Hace un par de años la historia se hizo conocida por su entrevista con Infobae. Pero ahora Andrea Prodan brindó más detalles de su relato ficticio durante el Mundial 90 para una publicidad argentina.

"Lo inventé yo, fue una improvisación tan redonda que la usaron", empezó a contar el hermano menor de Luca, líder de la banda de rock nacional Sumo que fue furor en los años 80.

Buscando la casa donde había vivido el famoso Luca, un fanático golpeó la puerta del domicilio de Andrea. Le comentó que trabajaba en publicidad y cuando se enteró de que era actor, le preguntó si le interesaba participar de un comercial. Aunque algo reacio, el Prodan menor recibió su tarjeta. Al tiempo lo llamó porque "era copado" y surgió la idea del relato en italiano durante la tanda de penales en las semifinales de la Copa del Mundo en Italia 1990 para la cervecería Quilmes.

"Me dieron el guión y tenía imperfecciones, no parecía italiano. Les dije que había que modificarlo para hacerlo bien y aceptaron", reveló Andrea en el programa El que abandona no tiene premio (Radio Club 947). Inspirado en el famoso relator italiano Bruno Pizzul, lanzó la frase "siamo fuori della copa. Un giorno tristísimo", el corte se editó, recibió su cheque por la tarea realizada y se fue contento. A la semana lo estaban llamando de todos lados.

Andrea, nacido en Roma, dijo entre risas: "Traicioné a Italia, los re cagué".

Durante mucho tiempo la gente creyó que se trataba de un relato en vivo de la televisión italiana, incluso hasta ahora. "Era para cagarse de risa, terminó siendo un engaño. Las cosas buenas pasan cuando nacen en un chiste. Si lo hubiera registrado…", se lamentó el ahora cantante que da shows en Buenos Aires y asegura ser hincha de Gimnasia y Esgrima de Jujuy (en Italia es de la Roma), pese a que lo intentaron hacer de Boca y River.

Luca Prodan interpretando -y cambiando la letra para incluir a Chacarita- la canción "Yo quiero a mi bandera" en el programa Feliz Domingo

En cuanto a Luca, su hermano afirmó sin dudar: "Era hincha de Chacarita. Quizás porque le gustaba el nombre". Lo que no recuerda es por quién hinchaba la leyenda del rock nacional en su país de origen: "Es la pregunta que le haría si estuviera vivo, si era de la Juventus o el Inter".

SEGUÍ LEYENDO