Desde septiembre que Moody´s tiene a la Provincia de Buenos Aires en revisión para una baja de su nota, que ya está en uno de los niveles más bajos de la categoría basura
Desde septiembre que Moody´s tiene a la Provincia de Buenos Aires en revisión para una baja de su nota, que ya está en uno de los niveles más bajos de la categoría basura

La calificadora de riesgo Moody’s dijo en un comunicado que el anuncio de la Provincia de Buenos Aires de que solicitará el consentimiento de sus acreedores para postergar el pago de un bono que vence el 26 de enero no cambia la nota crediticia de ese distrito. El rating que le otorga a la deuda bonaerense, con todo, está en revisión para una posible rebaja desde septiembre pasado y el resultado que obtenga la propuesta bonaerense la semana que viene será tomado en consideración para decidir si le baja el pulgar.

El martes el distrito gobernado por Axel Kicillof oficializó que no podrá pagar un vencimiento de capital por algo menos de USD 250 que vence el 26 de enero. Es el pago de su título Buenos Aires 2021, en manos de distintos tenedores privados locales y extranjeros. Para evitar el default, la Provincia propuso a sus acreedores postergar el desembolso hasta el 1° de mayo. Tiene tiempo hasta el 22 del mes para lograr el acuerdo de tenedores de esos papeles que sumen entre todos al menos el 75% del valor original de la emisión. Si la operación no alcanza ese umbral, las opciones son el pago o el default.

Las calificaciones de la Provincia de Buenos Aires (Caa2, bajo revisión para bajar de categoría) no se ven afectadas por el anuncio de la Provincia de solicitar el consentimiento de los tenedores de bonos para posponer el pago de la amortización de sus bonos con vencimiento en 2021. El alcance de la revisión para la baja de la calificación iniciada el 3 de septiembre de 2019 se ampliará para tomar en consideración la solicitud y el resultado del consentimiento para reestructurar estos bonos”, dijo Moody’s en un comunicado.

El ministro de Hacienda y Finanzas bonaerense, Pablo López, junto al gobernador Axel Kicillof, el día en que oficializaron que no pueden cumplir el próximo vencimiento de deuda
El ministro de Hacienda y Finanzas bonaerense, Pablo López, junto al gobernador Axel Kicillof, el día en que oficializaron que no pueden cumplir el próximo vencimiento de deuda

La finalización de la transacción traerá un alivio temporal a las limitaciones inmediatas de liquidez de la Provincia. Sin embargo, Moody’s señala que la Provincia aún enfrenta desafíos significativos en 2020, tales como un perfil exigente de vencimientos de la deuda en moneda extranjera, acceso restringido al mercado y una posición fiscal debilitada. Por lo tanto, las calificaciones continuarán siendo revisadas para una posible baja de la calificación para centrarse tanto en los riesgos sistémicos reflejados en la calificación del Gobierno de Argentina (Caa2, en revisión para la baja de la calificación) como en los desafíos crediticios específicos de la Provincia”, agregó.

La calificación Caa2 que otorga la firma a la Provincia de Buenos Aires y a la Nación es una de las más bajas dentro de la categoría de “grado especulativo” o “basura”, las que se le otorgan a la deuda más riesgosa pero que aún no ha caído en default o cuyo default no es considerado inminente.

Las obligaciones calificadas con esa nota se consideran de baja calidad y están sujetas a un riesgo de crédito muy alto. Está apenas un escalón por encima de las notas "C" asociadas a un default o cercanas al default.

Seguí leyendo: