Del “equipo desconcertado” a los goles “raros y evitables” que sufrió Boca: 4 frases de Jorge Almirón tras la goleada de Godoy Cruz

El entrenador habló terminado el partido y fue autocrítico. Su conjunto sufrió la novena derrota del campeonato y sigue fuera de las copas internacionales para 2024

Guardar

Nuevo

Boca Juniors sufrió una durísima derrota ante Godoy Cruz que lo goleó 4-0 en el Estadio Malvinas Argentinas por la fecha 21 de la Liga Profesional de Fútbol. Cabezas bajas, rostros preocupados, caminatas rápidas para evitar el contacto con la prensa, fueron las imágenes que llegaron de la delegación azul y oro en las instalaciones del recinto mundialista. Sin embargo, el que dio la cara fue otra vez el entrenador Jorge Almirón.

El entrenador improvisó una rueda de prensa para explicar lo ocurrido ante el Bodeguero. “Todavía no tengo claras las cosas. Un partido raro. Nos hicieron el primer gol muy rápido y hasta la jugada del penal no habían llegado. El segundo fue antes de terminar el primer tiempo. El tercer y cuarto gol fueron raros, evitables”, reconoció.

La verdad que el equipo estuvo desconcertado. Intentó recuperarse, pero no pudo. Somos responsables todos y el primero soy yo. Sigo pensando y hasta el partido tenía mucha fe”, sentenció el entrenador quien pese a la dura caída dio la cara y fue el único en hacer declaraciones.

“No pudimos encontrar nunca el partido porque ellos cada vez que llegaron, golpearon y eso fue muy duro para nosotros. Fue un desconcierto nuestro. Había espacios para jugar. Tratamos de descargar rápido. Hubo espacios para generar partido, pero perdimos las pelotas en la mitad de la cancha. Ellos tienen jugadores en la mitad de la cancha que juegan muy bien como Allende”, destacó.

Lo importante era que el equipo se mantuviera en partido y que los jugadores no reaccionaran mal y que nos dejaran con un jugador menos porque era un momento difícil. En el segundo tiempo nos metieron el tercer gol y fue un momento desconcertante”, agregó.

Cabe recordar que luego de la derrota 1-0 ante Arsenal en Sarandí también se informó que el DT del Xeneize no iba a hablar y luego sorprendió con una abrupta presencia ante los medios. Esa noche en el Viaducto dio declaraciones, no aceptó preguntas, pero habló de varios los temas. En este caso ocurrió algo similar, primero suspendió la conferencia de prensa, pero luego paró su caminata hacia el ómnibus y dio estas escuetas declaraciones.

El encuentro resultó una bofetada para el Xeneize que desde el arranque se vio superado por el Tomba, que se puso en ventaja con el gol de penal de Diego Rodríguez. Luego el conjunto cuyano amplió las diferencias antes del final del primer tiempo con el tanto de Hernán López. En el complemento Tadeo Allende y Tomás Conechny decoraron el resultado.

Pese al abultado resultado, lo preocupante fue el bajo rendimiento del equipo que no reaccionó para poder revertir la historia en el cotejo disputado en tierras cuyanas. Almirón de momento no logró que el equipo sea regular.

La novena caída en el campeonato también tuvo otras malas noticias como las molestias físicas que sufrieron Darío Benedetto y Valentín Barco (sufrió un golpe). Almirón confirmó que el Pipa pidió salir en el entretiempo, fue reemplazado por Luis Vázquez; mientras que el Colo dejó el campo de juego a los 59 minutos y fue sustituido por Martín Payero.

Así vivió el partido Jorge Almirón.

La clasificación está asegurada a los octavos de final de la Copa Libertadores y la posibilidad de ganar su grupo es un aliciente en esta etapa del año, pero Almirón y sus jugadores saben que si no cambian su funcionamiento será difícil que puedan seguir avanzando en el principal certamen de clubes a nivel internacional.

Boca Juniors quedó a 22 puntos del líder River Plate y hoy está afuera de las competencias internacionales, cuyas posiciones salen de la tabla anual. Aún le quedan seis partidos del presente certamen y los de la fase de grupos de la Copa de la Liga. Para la Copa Libertadores tendrá la alternativa de poder ganar ese segundo torneo de la temporada local o quedarse con la Copa Argentina.

El plantel viajará en vuelo chárter y llegaría a Buenos Aires las tres de las madrugada del viernes. Luego del partido despedida a Juan Román Riquelme que será este domingo en La Bombonera, cuatro días más tarde Boca Juniors se jugará la punta de su zona en la Copa Libertadores cuando reciba a Monagas. Un empate ante el conjunto venezolano le asegurará el primer puesto.

Por la Liga Profesional, en la venidera fecha, Boca Juniors jugará de local ante Sarmiento de Junín. Aún no se definió el cronograma de los encuentros, pero por ahora la certeza es que deberá conseguir un buen resultado ante el Verde para poder acomodarse en la tabla.

Seguir leyendo:

Guardar

Nuevo

Ver más