Víctor Fera, de Maxiconsumo (@DiputadosAR)
Víctor Fera, de Maxiconsumo (@DiputadosAR)

Este lunes, a través de resoluciones publicadas en el Boletín Oficial, se dieron a conocer los precios que deberá pagar el Estado por la compra masiva de alimentos para poder entregar a las familias más necesitadas, en el marco de la emergencia por el coronavirus. Esos precios son más altos que los que pagan los consumidores en los supermercados, incluso en comparación con las primeras marcas.

Algunos ejemplos son botellas de aceite de 1,5 litros a $166,58 contra los $121 de los productos de Precios Cuidados (una diferencia de 37%). O el kilo de azúcar, que se autorizó al Gobierno a comprar a cerca de $75, un 25% más que el azúcar de primera marca Ledesma, que cuesta en las grandes cadenas $59.

El precio es una barbaridad, una estafa. Hoy nosotros vendemos los fideos a $28 por 500 gramos y son de mejor calidad que el que compró el Estado

En el caso de los fideos, se autorizaron compras por $84 el kilo, es decir, $42 para el paquete de 500 gramos. Esto también está por encima de lo que se paga en los supermercados mayoristas. El dato enfureció a Víctor Fera, dueño de la cadena Maxiconsumo y uno de los referentes del sector de venta mayorista.

El precio es una barbaridad, una estafa. Hoy nosotros vendemos los fideos a $28 por 500 gramos y son de mejor calidad que el que compró el Estado", señaló en diálogo con Infobae.

El aceite fue uno de los productos con diferencias de precios (Lihueel Althabe)
El aceite fue uno de los productos con diferencias de precios (Lihueel Althabe)

El empresario se comunicó durante la mañana del lunes con Daniel Arroyo, ministro de Desarrollo Social, para manifestarle su indignación por los precios que debe pagar el Estado por estos productos. Y criticó la forma en que se manejan las empresas que participan de estas licitaciones. “Son siempre las mismas empresas”, dijo.

Según detalló Fera, con su empresa Maxiconsumo –dueña de la cadena de mayoristas y fabricante de los productos Marolio y Molto– participó en una licitación del Estado, a fines del año pasado, y vendió sus fideos a $25. “Nosotros no participamos en licitaciones pero hicimos una excepción porque nos llamaron del Ministerio de Desarrollo Social para decirnos que no tenían mercadería. Nosotros le vendimos a $25 el paquete de 500 gramos. Por eso, cuando vi los precios de los que se habla ahora me enfurecí, porque es algo muy desleal. Es una estafa al Estado”, señaló Fera.

Al ver los precios, fue como un cachetazo. Esto ensucia al Presidente y en este momento lo tenemos que defender

Luego de leer las noticias sobre los precios que se autorizaron en las licitaciones, Fera se comunicó por teléfono con el ministro Daniel Arroyo para manifestarle su opinión. “Al ver los precios, fue como un cachetazo. Lo llamé porque esto ensucia al Presidente y en este momento lo tenemos que defender”, aseguró. “Tiene que haber gente honesta a su alrededor, tampoco se le puede echar la culpa de todo al ministro", agregó luego.

Luego de la charla, según relató Fera, Arroyo le ofreció formar parte de una comisión especial dentro del Ministerio que analizará los precios que se pagaron en las licitaciones durante los últimos años. “Con lo que el Estado pagó de más en los últimos años, podríamos tener alimentos para un año”, aseguró el empresario.

Daniel Arroyo, durante las entregas de la tarjeta Alimentar
Daniel Arroyo, durante las entregas de la tarjeta Alimentar

Durante el gobierno de Mauricio Macri, la compañía de Fera participó en varias licitaciones para la compra de alimentos y ganaron en tres oportunidades. Sin embargo, Fera advirtió que luego le costaba mucho cobrar esos pedidos.

El empresario, además, desestimó algunos de los argumentos por lo que se explica el pago de precios superiores al mercado, como la urgencia y las grandes cantidades requeridas. “Son excusas. No hay argumento que tape nada. Cuando acudieron miles de personas a abastecerse a los mayoristas no hubo problemas y pudimos cumplir con el abastecimiento”, señaló.

Seguí leyendo