sobre todo a los depósitos minoristas, al subir el coeficiente pasivo de la tasa Leliq al 87%, para que el plazo fijo hasta un millón de pesos quede en una tasa de 33%. Lo veo como algo que puede perdurar en el tiempo, porque no veo al Gobierno dispuesto a sacar muchas de las regulaciones que hay”, comentó Ziccarelli.

infobae-image

El último Informe Monetario Mensual del BCRA ponderó que “la evolución diaria de las colocaciones a plazo refleja el impacto positivo de la política de tasas mínimas de interés, que asegura una retribución positiva en términos reales para todos los depositantes del sector privado. Discriminando el saldo por tipo de titular, se verifica desde mediados de mayo un sostenido crecimiento tanto de las líneas de personas humanas como de personas jurídicas”.

Auge por bonos en pesos

Este martes, el ministerio de Economía logró captar $107.600 millones mediante la licitación de dos letras a descuento y dos bonos ajustables por CER. Así, considerando los vencimientos del día por $50.000 millones, el financiamiento neto conseguido por la operación fue de 57.600 millones de pesos.

infobae-image

La estrategia exitosa de roll over se mantiene, y aún con una licitación pendiente en el 26 de agosto, el Tesoro ya renovó cerca del 80% de los vencimientos del mes”, indicó un reporte de Portfolio Personal Inversiones.

Leandro Ziccarelli apuntó que “las tasas de los bonos del Tesoro están uno o dos puntos arriba (de los plazos fijos) y al no haber corregido tanto la tasa -y al estar encerrado en pesos- el mercado se ‘tiró de cabeza’ a los bonos CER, que en la parte corta de la curva ofreció rendimientos negativos -por debajo de la inflación- para quienes hayan comprado esos bonos por encima de la par y del cupón”.

Seguí leyendo:

Fuerte suba del 7,5% de los plazos fijos en pesos a pesar de la compra récord de dólares

Los títulos de deuda del BCRA llegaron a un nivel récord y equivalen al 80% de las reservas

El gobierno consiguió $57.000 millones de financiamiento neto en la primera licitación de deuda en pesos después del acuerdo con bonistas

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS