Con el regreso al trabajo de varias actividades se redujo a un tercio el costo de cada día de cuarentena

Desde el aislamiento rígido de abril a los datos estimados de junio hay un repunte de la actividad que reduce el costo diario de las medidas de distanciamiento social. En el primer mes, el costo por día se estimaba en más de USD 770 millones, ahora cada día extra ronda los USD 215 millones

Los comercios porteños pudieron volver a trabajar, aunque la demanda todavía no empuja a las ventas (Maximiliano Luna)
Los comercios porteños pudieron volver a trabajar, aunque la demanda todavía no empuja a las ventas (Maximiliano Luna)

Los datos de actividad económica de mayo mostraron un fuerte repunte respecto del mes anterior. Claro que las referencias están trastocadas por el derrumbe de abril: se trata de un rebote frente a una caída récord que, así y todo, no alcanza para devolver a la economía a su ritmo de avance previo a la pandemia de coronavirus COVID-19. De esa manera, aunque el virus y las medidas decididas para intentar enfrentarlo siguen pesando sobre la actividad, el costo económico de la cuarentena se está reduciendo.

Según cálculos privados, cada día de aislamiento social preventivo y obligatorio le costó a la economía local algo menos de USD 500 millones, estimados como pérdida de actividad registrada. Los números incluyen el rebote relevado por el estimador mensual de actividad de mayo, pero también las previsiones de consenso de actividad de junio que surgen del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que elabora el Banco Central.

Las restricciones a la movilidad llevan ya 126 días e implicaron una pérdida diaria de USD 494 millones en términos de actividad según nuestros cálculos actualizados. Así, la totalidad de la cuarentena ya tendría un costo de USD 62.300 millones. Como corolario de la recesión, el desequilibrio fiscal y monetario parecen profundizarse”, registró el informe de GMA Capital.

Cada día de cuarentena le viene costando a la economía local una contracción del producto del orden de los $ 35.489 millones, un aumento del déficit fiscal del orden de los $ 1.417 millones (USD 20 millones) y necesidades de emisión monetaria por $ 9.320 millones (USD 130 millones)

De esa manera, cada día de cuarentena le viene costando a la economía local una contracción del producto del orden de los $ 35.489 millones, un aumento del déficit fiscal del orden de los $ 1.417 millones (USD 20 millones) y necesidades de emisión monetaria por $ 9.320 millones (USD 130 millones).

Los resultados del ejercicio muestran como a medida que se fueron relajando las medidas de distanciamiento social las pérdidas se vuelven menores. El mismo GMA Capital había estimado, con datos de los primeros 100 días de cuarentena, un costo diario de USD 715 millones.

Así, por ejemplo, para GMA cada día de cuarentena de abril le costó a la economía local USD 772 millones, más del triple de lo que costó en mayo, unos USD 229 millones, y junio, USD 215 millones.

Cada día de cuarentena de abril le costó a la economía local USD 772 millones, más del triple de lo que costó en mayo, unos USD 229 millones, y junio, USD 215 millones

El medio centenar de analistas que responde el Relevamiento de Expectativas de Mercado del Banco Central espera para este año una contracción del PBI del 12%, aunque si se toma sólo el top-10 de mejores pronosticadores entre esos encuestados la previsión empeora a un 12,9% de caída de la actividad.

Con un escenario base similar a ese consenso trabaja la consultora EcoGo que, advierte, esperaba un rebote aún más importante en mayo del que finalmente se registró.

Moderamos un poco la recuperación en junio y en julio incorporamos el impacto del regreso a la cuarentena más intensa, aunque por supuesto mucho menor que el de marzo y abril. A partir de ahí, sumamos un repunte en el segundo y tercer trimestre, para cerrar una caída del 12%. Originalmente partíamos de un escenario del 9,5%, lo habíamos modificado al 11% y ahora volvimos a modificarlo a la baja”, dijo Juan Ignacio Paolicchi de EcoGo.

Por arrastre estadístico, esos datos hacen que 2021 prepare números de rebote casi garantizados. Por ejemplo, si la economía creciera 0% durante todo el año próximo, la variación interanual del PBI durante ese período sería mayor al 5%. Para una recuperación mayor, señalan en EcoGo, el factor más determinante ya no es la cuarentena sino la reestructuración de deuda.

El medio centenar de analistas que responde el Relevamiento de Expectativas de Mercado del Banco Central espera para este año una contracción del PBI del 12%, aunque si se toma sólo el top-10 de mejores pronosticadores entre esos encuestados la previsión empeora a un 12,9% de caída de la actividad

“Claramente esto va a depender de la renegociación de la deuda, que se resuelva sin mucho ruido. Porque el blue a 140 puede ser piso si no se resuelve. Ahora, si se cierra reducís incertidumbre y necesidades de emisión, no es la panacea, pero es el punto de partida para 2021″, agregó Paolicchi,

El rebote de corto plazo depende en gran parte de cómo se vaya flexibilizando la cuarentena. La resolución de la saga de la deuda también es importante porque podría revitalizar expectativas, renovar algo de la confianza perdida y despejar parcialmente la incertidumbre. Podría haber una mejora en el consumo. Pero extendiendo el horizonte es complejo visualizar un sendero de crecimiento si no hay mejora de la inversión y de las exportaciones”, dijo Nary Persichini de GMA Capital.

Seguí leyendo:

Deuda: el Gobierno estudia los cambios legales que proponen los acreedores y una nueva prórroga del plazo de negociación

Hot Sale 2020: cómo comparar precios y ofertas para pagar lo menos posible

Mercados: el riesgo país cae a mínimos de cinco meses

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS