Carolina Birizamberri, la goleadora que tiene tatuado un lema de Marcelo Gallardo y que sueña con llevar a River a la gloria ante Boca

La uruguaya es la máxima artillera del torneo femenino y ya palpita la final ante el clásico rival. “Con esta camiseta tenés que dejar la vida siempre”, asegura, mientras alimenta su ilusión de jugar algún día en el Monumental

La uruguaya Carolina Birizamberri juega en River y es la goleadora del torneo femenino (Prensa River)
La uruguaya Carolina Birizamberri juega en River y es la goleadora del torneo femenino (Prensa River)

El 24 de septiembre de 2019, Boca y River jugaron el primer Superclásico femenino de la era profesional. Aquel día, las locales se quedaron con una contundente victoria por 5-0 en la Bombonera y dejaron a las Millonarias con una sed de revancha que recién podrán saciar el próximo martes, cuando los dos equipos vuelvan a verse las caras en la final del Torneo Transición.

“No nos quedó ninguna espina de aquel partido”, asegura Carolina Birizamberri, la goleadora del torneo. La delantera uruguaya estuvo en cancha el día de la dura goleada y será una de las cartas ganadoras que presentará el conjunto de Núñez en la gran definición que se disputará en el estadio de Vélez. “Esa vez no jugamos un buen partido y los errores se pagan caros, pero creo que ya revertimos ese error y que mejoramos muchísimo nuestro estilo de juego”, se ilusiona la nacida en Montevideo de cara al nuevo duelo ante las Gladiadoras.

“Creer” es la palabra que Birizamberri lleva tatuada en su brazo izquierdo. Debajo, la fecha 9/12/18. Fanática de River, la futbolista decidió grabar en su piel ese lema que suele repetir Marcelo Gallardo y la fecha de la conquista de aquella Copa Libertadores masculina ante Boca en Madrid, el título más importante de la historia del club. Al Muñeco se lo cruzó alguna vez en los pasillos del Monumental y hasta pudo sacarse una foto con él. “Es uno de los mejores técnicos del mundo y ojalá siga por mucho tiempo más en River”, deseó en diálogo con Infobae.

La delantera tiene tatuada la palabra "Creer" y la fecha en la que River le ganó a Boca la final en Madrid (Prensa River)
La delantera tiene tatuada la palabra "Creer" y la fecha en la que River le ganó a Boca la final en Madrid (Prensa River)

Carolina se enamoró de la pelota cuando tenía tres años. Al principio acompañaba a su hermano a las clases de fútbol en el barrio La Teja, pero luego él dejó. Ella siguió y siempre contó con el apoyo de su familia para desempeñarse en un deporte que muchos veían (y aún ven) como algo reservado solo para los hombres. Como muchas de su generación (tiene 25 años), pasó sus primeros años jugando en equipos de varones.

Su lugar dentro de la cancha siempre estuvo en el ataque. Aunque durante mucho tiempo jugó como delantera, hoy se tira algunos metros más atrás y arranca desde el mediocampo. Eso no le impide ser una jugadora temible cerca del área, sus nueve goles en el actual torneo así lo confirman.

Cerro, Bella Vista, Nacional y River Plate de Montevideo fueron algunos de los clubes en los que dejó una huella con su talento y su amor por el gol. Desde su precoz debut en primera división a los 13 años, nunca paró de romper redes. Su habilidad y mentalidad ganadora fueron las cualidades que la llevaron a vestir la camiseta de la selección uruguaya.

En 2016, Birizamberri decidió que era tiempo de dar un salto y un representante le consiguió una prueba en Argentina. ¿El club? River. “Yo ya miraba mucho fútbol, pero no era fanática como lo soy ahora. Esta es mi segunda casa, acá soy feliz y disfruto mucho de vestir la camiseta del equipo más grande de Argentina”, destaca la jugadora, cuyo profundo amor por el Millonario se advierte en cada posteo que hace en sus redes sociales.

El gol de Carolina Birizamberri en la semifinal en la que River venció a UAI Urquiza


Los éxitos con el conjunto Millonario no tardaron en llegar. En su primer año en el club, también con Daniel Reyes como DT, salió campeona de la temporada 2016-2017 y fue la goleadora. Tiempo después, decidió probar suerte en el exterior con un paso por el CD Parquesol de España, aunque pronto regresó al club de sus amores. La profesionalización de la primera división y la jerarquización del fútbol femenino le permitieron firmar un contrato y volver a ilusionarse con celebrar un título con la Banda.

Tras una gran actuación -con golazo incluido- en la semifinal ante UAI Urquiza, Carolina es consciente de que el próximo martes tendrá una oportunidad inigualable. “Los partidos con Boca, sea en una final o en un clásico, son los que más disfruto. Es algo hermoso y lo que toda jugadora quiere vivir. Las expectativas siempre son altas y con esta camiseta tenés que salir a dejar la vida. Siempre buscaremos el triunfo y darle una alegría a nuestra gente, para eso estamos trabajando”, sostuvo.

Aunque pone lo colectivo por sobre lo personal, la uruguaya considera que terminar como goleadora del torneo sería “un mimo” importante. También apuesta a tener un buen desempeño en la próxima Copa Libertadores 2020 que se disputará el próximo mes de marzo en la Argentina. “Ahora solo pensamos en la final, después tendremos descanso y luego ya nos enfocaremos en la Libertadores, que será una linda experiencia”, señaló.

Para Carolina, la profesionalización del fútbol femenino y los contratos han elevado el bienestar de las jugadoras. También cree que la televisación de los partidos ha ayudado mucho en la visibilización de la disciplina. Sin embargo, no se queda con eso y va por más: se ilusiona con que el equipo pueda comenzar a jugar en el estadio principal. “Mi sueño es jugar en el Monumental con los hinchas de River. Sería una experiencia que nunca olvidaría, ojalá pueda cumplirlo”, expresó con esperanza.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: