Daniel Funes de Rioja, titular de la Copal y miembro de la UIA
Daniel Funes de Rioja, titular de la Copal y miembro de la UIA

El presidente del Departamento de Política Social de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, dijo que dado el parate en la actividad de las empresas en medio de las medidas de contención del coronavirus Covid-19 es necesario pensar en un esquema distintos para dar seguridad a los trabajadores que pierden el empleo. “Hay un contexto distinto y por eso queremos ver el seguro desempleo para que pueda proteger a las familias. La indemnización complica a las Pymes porque no pueden afrontar eso si no tienen actividad”, comentó.

El titular de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal) se refirió en declaraciones a Radio Continental a la polémica alrededor del despido de más de 1.400 empleados por parte de Techint, a la situación de las empresas locales en medio de la pandemia y a los dichos del presidente, Alberto Fernández, respecto de que las firmas van a tener que “ganar menos” en medio de la crisis sanitaria.

Lo que le diría a Alberto Fernández es que si uno mira las cifras de 2018 y 2019, la producción ha estado con números negativos -no sólo pymes y regionales- sino grandes empresas. Arcor, Molinos, Ledesma, La Serenísima, todas están con números en rojo desde el punto de vista productivo (...) Usted puede tener espalda porque tiene patrimonio, no porque tenga ganancia”, dijo el dirigente empresario.

Hay un contexto distinto y por eso queremos ver el seguro desempleo para que pueda proteger a las familias. La indemnización complica a las Pymes porque no pueden afrontar eso si no tienen actividad

Respecto de los 1.450 despedidos en Techint Ingeniería y Construcción, una de las empresas más importantes de la UIA, Funes de Rioja se refirió a las particularidades del sector de la construcción.

“Acá hay que tener cuidado de distinguir lo que es despedir gente de cesar un contrato. Para los que están regidos por la Ley de Contrato de Trabajo, si usted hoy decide mi actividad no va a dar para más, tiene los caminos para hacerlo”, dijo.

“Otra cosa es en los sectores de la construcción, que no están regidos por la Ley de Contrato de Trabajo sino por el régimen de la construcción, que es trabajo por obra. En el sector tienen un fondo de desempleo en el que se hacen aportes, y cuando se termina o interrumpe la obra, bueno en ese caso no es que lo despida, sino que cesa el contrato porque no hay contrato por tiempo indeterminado”, argumentó.

Los sectores de la construcción, que no están regidos por la Ley de Contrato de Trabajo sino por el régimen de la construcción, que es trabajo por obra. En el sector tienen un fondo de desempleo en el que se hacen aportes, y cuando se termina o interrumpe la obra, bueno en ese caso no es que lo despida, sino que cesa el contrato

“Hoy tenemos un seguro de desempleo que se suma a la indemnización, ¿pero cómo afronto la indemnización si no tengo más actividad? Ahí lo que hace falta es un seguro de desempleo y no un esquema que si la pyme está en problemas no va a poder pagar, con lo cual el trabajador termina estando peor”, añadió. “Después, cuando vuelve la actividad, por el miedo al peso del monto indemnizatorio, se perjudica la creación de empleo. Entonces, lo que tiene que haber es algo que se pregunte qué tenemos que proteger. ¿Un puesto de trabajo que no existe o al trabajador y su familia? Por eso es que yo creo que lo que tiene que tener la Argentina es un buen seguro de desempleo”, comentó.

Respecto de la posibilidad de que las empresas y los sindicatos negocien reducciones de salario temporales dado el contexto, el dirigente empresario no dio definiciones pero indicó que el diálogo debe existir.

“Yo creo que hay que encontrar soluciones desde el punto de vista de la paralización de actividades. Creo que el camino del diálogo está. Yo siempre traigo el ejemplo de Alemania, donde las cosas están pautadas, se sientan y lo resuelven. El país más competitivo y el más industrialista”, comentó.

Seguí leyendo: