Doble polémica en River-Rosario Central: del interrogante en la posición de Borré para anotar el gol, al penal mal cobrado

A los 36 minutos el delantero colombiano abrió el marcador a favor del Millonario, pero su posición dejó muchas dudas. En el complemento, Montiel anotó el segundo a través de una pena máxima mal sancionada

Polémica por la posición de Rafael Santos Borré en el gol de River

¿Estaba habilitado Rafael Santos Borré? La duda se disparó inmediatamente después que el jugador colombiano de River empujó la pelota al lado del palo izquierdo del arco que defendía Jorge Broun y celebró así la apertura del marcador en un Estadio Monumental que abrió sus puertas por primera vez para un encuentro oficial luego de las refacciones que se llevaron a cabo.

El árbitro Fernando Rapallini, apoyándose en su asistente, convalidó el gol a los 36 minutos que significó el 1-0 para el Millonario ante Rosario Central. El goleador de 25 años tocó el balón muy cerca de la línea de meta después de que Paulo Díaz le haya ganado la posición a su marcador y haya podido ejecutar la pelota: los árbitros acertaron en dar por válido el tanto.

Más allá de ser una maniobra fina, cuando el defensor de River le gana la pelota al futbolista del Canalla Gastón Ávila, Santos Borré se encuentra en la misma línea que el defensor Joan Mazzaco, quien estaba cerca del córner para dificultarle el lanzamiento a Nicolás De La Cruz.

El delantero que inició su camino en el Deportivo Cali desembarcó en Núñez para mediados del 2017 y ya acumula 47 gritos con esa camiseta en más de 100 partidos. Su último tanto para el Millonario había sido en la Copa Libertadores el pasado 13 de enero: gritó el 2-0 ante Palmeiras en las reñidas semifinales del torneo continental que terminaron con el equipo argentino fuera de competencia.

El penal de River ante Rosario Central

El complemento tuvo su polémica de arranque: el desborde por izquierda de Fabrizio Angileri a los 10 minutos terminó en un penal a favor de River. Joaquín Laso se tiró con el brazo separado de su cuerpo para intentar evitar el centro del lateral Millonario y la pelota pareció pegarle en el brazo, pero hubo un error del juez: no debió haber sancionado penal, ya que la pelota pegó en la zona de la axila y a los fines reglamentarios no se debe considerar infracción por mano o brazo. Esa pena máxima se la apropió Gonzalo Montiel, quien colocó el 2-0 para River.

Tres minutos más tarde, el árbitro principal le mostró la roja directa al lateral Mazzaco por una duro pisotón sobre Nicolás De La Cruz. La falta de hombre de Central se encuadra en el uso de fuerza excesiva y la decisión fue correcta.

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS