Sampaio, de 37 años, está considerado uno de los mejores tres árbitros de Brasil (Foto: REUTERS/Sergio Moraes)
Sampaio, de 37 años, está considerado uno de los mejores tres árbitros de Brasil (Foto: REUTERS/Sergio Moraes)

Wilton Pereira Sampaio, brasileño, de 37 años, árbitro FIFA desde 2013, fue el nominado para conducir la segunda semifinal de Copa Libertadores entre Boca y River. Lo acompañarán como jueces asistentes sus compatriotas Fabricio Vilarinho y Rodrigo Correa; mientras que el cuarto será el peruano Víctor Hugo Carrillo.

Como novedad: en el VAR habrá tres argentinos; Mauro Vigliano, acompañado por Fernando Rapallini y Hernán Maidana. Históricamente, ni la FIFA ni la Confederación Sudamericana designaron un árbitro de la misma nacionalidad de uno de los equipos que disputará la definición con el ganador del Superclásico: el otro finalista saldrá del cruce entre Flamengo y Gremio.

¿Este tipo de designaciones están prohibidas? No como algo de fondo, pero sí de forma. ¿Las razones? Aislar las suspicacias futuras. Otra novedad: las designaciones de los árbitros de la Asistencia Arbitral por Video (que tanta controversia ha generado a nivel Conmebol). Universalmente están a cargo de representantes neutrales, en esta oportunidad, otro “invento”: serán locales. ¿Por qué no es aconsejable? Soslaya la responsabilidad que acarrearía una decisión que defina el resultado, un compromiso que se debe evitar.

Pero esta disposición ya fue tomada por la Comisión presidida por el brasileño Wilson Seneme. Wilton Sampaio es un juez con experiencia, serio en su accionar, un ortodoxo a la hora de aplicar las reglas; a su perfil habrá que asociarle su entrega física como mayor fortaleza. Si el juego se desarrolla con una presión constante y planteado desde lo físico -algo muy probable por el contexto y el resultado de la ida; el 2-0 en favor de River-, estará en deuda porque exhibe dudas en las áreas y acompañará sus determinaciones con un decálogo de tarjetas, que condicionará al equipo ganador para la final. En cambio, si el planteo general pasa por lo lúdico y técnico, quizá logre pasar inadvertido.

Sampaio ya tiene experiencia en encuentros donde participaron los dos equipos. En el balance, ambos conjuntos jamás conocieron la derrota cuando los dirigió. No es ningún secreto la preocupación por la forma en que se está aplicando el VAR; el protagonismo que está asumiendo la herramienta, quitándoles la libertad a los árbitros a la hora de procesar la información sobre los hechos subjetivos.

Sampaio fue el árbitro de Argentina-Paraguay, en la fase de grupos de la Copa América de Brasil (Foto: REUTERS/Washington Alves)
Sampaio fue el árbitro de Argentina-Paraguay, en la fase de grupos de la Copa América de Brasil (Foto: REUTERS/Washington Alves)

La Asistencia Arbitral por Video es una herramienta fundamental para hechos objetivos no observados, es decir, “errores claros, obvios y manifiestos” o "un incidente grave inadvertido en relación con:

A) gol/no gol

B) penal/no penal

C) tarjeta roja directa (no así la segunda tarjeta amarilla/amonestación)

D) confusión de identidad".

En el control del VAR estará Mauro Vigliano, uno de los mejores 15 del mundo para asistir a los jueces con la tecnología. Esperemos que, en esta oportunidad, solo sea un comunicador de hechos objetivos y precisos.

SEGUÍ LEYENDO: