El jueves 12 vencen bonos por un equivalente a 500 millones de dólares. En los primeros cinco días, la suma se eleva a 750 millones y en los primeros seis meses a 45.000 millones
El jueves 12 vencen bonos por un equivalente a 500 millones de dólares. En los primeros cinco días, la suma se eleva a 750 millones y en los primeros seis meses a 45.000 millones

A apenas 48 horas de instalado, el jueves 12 de diciembre, la administración de Alberto Fernández deberá afrontar su primer vencimiento de deuda, una Lecap en pesos, por 17.300 millones, y una Lete en dólares por 205 millones de la moneda norteamericana, que había sido “reperfilada” a fines de agosto.

La suma, entre vencimientos en pesos y en dólares, equivale a 750 millones de dólares en los primeros cinco días y se eleva a 45.000 millones en los primeros seis meses, dicen Nadin Argañaraz y Bruno Panighel, del Instituto Argentina de Análisis Fiscal (Iaraf).

Estrategia integral

“La situación del Tesoro Nacional es crítica”, señalan los investigadores. “Las decisiones deberían ser tomadas bajo una estrategia integral consistente”, aconsejan, apuntando a la gran presión que impondrá el corto plazo al que está emitida la deuda argentina, lo que a su vez exige una pronta negociación para evitar el default, mientras se administran tanto las escasas reservas que tiene a mano el Banco Central.

Según Argañaraz y Panighel, el proyecto de presupuesto 2020 es la institución legal donde se deberían ver reflejadas todas las iniciativas del nuevo gobierno en materia de gasto, carga tributaria y renegociación de la deuda

¿Cuál es el instrumento donde conjugar todas esas urgencias? Según Argañaraz y Panighel, “El proyecto de presupuesto 2020 es la institución legal donde se deberían ver reflejadas todas las iniciativas del nuevo gobierno en materia de gasto, carga tributaria y renegociación de la deuda”.

Guzmán se propuso tener resuelta la negociación con bonistas y el FMI para marzo, pero antes deberá resolver otras urgencias
Guzmán se propuso tener resuelta la negociación con bonistas y el FMI para marzo, pero antes deberá resolver otras urgencias

La recomendación no parece cuadrar con los plazos que el propio Alberto Fernández se fijó para reelaborar el presupuesto 2020; marzo del año próximo, es decir entre tres y cuatro meses. Además, el designado ministro de Economía, Martín Guzmán, se propuso hace dos semanas renegociar en esa ventana temporal un acuerdo de extensión de plazos con el FMI y los acreedores privados, pero el tiempo apremia porque para las fiestas buena parte de la contraparte negociadora, tanto en Washington como en Nueva York, tendrá su break por las fiestas de fin de año.

Seguí leyendo: