Lionel Messi abrió hoy el marcador del partido entre Argentina y Nigeria en San Petesburgo que entonces alimentó la ilusión de la Selección de lograr la clasificación a los octavos de final del Mundial de Rusia 2018.

La Pulga abrió el marcador a los 13 minutos de juego tras un exquisito pase de Éver Banega desde atrás de la mitad de la cancha, amortiguó el pase con el muslo y definió con un derechazo cruzado ante el arquero Francis Uzoho y tras ganarle en la carrera a su marcador Kenneth Omeruo.

El gol provocó el desahogo de muchos en Argentina. De Messi, en primera instancia y luego de una semana de crisis interna en la delegación nacional, que corrió hacia el banderín del córner derecho, esperó allí a sus compañeros y tras su celebración intercambió comentarios del juego con Enzo Pérez.

Lionel Messi (AP)
Lionel Messi (AP)

De Jorge Sampaoli, que gritó el gol con el alma y levantó sus brazos mientras la euforia se apoderaba de él.

De Diego Armando Maradona, quien, ubicado en uno de los palcos del estadio Arena Zenit de San Petesburgo, cruzó sus brazos sobre su pecho, levantó la mirada al cielo y en su labios se leyó: "Gracias, Dios".

Y de los hinchas que acompañaron a la Selección, que hicieron tronar el estadio, que se abrazaron, gritaron, lloraron y, como Diego, miraban al cielo.

(AP)
(AP)

El de hoy fue el 17° partido de Lionel Messi en Mundiales y su 6° gol en el máximo torneo de la FIFA. El total acumulado del rosarino desde su debut en el equipo nacional, ocurrido el 17 de agosto de 2005, es de 65 goles convertidos en 127 partidos.

SEGUÍ LEYENDO EN INFOBAE DEPORTES