(video por Thomas Khazki)

"Bienvenidos a Marcona", "Gracias por venir", "Es buenazo que estén aquí", vociferaban los habitantes de la humilde ciudad de San Juan de Marcona, al ver que un medio de prensa se acercaba a ellos. Los gritos y aplausos se acrecentaban con cada vehículo que llegaba al campamento.

Miles de fanáticos de distintas partes de Sudamérica se aglomeraron al costado de la ruta. Los fuertes vientos, y la arena que sobrevolaba en la zona, no detuvieron las ansias de los espectadores, los cuales alentaron en todo momento.

"El Dakar nos parece una experiencia increíble. Es facinante que estén aca en Perú", aseguró uno de los aficionados que aguardaba por la llegada de Carlo Vellutino, el número 74 de la categoría motos.

Todos estaban en las puertas de la base naval de la "Capital del Hierro", un grupo de colombianos siguiendo a su competidor favorito, Nicolas Robledo, otro de chilenos que apuestan al buen rendimiento de Ignacio Casale, una familia argentina que viaja con el Dakar para seguir el desempeño de Carlos Alejandro Verza, y cientos de peruanos felices de que la competencia haya vuelto a su país. 

Sin embargo, quienes se mostraron más contentos por el regreso del Rally Dakar a Perú fueron los residentes de San Juan de Marcona, ya que ven en la competencia un motivo para que la gente visite su ciudad, y así se lo explicaron a la prensa.

"Esta tierra los va a tratar muy bien. Queremos que siempre haya este tipo de eventos aquí, es un orgullo que transiten por estas tierras peruanas y que los corredores se lleven un bonito recuerdo de Perú. ¡Bienvenidos a Marcona!", exclamó una de las seguidoras de la competencia.

"Claro que me gusta que hayan regresado a nuestro país, aquí tienen muchas dunas", aseguraba una señora que estuvo más de seis horas debajo del sol en plena ruta. No parecía importarle el calor ni las ráfagas de arena, que hacían cerrar los ojos a más de uno; ella esbozaba emoción y felicidad por ver su ciudad repleta de gente.

Con una accidentada tercera etapa llegando a su fin, con las impactantes imágenes del auto de Alicia Reina incendiándose como protagonistas, los competidores continúan llegando al campamento para chequear sus vehículos, darse una ducha relajante y comenzar a planear el próximo trazado, el cual será en los alrededores de esta pequeña y acogedora ciudad: San Juan de Marcona.

 

LEA MÁS: