El secretario de Energía Javier Iguacel (Nicolás Stulberg)
El secretario de Energía Javier Iguacel (Nicolás Stulberg)

La medida de cobrarle un extra a los consumidores en sus boletas de gas quedó sin efecto este mediodía, y ahora el Gobierno prepara un bono para pagarle a los productores una deuda total que llegaría a $20.000 millones por la diferencia de costos del hidrocarburo luego de la devaluación.

"Por una decisión  directa del presidente Mauricio Macri, el Gobierno decidió dar marcha atrás con las 24 cuotas y ahora lo único que se mantiene es el alza adicional del 10% que comenzará a regir desde el 1 de enero de 2019 y se suma a los aumentos del 34,5% en promedio que las empresas distribuidoras comenzaron a aplicar desde octubre", le comentó a Infobae un fuente cercana a la secretaria de Energía a cargo de Javier Iguacel.

Según trascendidos, esta mañana hubo en Olivos una reunión liderada por Macri a la que asistieron el ministro de Interior Rogelio Frigerio e Iguacel.  Allí se llegó a un acuerdo. Siempre según señalan desde Energía, la deuda de $20.000 millones que las distribuidoras tienen con las petroleras se cancelerá de la siguiente manera, unos $10.000 millones los absorberían las petroleras y los otros $10.000 millones el Estado.

Esta mañana hubo en Olivos una reunión liderada por Macri a la que asistieron el ministro de Interior Rogelio Frigerio e Iguacel.  Allí se llegó a un acuerdo

Así, el Estado analiza emitir un bono para compensar a las petroleras. El presidente habría tomado la decisión luego de la presión que ejerció el radicalismo sobre Frigerio. En Energía señalan a los gobernadores Gerardo Morales y Alfredo Cornejo, junto al diputado Mario Negri, como los principales impulsores de la vuelta atrás del pago de las 24 cuotas.

Las criticas de los legisladores se fundamentaron en tres aspectos. En primer lugar, que principal error fue no contemplar que cuando un consumidor pagó su factura canceló su deuda por lo tanto no se le puede cobrar un adicional. En segundo lugar, este siempre fue un tema entre el Estado y las empresas, productoras y distribuidoras, y nada tenían que ver los consumidores. Tercero, por el momento no se conoce todavía el monto total de la deuda. Iguacel hizo referencia a un monto total de unos $10.000 millones, pero según especialistas consultados por Infobae ese monto todavía no está definido y en Energía ya hablan de $20.000 millones.

Seguí leyendo: