REUTERS/Agustin Marcarian
REUTERS/Agustin Marcarian

Las buenas noticias sobre una propuesta más amigable del Gobierno a los acreedores actúa como un dispositivo de retardo para la enorme acumulación de pesos que está generando la emisión de dinero para sostener la economía.

De hecho, el exceso de billetes locales en los bancos hizo que el canje de la deuda en pesos, con fuerte participación del sector privado, sea exitoso. El Gobierno colocó casi $33 mil millones en bonos, que le permitirán pagar próximos vencimientos, como el del Boncer 2020. De esta manera, logró postergar vencimientos de abril a julio y diciembre. De a poco, va logrando un mejor perfil de la deuda en pesos y mantiene a este instrumento vigente para refinanciarse y no tener sobresaltos mientras negocia la deuda en dólares.

El mercado respondió bien en una rueda negativa para el mundo. Si bien la Bolsa local fue de las pocas que terminó con alzas en el planeta, esto se debió a que no operó el martes y había demanda acumulada.

El S&P Merval, el indicador de las líderes, aumentó 3,86%, con un regular monto de negocios por $548 millones.

Lo mejor pasó por Transportadora Gas del Sur (+8,11%), seguido por Pampa Energía (+7,56%), que anunció que está recomprando su deuda en dólares. YPF (+5,93%) y BBVA (+5,89%) integraron el lote de las acciones más destacadas. En estas operaciones participan muchos cazadores de oportunidades: están comprando acciones de empresa que están en su piso de cotización y en el largo plazo puede crecer varias veces su valor en dólares.

En Wall Street, a los ADR’s argentinos -certificados de tenencia de acciones que cotizan en dólares- no les fue tan bien. Después de la rueda de euforia del martes, hubo toma de ganancias. Mercado Libre (-8,44%) y Pampa Energía (-5,84%) fueron las caídas más notables. Cabe aclarar que las dos empresas habían tenido alzas importantes el día previo.

En Wall Street, las subas de los Bonos del Tesoro de los Estados Unidos neutralizaron el alza de los títulos más largos con legislación Nueva York.
En Wall Street, las subas de los Bonos del Tesoro de los Estados Unidos neutralizaron el alza de los títulos más largos con legislación Nueva York.

A pesar de la fuerte suba de los bonos cortos en dólares -el Bonar 2020 aumentó 10,28% y el Bonar 2024, 5,32%-, el riesgo país creció 2%, a 3.962 puntos. Esto se debió a que las subas de los Bonos del Tesoro de los Estados Unidos neutralizaron el alza de los títulos más largos con legislación Nueva York.

Para Federico Furiase, economista de la consultora Eco Go y profesor de la Universidad Di Tella, la negociación de la deuda es clave porque “permitirá tener más municiones para financiar el paquete fiscal, mientras siga el shock de oferta de pesos que provoca la pandemia”. Furiase cree que el precio de los bonos, que ahora están en un piso de 28% de su paridad, debería subir entre 45 y 50%, con una tasa de retorno de entre 10 y 11% en dólares.

En tanto, los dólares alternativos igualaban por primera vez sus valores. El dólar Bolsa, cada vez más buscado, aumentó casi $2, a $ 87,48, mientras el contado con liquidación subió 4, a $ 87,92.

En este escenario de incertidumbre, en el resto de la economía no hay precios y las reglamentaciones del Gobierno traen confusión. Por caso, al anunciar el congelamiento de alquileres, no son pocos los propietarios que quieren adelantar la renegociación de los contratos con los inquilinos porque se quieren asegurar un ajuste por inflación, señaló Adrián Mercado, uno de los principales brokers del mercado inmobiliario. “Estas negociaciones van a ser muy disputadas. Los inquilinos se amparan en la débil situación económica personal y los propietarios temen que, si les desocupan el departamento, deberán hacerse cargo de expensas e impuestos, que son bastante elevados, hasta que consigan otro inquilino, algo que puede demorar en estos tiempos de incertidumbre”, agregó.

En estas circunstancias, el jueves venía mejor para las Bolsas del mundo. En Asia, en la madrugada de la Argentina, el Nikkei de Tokio perdía 0,80%, mientras el Hang Seng de Hong Kong soportaba un leve retroceso de 0,30%. Sin embargo, las otras bolsas chinas mostraban índices verdes de hasta 0,33%. La rueda de las bolsas de oriente parecía equilibrada.

Los futuros de las Bolsas occidentales, eran algo más prometedores. En Europa. el DAX alemán ganaba 2% y apuntaba a mejorar. El FTSE de Londres subía solo 0,18%. El Euro Stoxx, que computa a las 50 mayores acciones de las Bolsas de Europa, subía 0,38%.

En Wall Street, rebotaban los principales indicadores. El Dow Jones recuperaba 1,66% y el S&P 500, 1,70%. El Nasdaq, de las acciones de nuevas tecnologías, mejoraba 1,36%.

Los que se estaban afirmando eran los precios del petróleo, después de las negociaciones con Rusia. El WTI de Estados Unidos subía 4,43%, a USD 21,23, mientras el Brent de Europa, que es referencia en la Argentina, rebotaba 5,66%, a USD 26,13 por barril.

El ánimo de los inversores locales está mejorando, pero las operaciones no tienen consistencia por la falta de volumen. Lo que preocupa es el vuelco hacia los dólares alternativos porque, si se abre la brecha, puede dañarse más la economía, ya que se trasladaría a precios en momentos en que la inflación supera el 3%.

Seguí leyendo