El Pipa fue consultado por el partido de vuelta de la semifinal de la Libertadores

A menos de cinco días de lo que será el partido que defina la llave entre Boca y River por Copa Libertadores, no solo los medios argentinos apuntan sus miradas al cotejo que dará al primer finalista del certamen continental, sino que todo el mundo del fútbol también estará pendiente de lo que ocurra el martes en la Bombonera. Es así que en Francia aprovecharon la conferencia brindada por Darío Benedetto para consultarle sobre el próximo Superclásico.

Primero hay que ver si me puedo despertar porque juega a la madrugada de acá de Marsella. No sé bien si es a las dos o tres de la mañana y al otro día tengo que levantarme temprano para entrenar, pero lo más seguro es que lo vea”, fue la primera frase que soltó el Pipa acerca de si verá el partido. Una respuesta que si bien se intuye que fue políticamente correcta debido a que actualmente viste la camiseta del Olympique de Marsella, no dejó de sorprender a los hinchas del Xeneize.

Sin embargo, luego el delantero de 29 años demostró su confianza para con sus ex compañeros y el equipo dirigido por Gustavo Alfaro: “Después confío plenamente en Boca, sé que van a dar todo para tratar de dar vuelta el partido. Estamos de local con nuestra gente, y bueno, ojalá que les vaya bien. Desde acá vamos a estar apoyando para que salga todo bien”.

Benedetto fue uno de los protagonistas que perdieron la Superfinal de 2018 disputada en Madrid (Foto EFE)
Benedetto fue uno de los protagonistas que perdieron la Superfinal de 2018 disputada en Madrid (Foto EFE)

Cabe recordar que tras ser uno de los protagonistas que perdieron la Superfinal de 2018 en Madrid, Benedetto se quedó seis meses más en la institución de la ribera hasta que en este último mercado de pases de invierno tomó la decisión de marcharse al fútbol europeo. El ex Arsenal de Sarandí fue adquirido por el elenco francés por una suma de 16 millones de dólares. Desde su arribo en agosto, el Pipa acumula nueve partidos y cinco goles convertidos con la casaca de Los Olímpicos.

El centrodelantero también detalló cómo es su adaptación en el país galo: “Me siento feliz acá, tomo clases de francés dos veces por semana, es complicado, pero estoy empezando a entender, hablo mucho con personas que hablan español, puedo hacerme entender”. Y comentó las diferencias entre el fútbol argentino y el francés. “Es diferente de lo que podemos ver en Argentina, es mucho más rápido, más intenso, ha sido un comienzo difícil, pero estoy feliz de haber anotado goles”, concluyó.

Seguí leyendo: