Un hombre con barbijo camina por el frente de una casa de cambios cerrada por el coronavirus en el centro porteño. (Reuters)
Un hombre con barbijo camina por el frente de una casa de cambios cerrada por el coronavirus en el centro porteño. (Reuters)

Los indicadores de Wall Street se precipitaron a la baja en el tramo final de los negocios y el Dow Jones restó un 0,6%, a 25.400 puntos, tras dos sesiones alcistas el martes y el miércoles

En el ánimo de los inversores influyó el informe semanal sobre pedidos de subsidios por desempleo en los EEUU, que acumularon 40 millones de solicitudes en poco más de dos meses.

En ese contexto, se profundizó al baja para los ADR de compañías argentinas negociadas en los mercados de Nueva York, que terminaron con rojos de 6% en promedio en dólares. Destacaron algunas acciones relevantes por su volumen, como Grupo Galicia (-8,6%) y YPF (-7%). Central Puerto se hundió 11,5 por ciento.

Tampoco fue favorable el desempeño de los bonos soberanos, que iniciaron la sesión con tónica alcista, pero finalizaron con una pérdida promedio superior al 2% en dólares, en momentos en el que el gobierno de Alberto Fernández ultima la propuesta de reestructuración de la deuda soberana.

De esta manera continúa acortándose la brecha de rendimientos entre las distintas jurisdicciones. Las paridades de los títulos con ley argentina sube al rango de 32 a 51 dólares, y los de ley extranjera quedan en un rango de 36 a 65 dólares.

El riesgo país de JP Morgan, que mide el diferencial de tasa de los bonos del Tesoro de los EEUU con sus similares emergentes, aumentaba 87 unidades para la Argentina, a 2.751 puntos básicos a las 17, hora de finalización de la operatoria bursátil.

La Bolsa de Buenos Aires operó en baja este jueves, acompañando con más intensidad la tendencia de sus pares regionales (la Bolsa de San Pablo cedió 1,2%), en un contexto cauto y atento a noticias sobre la reestructuración de deuda soberana que impulsa el Gobierno.

El índice S&P Merval de la Bolsa de Buenos Aires perdió un 3,6%, a 38.985 unidades, tras caer en la sesión anterior un 1,5% en pesos.

“El tipo de diálogo que se mantenga entre los inversores y el Gobierno será el foco que marcará la dinámica del mercado”, indicó a Reuters un agente del mercado.

El Gobierno argentino, que prorrogó hasta el 2 de junio el plazo para que los tenedores de bonos se adhieran a su oferta de canje, mantiene negociaciones con tres grupos de acreedores para negociar una propuesta mejorada.


SEGUÍ LEYENDO: