La oferta de Boca por Fabricio Bustos que rechazó Independiente

El Xeneize busca un lateral derecho y se fijó en el defensor del Rojo. Cuál es el Plan B que está en la carpeta de Miguel Ángel Russo en caso de no concretarse la operación

Alexandro  Bernabei lucha por la pelota con Fabricio Bustos en el duelo de la Copa Sudamericana que terminó ganando Defensa y Justicia. Foto: REUTERS/Juan Mabromata
Alexandro Bernabei lucha por la pelota con Fabricio Bustos en el duelo de la Copa Sudamericana que terminó ganando Defensa y Justicia. Foto: REUTERS/Juan Mabromata


La novela del verano se escribió entre Avellaneda y La Boca. En un mercado austero, de pocos movimientos, Independiente negocia con Fabricio Bustos la firma del nuevo contrato, que había sido acordado meses atrás, para alejar los rumores de una posible transferencia a Boca.

Como el Rojo no le cumplió lo acordado en la extensión del vínculo (hasta 2022) anunciada en septiembre del año pasado, Juan Román Riquelme se puso en contacto con Pablo Moyano para intentar incorporar al lateral que pasó por la Selección durante el ciclo de Jorge Sampaoli.

Sin embargo, la dirigencia del club desestimó la primera oferta que elevó el Xeneize y pretende solucionar el tema contractual para alejar definitivamente la posibilidad de la salida de un jugador bien considerado por el nuevo cuerpo técnico.

La cifra que ofreció Boca por el defensor se remonta a 1,5 millones de dólares más el importe de la deuda de 600.000, de la misma moneda, que todavía debe por Pablo Pérez, quien pasó de la entidad azul y oro a Independiente en enero de 2019.

Si bien la cláusula de rescisión que figura en el contrato acordado el pasado 1 de septiembre es de 20 millones de dólares, el club de Avellaneda aceptaría en este contexto transferir a Bustos en cuatro millones, un número lejano a la propuesta del Xeneize. En este contexto, desde los pasillos de La Bombonera analizan la posibilidad de mejorar la oferta, aunque se estima que la nueva cifra rondaría en una suma cercana a los 2 millones de la moneda norteamericana.

Si la incorporación de Bustos no se concreta, crecerían las chances de Nahuel Tenaglia, de 24 años, lateral de Talleres de Córdoba de muy buen rendimiento en el equipo cordobés en la última temporada.

La otra novedad en el Rojo se ampara en la presencia del delantero Sebastián Palacios, quien ya se entrena junto al plantel luego de su préstamo en Newell’s. El tucumano será tenido en cuenta por Julio Falcioni pero todavía no está convencido de quedarse en el equipo y evaluará las posibles ofertas que lleguen del exterior.

Por su parte, Boca volvió al trabajo en el predio que el club tiene en Ezeiza de cara a una pretemporada intensa que contará con jornadas en doble turno ante la cargada agenda que tiene el equipo el próximo semestre.

El conjunto de Miguel Russo tiene por delante el comienzo de la nueva Copa Diego Maradona a mediados de febrero; el partido ante Claypole por la Copa Argentina con fecha a confirmar; y la Copa Libertadores 2021 que comenzará en abril.

En este contexto, el plantel se realizó los hisopados de rigor y mantiene los protocolos que incluyen medidas como no bañarse en los vestuarios compartidos, comida en viandas y poco contacto entre los futbolistas hasta que se conozca el resultado de los testeos.

El plantel que dirige Miguel Russo realizó tareas físicas livianas sin la presencia del defensor peruano Carlos Zambrano, quien no podrá viajar desde Lima hasta que obtenga el permiso sanitario, motivo por el cual se entrena con el cuerpo técnico del seleccionado incaico.

Tal cual se esperaba, participaron de la primera práctica el volante Agustín Almendra y el atacante Cristian Pavón, jugadores del club y caras nuevas respecto del plantel que ganó la Copa Diego Maradona.

En cuanto a los lesionados, Diego Pulpo González se recupera tras su operación en un tobillo, y Ramón Wanchope Ábila trabajará diferenciado tras una intervención quirúrgica.

Por el lado de las posibles incorporaciones, la prioridad es la llegada de Marcos Rojo: Boca tiene listo un contrato por tres años para el lateral y marcador central, de 30 años, a punto de desvincularse del Manchester United. El ex Estudiantes concluirá en este semestre su contrato con el club inglés, que accedería a liberarlo el 31 de enero.

Riquelme fue el encargado de tratar directamente con Rojo, quien le confirmó a sus allegados que jugará en Boca porque ése es su deseo, a pesar de la presión de Verón.

Sin entrar en polémicas, Rojo -quien se entrena en solitario desde hace meses para alcanzar una buena condición física- se mantendrá en silencio hasta que se concrete su incorporación a Boca de cara a la intensa temporada que le espera al equipo xeneize, señalaron sus allegados.

En cuanto a salidas, Boca no recibió ofertas aún por sus jugadores en este mercado de pases, aunque trascendió que Lanús estaría interesado en incorporar a préstamo al cordobés Gonzalo Maroni, quien tuvo sus chances en varios partidos -tanto por la Copa Libertadores como en el torneo local- y no conformó al cuerpo técnico xeneize.

SEGUÍ LEYENDO

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS