Los fondos comunes volcarán hasta USD 400 millones al mercado por las medidas para frenar al contado con liquidación

Es el cálculo de máxima que estima la industria. Deberán deshacerse de dólares en forma escalonada hasta el 15 de mayo. Sin embargo, analistas creen que puede tener un efecto momentáneo en las cotizaciones paralelas

Preocupado por el crecimiento de la brecha, el Gobierno forzó a los fondos comunes a desprenderse de parte de sus dólares
Preocupado por el crecimiento de la brecha, el Gobierno forzó a los fondos comunes a desprenderse de parte de sus dólares

El Gobierno recurrió a medidas desesperadas para tratar de contener el salto de la brecha cambiaria en medio del parate económico por las medidas de distanciamiento social y la estrategia de emitir dinero como única forma de financiar los esfuerzos por paliar el impacto sobre personas y empresas. En el paquete dado a conocer ayer tiene a los fondos comunes de inversión como uno de sus principales blancos. Por un lado, fuerza a parte de esos vehículos a vender hasta unos USD 400 millones en el mercado de “dólar MEP” y, por el otro, hará que los fondos en pesos paguen algo más de tasa para tratar de frenar la dolarización de las empresas. Con todo, en la industria consideran que el efecto será puntual y, a la larga, sólo reducirá una de las fuentes de demanda por dólares financieros.

El paquete ideado por el Banco Central y la Comisión Nacional de Valores (CNV) tiene a los fondos comunes de inversión como una de las principales herramientas para intentar achicar la brecha cambiaria.

La medida principal estuvo a cargo de la CNV, el ente regulador del mercado. La resolución general se publicó hoy en el Boletín Oficial y limita al 25% de la cartera las tenencias de dólares en efectivo por parte de los fondos comunes. Está orientada, más que nada, a un nuevo tipo de fondo que estaba ganando adeptos y que ofrecía entrar en pesos para cubrirse contra los avances del dólar contado con liquidación.

En concreto, la norma limita al 25% la tenencia de dólares en FCI en pesos, al 25% la tenencia de dólares en FCI en dólares pero que emitieron cuota partes en pesos y prevé un cronograma escalonado de adecuación de las carteras (liquidación de la tenencia por encima del tope fijado) para evitar perjuicios a inversores. Además, suspende la suscripción de cuota partes en una moneda distinta a la moneda del fondo y prevé una excepción para los fondos bajo el Régimen de Repatriación de Activos.

Esta mañana, mientras la industria de fondos analizaba los cambios se llegaba a distintos cálculos respecto de qué tan importante podría llegar a ser el efecto de las medidas sobre la cotización del dólar MEP y el contado con liquidación. Y tal vez, se ilusiona el Gobierno, en forma indirecta sobre el dólar blue.

Un primer cálculo hecho por la consultora 1816 estima, con datos al 3 de abril, que la industria de fondos tiene USD 125 millones en sus carteras por sobre el límite del 25% que establece la nueva norma. Ese sería el monto que podrían volcar los fondos al mercado de dólar MEP para, con mayor oferta, ayudar a frenar la escalada de los dólares paralelos.

Pero el retraso en la actualización de los datos del sector permite otras proyecciones. Según estimaciones de portfolio managers -como se llama en la jerga a los administradores de las inversiones de los fondos-, las tenencias por encima del límite podrían llegar a USD 400 millones dadas las compras que se hicieron desde el 3 de abril a esta fecha y que contribuyeron parcialmente al ensanchamiento de la brecha cambiaria.

El 30 de abril, según la norma, el sector deberá haberse desprendido del 40% de esas tenencias en exceso, unos USD 160 millones. Al 8 de mayo, otro 30%, unos 120 millones más y, para el 15 del mes que viene, el 30% restante, otros USD 120 millones.

En el Banco Central y la CNV confían en que esa inyección de oferta permita ponerle al menos techo al dólar MEP. Pero hay vías por las que los fondos pueden eludir la necesidad de volcar esos dólares al mercado.

<b>Al 3 de abril los fondos afectados por las medidas tenían USD 125 millones en exceso, que ascenderían a unos USD 400 millones actualizados a hoy</b>

“Lo que te dice la norma es que los fondos de cuotaparte en pesos no pueden tener más de 25 puntos de cash en dólares. Había fondos que tenían bastante más, tienen que ver con fondos que estaban ofreciendo fondos de contado con liqui o MEP. Vos no necesariamente tenés que salir a comprar dólares, sino salir a comprar otros activos”, dijo Martin Przybylski de Consultatio Asset Management.

Seguramente algo de venta de dólares haya, pero creo que va a ser algo puntual hasta que se adecúen todos”, agregó.

Para 1816, el efecto más directo es que corta la posibilidad de que la industria impulse más demanda por el dólar paralelo legal que se opera en la Bolsa. “Esta medida por sí sola no parece tener el espíritu de generar flujo de venta de dólar contado/MEP como se especulaba inicialmente, pero sí frena un producto que estaba creciendo en la industria. De hecho, la norma también suspende suscripciones a fondos comunes de inversión en monedas distintas a la moneda del fondo, limitando así demanda adicional de contado por este medio”, analizó un informe distribuido esta mañana.

El Banco Central también analiza usar inspectores en la City con la idea de desincentivar las operaciones cambiarias en negro
El Banco Central también analiza usar inspectores en la City con la idea de desincentivar las operaciones cambiarias en negro

El otro eje por el cual trata de atacar a los dólares paralelos el paquete de medidas del Gobierno es el de los rendimientos en pesos. El BCRA fijó un aumento para la tasa de pases pasivos -un instrumento parecido a la Leliq-, que subirá del 11,4% actual al 15,2%, y resolvió que los fondos T+0 o money market -aquellos que pagan interés pero que pueden ser retirados en cualquier momento, como si se tratara de una caja de ahorro- no tengan encajes, lo que permitiría a los bancos ofrecer una mayor remuneración de esos depósitos.

Los fondos T+0 son muy utilizados por empresas para manejar liquidez. Por ejemplo, se suelen utilizar entre las empresas para colocar lo que se va cobrando en un mes de manera tal de ir haciendo un colchón de dinero para destinar al pago de sueldos. Pagan una tasa más alta que una caja de ahorros y, al poder rescatarse en cualquier momento, sirven para poner a tasa fondos durante períodos menores a un mes, el plazo mínimo de un plazo fijo.

“¿El objetivo? Incrementar la tasa de estos FCI, que hoy rinden en promedio 10%, pero hace un mes rendían 25%”, explicó el informe de 1816.

En el diagnóstico oficial, la caída en los rendimientos de estos vehículos puede explicar en parte la mayor dolarización. Entienden que la expansión monetaria que se generó para tratar de paliar los efectos de la cuarentena desplomó esas tasas y gatilló más compras de dólares MEP.

“Va a mejorar notablemente el rendimiento de ese dinero, entonces el tesorero del banco que te paga el 4% puede subir eso al 10%. La discusión es por qué tiene que haber un intermediario en lugar de ir directamente al Central”, analizó Diego Falcone de Cohen.

Sin embargo, el especialista estimó que el efecto de la mayor tasa sería marginal.

“Estamos en un contexto de 50 puntos de inflación que a medida que se alargue la cuarentena va a ir empeorando porque necesita de más emisión, por lo que no le va a servir al ahorrista. El problema es un país que no tiene moneda que sirva como reserva de valor y sin un plan para salir de la cuarentena”, concluyó Falcone.


Seguí leyendo:

Información provista porInvertir Online