El reencuentro entre Darío Benedetto y Diego González en Boca tras una antigua declaración polémica

Se oficializó el regreso del delantero al Xeneize y rápidamente los recuerdos del cruce que tuvieron tiempo atrás aparecieron, pero cualquier diferencia quedó zanjada entre risas en su primer encuentro

En noviembre de 2017, un Boca-Racing se detuvo por una pelea entre los dos futbolistas

El regreso de Darío Benedetto a Boca Juniors generó alegría en todas las personas vinculadas a la institución. Desde dirigentes, hinchas y jugadores del primer plantel celebraron la vuelta de un delantero de primer nivel como es el Pipa. Sin embargo, los focos se concentraron en Diego González al recordar un conflicto que tuvo en pleno partido con el goleador en noviembre de 2017 y la incógnita giró en torno a si todavía existían rencores de las picantes palabras que cruzaron en aquel partido entre el Xeneize y Racing Club.

Luego de que el Pulpo choque con Pablo Pérez, el hoy volante de Newell’s se miró el escudo de la camiseta en forma de grandeza y agigantó aún más el tumulto. Cuando Benedetto y González quedaron cara a cara, el punta tiró una tajante frase: “Si quiero te compro y te pongo a jugar en el patio de mi casa”. El árbitro logró disipar el problema y finalmente la Academia terminó ganando aquel encuentro por 2-1 con goles de Lautaro Martínez y Augusto Solari disputado en la Bombonera.

“Benedetto me dijo que si él quería me compraba y me ponía a jugar en el patio de su casa. Por eso dijimos después que a los jugadores de Boca les faltaba humildad. Me sorprendió lo que dijo porque ya nos habíamos enfrentado varias veces. Él estuvo un año nada más en México, no sé cuánta plata habrá agarrado. Si me decís que era otro jugador con otra trayectoria...”, declaró el mediocampista después de la victoria y cuestionando el accionar de Darío dentro del campo de juego.

La historia que el Pulpo le dedicó a Benedetto después del conflicto
La historia que el Pulpo le dedicó a Benedetto después del conflicto

Pero el tema no finalizó ahí. Pocas horas después del duelo, el Pulpo volvió a la carga con una foto en sus redes sociales y sosteniendo una bandera de Racing con una respuesta a las palabras del delantero de Boca: “¿Y si mejor venís a jugar al patio de mi casa?”. La historia no tuvo más capítulos y quedó como una fricción típica del partido que se extendió poco más. Este jueves, cuando el Pipa visitó la práctica del Xeneize, estuvo el esperado reencuentro que zanjó cualquier tipo de rencilla en el aire.

Según informó ESPN, los dos protagonistas de la novela se lo tomaron a gracia y estallaron de la risa al verse las caras dando por cerrado el conflicto. Rápidamente recordaron el cruce que tuvieron y se fundieron en un abrazo como los compañeros de plantel que de ahora en más son. El tema tuvo su punto final y ambos futbolistas lo tomaron como lo que realmente es: una divertida anécdota del mundo del fútbol.

EL PRIMER DÍA DE BENEDETTO EN BOCA

Darío Benedetto firmó su retorno a Boca Juniors tras su paso por el fútbol europeo: así fue su primer día

SEGUIR LEYENDO: