La historia de Francisco y Juan Manuel, los hermanos Cerúndolo que esperanzan al tenis argentino

El menor, de solo 19 años, fue campeón del ATP de Córdoba este domingo al vencer al español Albert Ramos Viñolas

Los hermanos Francisco y Juan Manuel Cerúndolo (Quique Cano)
Los hermanos Francisco y Juan Manuel Cerúndolo (Quique Cano)

Así como los McEnroe, los Bryan, los Murray o los Sánchez Vicario, la Argentina vuelve a tener dos hermanos que buscan su identidad en el tenis profesional. Francisco, de 22 años, y Juan Manuel Cerúndolo, de 19, comienzan a brillar en el tenis internacional, compartiendo sueños, entrenamiento, giras y disputas cuando toman el comando en juegos en línea. Uno derecho, el mayor, y el otro zurdo, uno pura potencia y el otro más estilista, provienen de una familia de deportistas de élite, en la que hasta su hermana María Constanza destaca por ser integrante de Las Leonas. Juan Manuel dio el gran golpe este domingo al quedarse con el Córdoba Open, tras vencer en tres sets al español Albert Ramos. Una prueba más de su potencial, que ya se va troansformando en una realidad.

Como en cualquier familia, los integrantes podrán ser exitosos, pero la relación entre hermanos puede resultar difícil. “Con Francisco me llevo muy bien, dormimos juntos en el mismo cuarto, viajamos juntos siempre, entrenamos juntos mil veces, compartimos entrenador muchas veces, nos ayudamos entre nosotros y nos damos consejos. La verdad que está muy bueno de poder compartir el circuito con él”, comenta Juanma, como le dicen al menor de la familia. Sin embargo, Fran -como lo conocen en la intimidad-, más asentado en sus 22 años, lo corrige un poco. “Como cualquier hermano, peleamos bastante, mucho más cuando teníamos 10, 14 o 15 años. Peleábamos por cualquier cosa (parece sonreír), por la Play, por el entrenamiento, pero crecimos y esas peleas fueron desapareciendo. Hoy, ya no peleamos”, asegura.

Esa relación se trasladó adentro de una cancha de tenis en cuanto ambos comenzaron a jugarlo. Coinciden en que la ventaja estaba en favor de Francisco al ser mayor, “aunque nunca competimos, yo le ganaba porque era más grande, era irreal esa competencia”. Mientras que Juanma agrega que alguna vez se alegró por haberle ganado un set: “Por ahí, yo era el mejor de Argentina en mi categoría y él no en la suya -cuenta el menor-, pero en esa época esos 3 años de diferencia eran mucha ventaja. No me daba bronca que me ganara, nos peleábamos pero eran esas peleas de hermanos. Ahora, ya terminaron esas peleas, pero la verdad es que nunca nos peleamos fuerte”. Francisco interviene con una sonrisa para recordar que “a veces, tal vez, había alguna puteada en algún entrenamiento. Siempre hemos tenido de puteadas o de que uno entrenaba mal o sin ganas, de eso tuvimos bastante”.

@CordobaOpen
@CordobaOpen

Parece que ni el fútbol es algo perturbador o los separa o es motivo de peleas, con toda la familia hincha de River, comparten los mismos sentimientos, aunque Fran se manifiesta como el más fanático, “fui bastante a la cancha”, dice, hasta que los viajes empezaron a ocupar la mayor parte de su vida.

- ¿Quién de los dos es el preferido de los padres?

- “Creo que ninguno -se apura a decir Juanma-, siempre nos apoyaron por igual”. Pero Francisco se ríe y reconoce que, “al ser el más chico de la casa, él se llevaba algún mimo más de mi mamá”. “Bueno, por ahí soy al que más malcriaron, porque soy el más chico. Siempre me iban a buscar a lo de un amigo, mientras que a mi hermano lo hacían tomar un bondi”, se ríe Juanma.

De todas maneras, “nos educaron por igual -dice el mayor de los Cerúndolo- y nos dieron las mismas oportunidades. Pero bueno (hace una pequeña pausa y vuelve a sonreír), siempre por ser el más chico él tenía un mimo extra y, obvio, siempre algo más rescataba”.

La diferencia de edad y los viajes de uno y otro no les permiten compartir demasiado, aunque en los momentos de descanso, en casa, puede darse la posibilidad de algunos juegos en línea. “Jugamos a la Play, pero no compartimos los mismos juegos y casi no jugamos juntos, porque ahí si él se enoja mucho y no puede jugar conmigo”, dice con un dejo de satisfacción Juan Manuel. Una carcajada de Francisco confirma lo que va a seguir. “Sí, me gana al FIFA (juego de fútbol) porque yo no juego, sólo por eso”, se escuda.

Pero su hermano menor redobla la apuesta: “En la Play sí nos peleamos mucho jugando al FIFA. Ese juego lo hace enojar mucho y a mí me encanta (vuelve a sonreír). Cada uno arma su equipo y él termina muy enojado”.

La familia Cerúndolo (Instagram)
La familia Cerúndolo (Instagram)

Juan Manuel, el menor, dio el gran golpe en el Córdoba Open, su primer torneo ATP, y junto a su hermano Francisco dejaron una marca en el tenis argentino (¿mundial?) como los únicos hermanos que jugaron un mismo ATP, ganaron la primera ronda, ganaron su primer partido de un torneo de esta jerarquía, en el mismo día y con 3 horas de diferencia.

Consultados por Infobae sobre qué significó esto para ellos, el primero en responder fue Juanma, que parece un poco más calculador a la hora de hacer algún comentario: “La verdad es que ni nos damos cuenta. Es como que cada uno tiene su camino, no es que decimos de ir juntos”.

Pero la explicación del hermano mayor le pone un poco de emotividad a este hecho. “Sabíamos que jugaríamos el mismo torneo, pero en diferentes instancias y lo haríamos bien. Y cuando Juanma ganó los tres partidazos de Qualy, se dio que estaríamos en el Main Draw y nos pusimos muy contentos”, se alegraba Francisco.

Lo cierto es que cada uno tiene sus torneos, su ruta, pero demuestran que se ponen contentos por el camino del otro, “nos apoyamos en lo que hace cada uno, pero no pensamos en grupo”, vuelven a coincidir. Tal vez por la diferencia de edad, Francisco sostiene que esto es una gran motivación para los dos, “empezar a ganar partidos, a afianzarnos en este nivel, a competir contra los mejores y eso es una gran motivación. Todo lo que suceda en Córdoba y Buenos Aires va a ser bueno para nosotros, van a ser oportunidades buenísimas que tenemos que aprovechar”.

- ¿Qué es lo mejor que tiene ser hermano de Francisco?

- Que siempre hay alguien que me puede ayudar en muchas cosas, que me da muchos consejos. Siempre tengo alguien con quien entrenar y viajar y poder compartirlo con alguien que es de tu familia, eso es muy bueno.

La vida y sus padres los han puesto en un camino de sacrificios y cosechas, sus caminos todavía permanecen bastante cerca, pero un día, tal vez se crucen y Francisco y Juan Manuel se vean con una red en el medio, como cuando eran chicos.

Seguí leyendo:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS