La cábala más emotiva: De Paul y Paredes salieron al campo de juego para comer caramelos y terminaron cantando junto a los hinchas

Los mediocampistas no rompieron la tradición de Qatar y pisaron el césped minutos antes del partido frente a Panamá con dulces en sus manos

Guardar

Nuevo

Paredes y De Paul salieron al campo de juego comiendo caramelos

El estadio Monumental se vistió de fiesta para recibir el primer partido de Argentina como campeón del mundo en un amistoso frente a Panamá. La gente llegó desde muy temprano a Núñez para tener un ingreso con tranquilidad y disfrutar de los shows. Al igual que en Qatar, los futbolistas no rompieron con las cábalas que ayudaron para bordar la tercera estrella: Leandro Paredes y Rodrigo De Paul salieron a comer caramelos a la mitad de la cancha.

Apenas pisaron el césped del campo de juego, el público se levantó de sus asientos para ovacionar a los mediocampistas que saludaron con las manos en el aire. Mientras La T y la M sonaba de fondo, los futbolistas comenzaron a comer los dulces y sacaron sus celulares para grabar el impresionante marco para el duelo ante el combinado centroamericano. Minutos más tarde se sumaron Lautaro Martínez, Germán Pezzella, Marcos Acuña y Emiliano Buendía a la mitad de la cancha.

La hinchada inició el clásico canto de “el que no salta, es un inglés” y tanto De Paul como Paredes se sumaron al movimiento. El volante del Atlético de Madrid fue el que más emocionado se mostró al nivel que estuvo al borde de las lágrimas en varios momentos. En los protagonistas predominó el celular en mano para capturar las tribunas del Monumental.

Paredes y De Paul saltaron con el público en su cábala antes del partido

Vale recordar que a Qatar se llevaron 270 bolsas de caramelos Sugus y se guardaron en la concentración para ser distribuidos a lo largo del certamen. Pero a diferencia de la rutina que se comenzó a realizar en el máximo evento del fútbol, hubo una modificación importante: la ausencia de Alejandro Gómez. El Papu era uno de los que solía salir al campo de juego minutos antes del pitazo inicial pero por una lesión en su tobillo no pudo decir presente en la doble fecha internacional.

La costumbre se puso en marcha durante la Copa América 2021, el certamen que le permitió a Argentina cortar la racha de 28 años sin títulos a nivel mayores tras ganarle la final a Brasil en el Maracaná: De Paul, Paredes y Gómez descubrieron que el Emiliano Martínez tenía los dulces y le empezaron a sacar para comerlos en sus habitaciones.

Lo que en principio se parecía mucho a una broma se transformó en cábala a partir de lo que ocurrió antes de jugar ante Ecuador por los cuartos de final, el 4 de julio de 2021 cuando el equipo ganó 3 a 0 con goles de De Paul, Lautaro Martínez y Lionel Messi. Desde entonces, los tres futbolistas se sintieron poco menos que en la obligación de repetir la costumbre que pusieron en práctica en el estadio Olímpico Pedro Ludovico Teixeira de la ciudad de Goiania.

Seguir leyendo:

Guardar

Nuevo

Ver más