Eduardo Buzzi, ex presidente de Federación Agraria
Eduardo Buzzi, ex presidente de Federación Agraria

El ex presidente de Federación Agraria y uno de los líderes de la Mesa de Enlace durante el conflicto agropecuario de 2008, Eduardo Buzzi, dijo que tiene que se la política y no el conflicto la que prime en la relación entre el Gobierno y el sector. En días en los que crecen el malestar y las protestas de productores, el dirigente llamó al sector a colaborar con el Gobierno. “Hoy se necesita colaboración, aporte y salir de la grieta”, dijo.

Un sector pugna por rentabilidad cuando el 40% de la población está por debajo de la línea de pobreza pobreza, hay que ser muy cuidadosos con la imagen que el campo da al resto de la sociedad”, dijo Buzzi en declaraciones a Radio La Red.

La actual direccción de la Mesa de Enlace analiza posibles medidas de fuerza por el aumento a las retenciones a las exportaciones que impulsó el presidente Alberto Fernández, en buena medida por la presión de las bases que protestan en distintos puntos del país. Según dejaron trascender las partes, el ministro de Agricultura Luis Basterra convocó a los dirigentes a una reunión la semana que viene para evitar que el conflicto se extienda.

Un sector pugna por rentabilidad cuando el 40% de la población está por debajo de la línea de pobreza pobreza, hay que ser muy cuidadoso con la imagen que el campo da al resto de la sociedad

En ese contexto, Buzzi insistió en que la relación del sector con el nuevo Gobierno kirchnerista debería ser de diálogo. “Tratemos de que sea la política y no el conflicto la que defina la relación con el campo (...) No se puede vivir vinculándose a través del conflicto o usar la agenda del campo para hacer política”, comentó.

También llamó a que la agenda del sector vaya más allá del apoyo o rechazo a los impuestos a las exportaciones.

“Las retenciones hace 18 años que están. ¿Las retenciones molestan a los productores? Si, molestan. Ahora, ¿es la única agenda agropecuaria o la agenda vinculada a los grandes grupos de agronegocios?”, dijo.

“Las retenciones algún día tienen que ser eliminadas pero, mientras estén, hay que darle algún tipo de reintegro a los productores más chicos. Hay que crear un fideicomiso para bajar tasa de interés. ¿Como hace un productor para comprar tecnología con tasa del 50% y 60%? Se necesita usar las retenciones para subsidiar tasa de interés”, comentó.

Productores agropecuarios de Entre Ríos realizaron esta semana un tractorazo y movilización en Colonia Merou. Presentaron reclamos al gobierno nacional y provincial.
Productores agropecuarios de Entre Ríos realizaron esta semana un tractorazo y movilización en Colonia Merou. Presentaron reclamos al gobierno nacional y provincial.

Más allá de sus comentarios en favor de un entendimiento con el Gobierno, Buzzi negó que busque un cargo en el Gobierno. “No es mi prioridad ahora, no estoy buscando trabajo”, aseguró.

Junto con Carlos Garetto (Coninagro), Luciano Miguens (Sociedad Rural), Mario Llambías (Confederaciones Rurales Argentinas), Buzzi fue uno de los miembros de la Mesa de Enlace original que en 2008 lideró el cese de comercialización y las movilizaciones en las rutas que lograron terminar con la Resolución 125 que estableció retenciones móviles.

Hoy, Federación Agraria es conducida por Carlos Achetoni, mientras que en la mesa de enlace se sientan el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas, Jorge Chemes, el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina, y el Secretario de Coninagro, Daniel Kindebaluc.

El renovado malestar en el sector agropecuario comenzó con el aumento de las retenciones a las exportaciones agropecuarias en diciembre pasado, donde la soja pasó de tributar 24,7% a 30%, y el trigo y el maíz de 6,7% a 12%. Además, a la exportación de carne vacuna se le aplica actualmente una retención del 9% y el mismo porcentaje rige para algunas economías regionales, como es el caso del arroz y el maní, entre otras.

Desde entonces, las movilizaciones y los tractorazos se multiplican en distintas partes del país, agravados por la intención de varias provincias de aumentar aún más la carga impositiva sobre el sector.

Seguí leyendo: