Aunque no son ajenas a la crisis del comercio minoristas, en el último tiempo las franquicias locales fueron encontrando estrategias y alternativas para sobrevivir mejor a la caída general del consumo. Para este año, el sector estima un crecimiento del 11% en cantidad de marcas y de 5% en la venta de nuevas franquicias.

"Muchos quieren emprender en forma más con productos conocidos y formatos ya probados. Las franquicias tienen una escala que permite comprar para varios locales, repartir entre todos las estrategias de marketing. Por eso la resistencia ante las crisis económicas es mayor. La crisis afecta a todo el mundo, pero las franquicias lo soportan mejor", explicó Carlos Canudas, titular del Estudio Canudas, especialista en franquicias y asesor de empresas.

En las zonas comerciales, hay muchos locales libres en alquiler y se ocupan con locales de franquicias. Una de las oportunidades que abre hoy la crisis es conseguir espacios muy bien ubicados y las marcas los aprovechan (Devoto)

Un estudio de la Asociación Argentina de Marcas y Franquicias (Aamf) entre las 173 principales empresas del sector, mostró que las empresas que más aperturas realizaron fueron Rapipago (600 locales), seguida por las heladerías Grido (123 locales), la firma Infopan, que produce bolsas de papel con publicidad (74 locales), el Instituto Argentino de Peluquerías IAP (57 locales), las carnicerías RES (41 locales) y los supermercados DIA (37 nuevas sucursales).

Por cantidad de locales, las franquicias de origen argentino más grandes son Rapipago (4.800), Grido Helados (1.486), Laverap (1.458), supermercados DIA (659), heladerías Sei Tu Gelato (330), las pinturerías Colorshop (265) y las cafeterías Bonafide (250) y Havanna (179).

"En las zonas comerciales, hay muchos locales libres en alquiler y se ocupan con locales de franquicias. Una de las oportunidades que abre hoy la crisis es conseguir espacios muy bien ubicados y las marcas los aprovechan", manifestó Ezequiel Devoto, gerente General de Asociación Argentina de Marcas y Franquicias (Aamf).

"Entre las estrategias para enfrentar la caída del consumo están las franquicias low cost, con propuestas a precios más accesibles. Además, muchos comercios, como las cafeterías, abren negocios más pequeños o desarrollan modelos donde se requiere menos inversión. Crecen más rápido las heladerías o pizzerías de bajo precio, como pasa con las segundas marcas en los supermercados, también se ve en las franquicias", agregó Devoto. Otras alternativas que pusieron en marcha es flexibilizar los derechos para otorgar franquicias o las contribuciones por publicidad.

Según los datos del Estudio Canudas, los negocios independientes suelen tener un porcentaje de 80% de mortandad —probabilidades de cerrar—durante el primer año, mientras que en el caso de las franquicias es de 10% al cabo de cinco años.

Según los datos del Estudio Canudas, los negocios independientes suelen tener un porcentaje de 80% de mortandad —probabilidades de cerrar—durante el primer año, mientras que en el caso de las franquicias es de 10% al cabo de cinco años.

En su búsqueda de no perder mercado y rentabilidad, las franquicias con situaciones más sólidas también apuestan a hacer crecer su negocio y su marca en otros países. "En un escenario como este, crecer en el exterior es una opción, pero a veces la complejidad del mercado interno hace que sea más difícil destinar recursos para exportar franquicias", destacó Devoto.

Muchos quieren emprender en forma más con productos conocidos y formatos ya probados. Las franquicias tienen una escala que permite comprar para varios locales, repartir entre todos las estrategias de marketing. Por eso la resistencia ante las crisis económicas es mayor (Canudas)

Con todo, la Argentina es uno de los países de América Latina que más franquicias exporta, incluso por encima de Brasil y México. Las marcas locales que se internacionalizaron con este sistema ya suman 180 en 62 países. Es el doble que Brasil y México, que suman 90 y 80 respectivamente.

La lista de franquicias argentinas que tiene más locales en el exterior son Grido Helados, Havanna, Freddo, Colorshop y Bonafide. Una de las compañías que puso en marcha en proceso de internacionalización de su marca fue Almacen de Pizzas, con siete locales fuera del país, en Paraguay, Uruguay y Perú.

"Se nota que más marcas empezaron a pensar en el exterior. Por ejemplo, la cadena de chivitos Rex, Universo Garden Angels, Instituto Balcarce, de capacitación técnica. En Uruguay, Paraguay y Chile todos los shoppings tienen nuestras marcas porque los conceptos argentinos son valorados por su innovación. El 18% de los locales de uno de los shoppings de Asunción, por ejemplo, son argentinos", detalló Canudas. En la Argentina hay más de 1.000 empresas de franquicias, de las cuales unas 160 exportan, la mayoría de indumentaria (el 50%) y gastronomía.

"Los últimos dos años fueron de caída y se vio muy notorio en conceptos que ofrecen más especialidad y, a pesar de eso, vemos que muy de a poco, sin ser algo tan notorio, hay una recuperación ligada al humor económico. Eso nos hace creer que cuando la recuperación tan prometida llegue las marcas van a responder", señaló Sebastián Ríos, creador de la cadena Almacén de Pizzas, que funciona con franquicias. El empresario se prepara para traer a fin de año la cadena colombiana de cafeterías Juan Valdez.

En la Argentina hay más de 1.000 empresas de franquicias, de las cuales unas 160 exportan, la mayoría de indumentaria (el 50%) y gastronomía

Los sobresaltos de la economía finalmente pusieron en stand-by la llegada de cadenas de franquicias internacionales. "Nuestro grupo tiene una mirada de largo plazo. Intentamos que la coyuntura no frene un proyecto de lago plazo", agregó.

Con respecto a la competencia con marcas del mismo rubro que salen a ofrecer productos más económicos, destacó que si bien suelen tener muy buena performance cuando hay crisis, prefiere apostar por conceptos más perdurables en el tiempo.

Seguí leyendo: