Enviada especial a Mar del Plata.−  Viajó rápidamente desde Rosario a esta ciudad bonaerense, donde se reúnen los principales empresarios y políticos del país.

La máxima autoridad de la Embajada de los Estados Unidos en la Argentina, Tom Cooney, llegó al Coloquio de IDEA luego de dar el presente en un anuncio de inversión de una automotriz que considera clave en el último trimestre del año, y que va en línea con las reformas que planteó (y plantea hacia delante) el gobierno de Mauricio Macri. 

"Estamos construyendo una relación positiva y estable", aseguró el encargado de Negocios de la Embajada en un diálogo con Infobae en el que no solo se refirió a la economía, sino también al avance del diálogo político entre ambos gobiernos por el conflicto que se abrió con el biodiésel y el resultado de las pericias de Gendarmería sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman.

−Se conoció este jueves que el presidente Donald Trump anunció la salida de EEUU de la Unesco. ¿A qué se debió esta decisión?
−Valoramos mucho la misión y valores de la Unesco para preservar el patrimonio cultural del mundo y de la educación. Pero en los últimos años hemos estado preocupados por una tendencia contraria a Israel, y es por eso que vamos a detener la participación a final de 2018, pero como valoramos mucho a la organización, vamos a continuar como observadores.

−¿Cómo analiza en la actualidad las relaciones entre la Argentina y los EEUU, y qué proyecta para después de las elecciones legislativas?
−La veo muy bien. Estamos construyendo una relación positiva y estable. Lo que me da confianza es que ambos partidos, los republicanos y demócratas, están completamente de acuerdo en construir vínculos bien fuertes con la Argentina. Lo vimos con el ex presidente Barack Obama el año pasado y lo vemos ahora con el presidente Donald Trump. Estamos en una buena dirección.

−En la agenda comercial, las trabas para exportar biodiésel argentino hacia los EEUU aún está pendiente. ¿Cómo avanza el diálogo entre la Casa Blanca y el gobierno argentino?
−Cuando nos enfrentamos con desafíos así, nos sentamos a la mesa para buscar una solución. El tema del biodiésel surgió de una queja de los productores en EEUU porque hubo un aumento de las exportaciones argentinas de casi 1.000% en solo dos años, de 2014 a 2016. Esto no fue una política del gobierno de Trump, es una queja de los productores. Un aumento del 1.000% seguro resulta en una queja. Tenemos que investigar según nuestra ley.

−¿Ve una relación en el corto plazo o será en 2018?
−Tenemos un calendario de encuentro en varios niveles, así que está avanzando. Ahora estamos en Mar del Plata y por la mañana estuve en Rosario por la inversión de General Motors de Detroit. Yo soy de Detroit, así que tengo orgullo local por estos USD 300 millones de inversiones frescas y USD 200 millones más de su cadena de proveedores. Son USD 500 millones que crearán empleos y oportunidades de exportación para el país. Es una buena señal en la confianza que tenemos en las reformas del presidente Mauricio Macri.

−¿Cree que tanto las reformas tributaria como laboral serán claves para atraer más inversiones, incluso la de empresas norteamericanas?
−Todas esas reformas son importantes para aumentar la confianza en los inversores de EEUU. Somos la fuente más grande de inversión extranjera en Argentina, y con los anuncios recientes de General Motors, Dow, Chevron y Exxon Mobile en las últimas semanas es aún importante, como resultado de las reformas. Todo va a mejor, las condiciones y el clima de inversión, y eso resulta al final del día en más empleos.

“Somos la fuente más grande de inversión extranjera en Argentina, y con los anuncios recientes de General Motors, Dow, Chevron y Exxon Mobile en las últimas semanas es aún importante, como resultado de las reformas”

−Por último, las pericias de Gendarmería confirmaron el asesinato del fiscal Alberto Nisman. ¿Hay algún tipo de colaboración que se esté analizando desde los EEUU de parte de organismos como el FBI en la investigación?
−No puedo comentar en detalle sobre casos en investigación o casos en marcha en los Estados Unidos o en un país socio como la Argentina, pero siempre estamos muy dispuestos a ayudar a nuestro países socios. Con la Argentina, tenemos una relación legal y judicial muy positiva. La muerte de Nisman fue una tragedia nacional para la Argentina, él estaba en la búsqueda de justicia y la verdad que ocurrió en la AMIA, siempre estamos con el país en esos casos de terrorismo y en la búsqueda de justicia y la verdad.