Los $6.400 millones adjudicados se distribuyeron en dos letras de $2.808 millones y $3.592 millones
Los $6.400 millones adjudicados se distribuyeron en dos letras de $2.808 millones y $3.592 millones

El Ministerio de Economía adjudicó $6.400 millones en dos tramos de Letras del Tesoro con tasa Badlar (Lebad), en una licitación que contó con baja participación de inversores privados y en la que se obtuvo bastante menos de los $10.000 millones que se esperaba recaudar.

Si bien analistas e inversores consultados aseguran que la participación privada habría sido nula, desde el Gobierno detallan, en estricto off the record, que de los $6.400 millones un 30%, aproximadamente, es de inversores no públicos. Como sea, parece una participación baja.

“Pasó lo que era lógico que pasara, 6.400 millones de pesos es la nada misma”, señaló a Infobae Diego Martínez Burzaco, economista de Inversor Global, quien a su vez alertó que “este tipo de licitaciones terminan complicando al gobierno” en su propósito de terminar el primer trimestre sin demasiadas complicaciones en el frente financiero como para presentar su propuesta de restructuración de la deuda.

La adjudicación de $6.400 millones es inferior a lo que Economía esperaba obtener, que según analistas del mercado financiero se ubicaba en torno de los $10.000 millones

La licitación tuvo lugar 48 horas después de haber declarado desierta la licitación de tres títulos públicos con el propósito de obtener los fondos necesarios para la cancelación del bono dual prevista para mañana, que finalmente debió reperfilar para septiembre.

El monto adjudicado se correspondió con el total de ofertas concentrado en 98 órdenes de compra, de los que $2.808 millones corresponden a las LEBAD con vencimiento el 3 de abril y $3.592 millones a las que vencen el 28 de agosto de este año.

El precio de corte de la Lebad “corta” fue de $1.045,10 por cada $1.000, lo cual representa una TNA (Tasa Nominal Anual) de 37,83% y una TIREA (Tasa Interna de Retorno) de 44,60%.

Por su parte, la Lebad “larga” tuvo un precio de corte de $983 por cada $1.000, equivalente a una TNA de 43,16% y una TIREA de 47,42%.

Las tres licitaciones realizadas en febrero por el Ministerio de Economía, encabezado por Martín Guzmán, obtuvieron resultados por debajo de las expectativas
Las tres licitaciones realizadas en febrero por el Ministerio de Economía, encabezado por Martín Guzmán, obtuvieron resultados por debajo de las expectativas

En un comunicado, el Ministerio de Economía informó que el total en circulación de las Lebad con vencimiento el 3 de abril asciende a $19.295 millones al 13 de febrero, en tanto el de las letras con vencimiento el 28 de agosto es de $12.306 millones, en ambos casos “incluyendo el monto adjudicado en esta licitación”.

Fuentes del mercado señalaron que en la cartera conducida por Martín Guzmán esperaban obtener una adjudicación de por lo menos $10.000 millones, de lo que se desprende que es el tercer llamado consecutivo en lo que va de febrero en el que no se alcanzan los resultados esperados.

Al respecto, el 3 de febrero la adhesión al canje del AF20, llamado en la plaza “bono dual” fue de solamente el 10%, en tanto la licitación de otros tres bonos una semana después fue declarada desierta.

Reperfilar de manera unilateral es poner una traba en el mercado de financiamiento en pesos que precisamente este gobierno había logrado reconstituir (Martínez Burzaco)

Con esa licitación del 10 de febrero se esperaba recaudar una suma lo más cercana a los $96.000 millones que representa la cancelación del vencimiento del bono dual prevista originalmente para el jueves 13.

Ante el fracaso, la unanimidad de los analistas financieros sostuvo que al gobierno le quedaban dos opciones: emitir esa suma de dinero para hacer frente al vencimiento o reperfilarlo, que fue lo que finalmente resolvió Economía.

Para Martínez Burzaco, “con los antecedentes del martes (por el anuncio oficial de reperfilamiento del bono dual) me parece lógico este tipo de reacción".

Reperfilar de manera unilateral es poner una traba en el mercado de financiamiento en pesos que precisamente este gobierno había logrado reconstituir”, señaló al respecto, para agregar que “esto suma más incertidumbre al panorama y de acá al 31 de marzo vamos a tener mucha volatilidad financiera”.

Seguí leyendo: